Actualizado: 18/10/2019 17:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

¿Pegarle un susto a Chávez?

El gobernador de Zulia, Manuel Rosales, opta a la presidencia del país y arranca la carrera con el 35% de intención de voto.

Enviar Imprimir

Es previsible que, en los próximos meses, se pongan aún más en evidencia las maniobras populistas de última hora de Chávez para garantizar su reelección, ya que ha prometido "profundizar" el socialismo en Venezuela.

Sin embargo, el camino para la reelección puede no resultar tan fácil para Chávez. Aunque en sus orígenes Rosales procede del partido Acción Democrática (AD), con casi ningún prestigio ante el electorado venezolano, con el tiempo ha logrado deslastrarse de las ataduras partidistas y en los últimos seis años se ha consolidado como una figura con peso propio, al que le asiste la ventaja de ser un gobernador popular en su región, que es a la vez el estado más rico, el más populoso y el más intransigentemente antichavista de Venezuela.

Muchos expertos piensan que con suficientes recursos, una campaña electoral inteligente y una maquinaria de apoyo, Rosales podría poner en jaque a Chávez en los próximos tres meses y medio que quedan antes de las elecciones presidenciales de diciembre. "Chávez tiene mucho por donde ser atacado, y Rosales tiene mucho que mostrar porque tiene una obra de gobierno", según un analista venezolano.

La ley y la trampa

Pero no se puede olvidar que Chávez tiene el control del Consejo Nacional Electoral (CNE), que supuestamente debe servir como árbitro en las elecciones. Ya el CNE aprobó que se utilizaran en los próximos comicios las máquinas captahuellas, un factor que propicia la abstención, pues los ciudadanos no comprenden por qué deben ser sometidos a una práctica normalmente utilizada para catalogar a los delincuentes.

Uno de los rectores del CNE, Vicente Díaz, aseguró que la instancia que representa no tiene argumentos legales para obligar a ningún elector a utilizar las máquinas captahuellas el próximo 3 de diciembre. Díaz insistió en que la Ley del Sufragio sólo exige tener cédula, ser mayor de edad y estar debidamente registrado en el cuaderno de votación para ejercer el derecho al voto, "nada más". Pero Díaz es una voz aislada en el seno del CNE, controlado por elementos chavistas.

La clave para que Rosales pueda presentar batalla frente a Chávez es la unidad de las fuerzas opositoras. Por ejemplo, surgieron algunas divisiones en la directiva de la organización Primero Justicia, lo que dio lugar a un titular de Granma: "Entorno electoral venezolano muestra fisuras en grupo opositor".

En la misma nota, el diario oficialista cubano hacía gala de su triunfalismo habitual: "Tras presentar su candidatura ante el Consejo Nacional Electoral, el estadista (Chávez) anunció la llegada de un verdadero huracán bolivariano al proceso electoral, con la responsabilidad de asumir una vez más la función de candidato del pueblo y de la Revolución Bolivariana. El Jefe de Estado, quien prometió profundizar el carácter socialista de su gobierno de ser reelecto en los comicios del próximo 3 de diciembre, cuenta con el apoyo de los partidos Patria Para Todos, Podemos y Comunista, entre otros".

La tarea que espera al gobernador Rosales resulta titánica, pero si logra galvanizar el descontento popular en las próximas semanas, Chávez podría llevarse un buen susto.


« Anterior12Siguiente »