Actualizado: 03/07/2020 15:57
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Cumbre Iberoamericana

Salamanca por dentro

La Habana canta victoria, Iberoamérica evade criticar a Castro y la disidencia interna habla de 'omisión inmoral'.

Enviar Imprimir

Uribe, el otro vencedor

Los jefes de Estado y de Gobierno apoyaron también "las gestiones para lograr la extradición o llevar ante la justicia al responsable del atentado terrorista a un avión de Cubana de Aviación en octubre de 1976". Analistas consultados apuntaron que la declaración defiende la extradición, pero deja abierta una vía para que el anticastrista Luis Posada Carriles sea enjuiciado en Estados Unidos o en cualquier otro país, lo que no significa un "derecho de privilegio" para Venezuela.

A pesar de la insistencia de La Habana para que se aprobase una declaración contra el terrorismo, los representantes de Cuba y Venezuela se opusieron a que un comunicado especial sobre Colombia calificara de "ilegales" y "terroristas" a los miembros de las FARC.

El presidente colombiano Álvaro Uribe intentó restar importancia a las posiciones de ambos países, como parte de su estrategia para evitar la confrontación con los gobiernos vecinos. Expertos cercanos a la Casa de Nariño estimaron que Uribe prefiere no enojar a Castro (ni en ese ni en el tema de los derechos humanos en la Isla) por su presunto y futuro papel en un escenario negociador con el Ejército de Liberación Nacional (ELN). "Estrategias y puros intereses nacionales", admitió un analista en asuntos latinoamericanos.

Uribe, no obstante, dejó claro que "lo que es válido en Europa, tiene que serlo para Colombia" y que se quedaba "tranquilo" con que "no haya duda para incluir la palabra terrorista para señalar esos comportamientos en Colombia".
La declaración especial aprobada dice que los mandatarios "saludan la desmovilización de grupos armados ilegales que cometen actos terroristas".

Unas horas antes de arribar a España, Uribe encendió la chispa del foro al criticar lo que denominó "turismo presidencial". En rueda de prensa en Salamanca instó a los líderes mundiales a reducir los gastos diplomáticos "porque son vergonzosamente altos".

La utilidad de la Cumbre estuvo en entredicho mientras duró el foro. Los mandatarios confiaron en que la puesta en marcha de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) suponga un "antes y un después" en la operatividad de las citas y en el cumplimiento de sus recomendaciones.

Antonio Jiménez, director de contenidos de Ciberamérica, estimó que la creación de la Secretaría "sí contribuirá" al seguimiento de los acuerdos y será un "avance significativo". Consideró que el llamado de líderes como Uribe no es un "ultimátum" a este tipo de citas.

"Los presidentes encuentran sobrecargadas sus agendas durante el año, pero a pesar de ello hay consenso de que las cumbres son positivas, y lo que hay es que procurar que se cumplan las expectativas".

La XV Cumbre se despidió de Salamanca con varios sabores y colores, según la perspectiva desde la que se mire.

El alcalde de la ciudad, Julián Lanzarote (Partido Popular), lamentó la ausencia de Fidel Castro porque "de haber venido, hubiera sido un espectáculo mediático favorable para Salamanca"; los exiliados cubanos calificaron al gobernante de "cobarde", en referencia a la demanda judicial presentada el viernes último, y Madrid se abstuvo de comentar las causas de la ausencia; aunque, off the record, una fuente gubernamental española reconoció a Encuentro en la Red que "la única incidencia" que generaba la ausencia de Castro, era que la Cumbre se iba a dedicar "a lo que corresponde, y no al espectáculo".


« Anterior123Siguiente »