Actualizado: 20/01/2022 14:54
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Brasil: Elecciones

Lula en la balanza

Si es cierto que el líder histórico del PT tiene más posibilidades de ganar, quien le dé tregua no dormirá a partir del 1 de enero en el Palácio da Alvorada.

Enviar Imprimir

Difícilmente en 1988 imaginó Luiz Inácio Lula da Silva que su lucha desde la cámara de diputados por instaurar la segunda vuelta en las elecciones presidenciales le podría impedir llegar al poder 18 años más tarde.

Si lo anterior no es más que una de las ironías de la historia, no hay duda que Lula confió en las encuestas que lo dieron como victorioso en una primera vuelta, para lo que necesitaba el 50 por ciento más uno de los votos.

Luego de la primera consulta, inmediatamente Lula decidió asistir al primer debate cara a cara con su opositor —nunca antes en Brasil un candidato a la reelección acudió a un debate televisivo—, el médico Geraldo Alckmin, uno de los líderes más conservadores del Partido Social Demócrata, quien resultó crecido con su triunfo en el duelo televisivo.

Sin embargo, según reveló este miércoles una encuesta realizada por Datafolha a las 48 horas del debate del domingo, el presidente brasileño y candidato a la reelección amplió la ventaja sobre su adversario. Los datos indican que ganaría con el 56% de los votos válidos, frente al 44% que obtendría Alckmin.

La carrera por el Planalto no conocerá reticencias ni escatimará esfuerzos. Si es cierto que el líder histórico del Partido de los Trabajadores parece tener las mayores posibilidades de ganar, todos piensan que el que dé tregua no dormirá a partir del 1 de enero próximo en el Palácio da Alvorada, la espléndida obra con que Oscar Niemeyer inauguró su diseño de Brasilia.

Sería pecar de parcialidad si no se mencionan algunos logros de Lula, proceso que comienza a implementarse luego del "baño de realidad" que se dio el ejecutivo a partir de su primer año. Si la gestión político-económica y la agenda de reformas son consistentes, no están "exentas de vulnerabilidades y de una coalición muy amplia pero heterogénea, inestable y difícil de sostener", asegura el sociólogo argentino Vicente Palermo.

Con independencia de las alianzas, en el último cuatrienio el Producto Interno Bruto mostró saldos favorables y, entre otros parámetros, las exportaciones crecieron, lo que incidió en la reducción del desempleo. A pesar de la decisión de pagar su deuda con el FMI, el monto de las reservas internacionales arribaba a 53.800 millones de dólares a principios de 2006.

En el mismo sentido, las presiones inflacionarias disminuyeron y la flexibilización de la política monetaria provocará un círculo virtuoso de reducciones graduales de la tasa de interés, aumento de la inversión y expansión del PIB, profetizaba hace unos meses, y con hartas razones, el prestigioso economista venezolano Germán Ríos.

El incremento del salario mínimo, la reducción relativa de la pobreza y las reformas en áreas como educación, dicen bien de la agenda oficialista.

Otro horizonte de reflexión

Las reflexiones sobre el mandato de Lula se suelen enquistar en lo que ha hecho, que en realidad no es despreciable. A las meditaciones debería añadirse, sin embargo, lo que prometió y no llevó a cabo, binomio que permite deslindar con mejor perspectiva el origen de la segunda ronda electoral.

El director de Ciencia Política de la Universidad del Desarrollo, Gonzalo Müller, anota un incumplimiento capital: "Los múltiples casos de corrupción que han teñido el gobierno de Lula son los mismos males que el juró combatir". Esto "ha provocado que un débil y poco carismático candidato de oposición como Alckmin le arrebatara la mayoría absoluta y lo haya arrastrado a una definición en segunda vuelta", precisa el catedrático.

A pesar de que fueron las zonas más pobres de la geografía brasileña las que esta vez volvieron a poner su esperanza en el otrora dirigente sindical, en 2003, con un año de mandato, el cardenal Paulo Evaristo Arns reprochaba desde el diario O Globo que el presidente todavía no ejecutaba el programa Hambre Cero que le dio notoriedad en el mundo. Arns constituye un referente en la iglesia progresista brasileña.


« Anterior12Siguiente »