Actualizado: 23/09/2019 16:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

Comenzó la batalla

La oposición gana terreno y los partidarios de Chávez responden como mejor saben: agrediendo.

Enviar Imprimir

El gobernador de Zulia, Manuel Rosales, candidato a la presidencia en representación de los principales partidos de la oposición, ha decidido dar la batalla contra Hugo Chávez en su propio terreno: los barrios pobres de Caracas, lo cual ha provocado el nerviosismo del mandatario venezolano.

El pasado 7 de septiembre, la comitiva de Rosales fue atacada en el barrio popular de Catia, uno de esos cerros llenos de chabolas que rodean la capital. El gobernador no se dejó intimidar y de inmediato convocó una conferencia de prensa y pidió al presidente y aspirante a la reelección, Hugo Chávez, "definirse" y aclarar si desea su desaparición.

"¡Qué se defina! ¿Quiere silenciarme, desaparecerme?", dijo Rosales tras haber sido víctima de lo que definió como "una emboscada" tendida por "un grupo armado del Gobierno". Señaló, asimismo, que un grupo de efectivos de la Guardia Nacional (GN, policía militarizada) presenció el ataque pasivamente, por lo que exhortó a Chávez a ganarle "voto a voto, sin esconderse en los pantalones de los militares".

El candidato unitario de la oposición venezolana visitó al día siguiente el gigantesco barrio popular de Petare, el más violento de Caracas, como una demostración de que no se dejaría intimidar por los seguidores de Chávez, que forman una especie de "brigada de reacción rápida", vestidos con camisas rojas.

Según describió una agencia internacional de noticias, "desde la colina más elevada de los cerros saturados de viviendas precarias, el socialdemócrata Rosales descendió en un baño de pueblo por un laberinto de caminos estrechos, con la consigna mayor de su campaña, "¡Atrévete, atrévete!", entre carteles políticos que rezaban "izquierda democrática".

Rosales fue también a ese barrio para cuestionar al gobierno de Chávez —quien busca su reelección en diciembre, tras casi ocho años en el poder— por la violencia que sacude el país: ''Voy a acabar con el hampa sin dividir a los venezolanos, sino con una política de Estado que este gobierno no ha tenido'', dijo. ''En siete años de gobierno [de Hugo Chávez] van más de 3.500 muertos, sólo en lo que va de año van 400 muertos en el municipio Sucre", del cual Petare es el más populoso. "Estamos de rodillas ante el hampa y no pasa nada'', rezaban los carteles de la propaganda opositora.

La respuesta oficial

Ante la arremetida de Rosales, el presidente Hugo Chávez organizó un mitin en Maracaibo (Zulia) para proponer a sus seguidores revocar el mandato del gobernador del estado petrolero, su principal adversario en las elecciones presidenciales del próximo diciembre.

La prensa venezolana no pasó por alto que Chávez tuvo que escoger un local cerrado, el Palacio de los Eventos, para celebrar este mitin, y los organizadores tuvieron que movilizar a personas de localidades cercanas para conseguir concentrar un auditorio de poco más de 3.000 personas.

La Constitución establece la posibilidad de celebrar referendos revocatorios de los cargos de elección popular a partir de la mitad del período, de cuatro años en el caso de los gobernadores, que puede activarse con las firmas de al menos el 20 por ciento de los votantes inscritos en el padrón electoral. Las últimas elecciones regionales se celebraron el 31 de octubre de 2004, por lo que los gobernadores venezolanos pueden ser sometidos a referendo a partir del próximo 31 de octubre.

Analistas políticos venezolanos consideran lejanas las probabilidades de que los seguidores de Chávez consigan las firmas suficientes para convocar el revocatorio contra Rosales, pero estiman que es una muestra de que el nerviosismo se va apoderando de las huestes "bolivarianas".

Lo cierto es que según varias empresas que realizan encuestas, en las últimas semanas Chávez ha perdido 8 puntos porcentuales y que el abstencionismo es más evidente en las filas del chavismo, debido al discurso repetitivo del mandatario venezolano. A los venezolanos también les sobran razones para andar preocupados con el sesgo que toman los acontecimientos y los planes de Chávez para el futuro.


« Anterior12Siguiente »