Actualizado: 01/06/2020 20:01
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Cumbre Iberoamericana

Salamanca por dentro

La Habana canta victoria, Iberoamérica evade criticar a Castro y la disidencia interna habla de 'omisión inmoral'.

Enviar Imprimir

Por primera vez en 15 años, la representación de La Habana a una Cumbre Iberoamericana estuvo limitada a la figura del ministro de Relaciones Exteriores. Esto no sólo rebajó a la mínima expresión la participación oficial cubana, sino que convirtió a su delegación en la de más bajo nivel entre las asistentes.

Los países afectados por el huracán Stan (Guatemala y El Salvador) y los que alegaron "razones internas" (Nicaragua y Ecuador) enviaron a sus respectivos vicepresidentes.

Sin embargo, como ya es tradicional, Cuba y Fidel Castro se convirtieron en los temas estrella de la XV Cumbre. Desde la incertidumbre sobre la asistencia del gobernante cubano hasta la "guerra semántica" desatada en torno a la denominación del embargo de Estados Unidos.

"El debate lingüístico me parece un poco irreal, porque lo que se ha hecho es reiterar un lenguaje habitual en Naciones Unidas", dijo en una rueda de prensa el presidente chileno Ricardo Lagos.

Fuentes diplomáticas españolas opinaron de igual manera, aunque el texto definitivo del comunicado especial matizó el término "bloqueo", agregando los apellidos de "económico, comercial y financiero", para evitar confusiones en torno a "otro tipo de bloqueos", como los marítimos o militares.

No obstante, no son pocos los que consideran que cada término implica una connotación diferente, tanto práctica como política.

"Bloquear es una cosa y embargar, otra", explicó el economista Tomás Muñoz, miembro de la Unión Liberal Cubana.

"Si Cuba estuviera bloqueada, no podría entrar ni salir nada, y esa no es la realidad: Cuba puede comerciar con 224 países del mercado mundial, y además ha comprado más de mil millones de dólares en alimentos a EE UU", argumentó.

Muñoz agregó: "el embargo es parcial y es un asunto entre Estados Unidos y Cuba, aunque yo no necesariamente esté a favor, porque no ha funcionado en casi 50 años".

También están quienes opinan que la discusión no debe ni plantearse.

"No voy a entrar en esa disquisición sobre si es embargo o bloqueo", dijo desde La Habana el opositor Oswaldo Payá Sardiñas, consultado por Encuentro en la Red.

"No tiene sentido. Para nosotros lo más importante es que una vez más se vuelve a excluir al pueblo de Cuba", denunció el líder del Movimiento Cristiano Liberación.

Payá criticó que haya resoluciones "para satisfacer al gobierno cubano y no al pueblo cubano" y censuró que se "silencie" la situación de los presos, "justo en el momento en que hay una represión feroz".

"Hay una actitud de desprecio hacia el pueblo cubano, una omisión inmoral", sentenció.


« Anterior123Siguiente »