Actualizado: 05/08/2021 10:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Francia

Un artefacto mediático más

La mediación de Chávez con Sarkozy: ¿ganancia de tiempo para las FARC, mientras se monta en Venezuela la maquinaria del referéndum?

Comentarios Enviar Imprimir

Si los comentaristas franceses hubiesen leído la entrevista a Raúl Reyes, miembro del Secretariado del Estado Mayor de las FARC (Fuerzas Armadas y Revolucionarias de Colombia) y portavoz del mismo, publicada el 19 de noviembre, víspera de la llegada de Hugo Chávez a París, en el diario L'Humanité, órgano del Partido Comunista francés, se habrían ahorrado la decepción ante la ausencia de las tan ansiadas pruebas de vida de Ingrid Betancourt que el mandatario venezolano se comprometió a presentar. Razón por la cual fue invitado a Francia por el presidente Nicolas Sarkozy.

En la entrevista, realizada en las "montañas de Colombia" (no se especifica la fecha), el vocero de las FARC anunció que no habrá pruebas de vida de Betancourt, porque no es la única "prisionera" y "todos los prisioneros son importantes; todos tienen familias que se preocupan por ellos, por lo que es necesario mostrar pruebas de vida de todos, que es cierto, presentarlas es importantes, pero debido a las operaciones de rescate que realiza el ejército es más importante preservar la vida" de estos.

"¿Pero quién se preocupa por las familias de los guerrilleros? ¿Quién se preocupa por ellos?", pregunta Reyes cínicamente a la entrevistadora. Extrañas interrogantes estas. Parecería que se trata de los guerrilleros alzados y no de los que están presos. Que si están presos, tienen condiciones de detención adscritas a las leyes: gozan de derecho a las visita normales, visitas conyugales y disponen de teléfonos celulares, que no es el caso de los rehenes de las FARC. Y si son los que están en la guerrilla, se supone que lo hacen voluntariamente.

De igual manera, cuando la periodista responde que no es razón par justificar la captura de prisioneros, Raúl Reyes contesta que no se trata de justificar, que la explicación es que "existe en Colombia un conflicto interno, una confrontación social, política y económica, y que en caso de conflictos hay rehenes de parte y de otro".

A la periodista de L'Humanité no se le ocurrió cuestionar al jefe guerrillero el hecho de que, por ejemplo, Ingrid Betancourt y los once diputados asesinados hace dos meses, y la mayoría de los rehenes, no son combatientes, sino simples ciudadanos, mientras que los guerrilleros permanecen encarcelados porque cometieron delitos y tomaron las armas contra el Estado.

Reyes dijo que las FARC consideran que debe establecerse un "mecanismo de canje de prisioneros, mientras dure el conflicto" —algo que debe prolongarse en el tiempo—, y que el canje involucra a unos 47 ó 50 rehenes "considerados canjeables" contra la "totalidad de los guerrilleros presos (unos quinientos), incluyendo a Simón Trinidad y Sonia, presos en Estados Unidos. El gobierno de Uribe los extraditó, debe encargarse de obtener que sean liberados", añadió.

El jefe guerrillero continúa con las condiciones que exige el grupo armado: a la firma del convenio y la entrega de los guerrilleros, las FARC entrega a los rehenes y a Ingrid Betancourt, pero, por supuesto, la condición previa es la apertura de una zona de despeje formada por las municipalidades de Pradera y Florida, que significa "una cuestión de seguridad sobre la cual no van a transigir".

"El presidente posee los instrumentos constitucionales para realizar esta condición", apunta el guerrillero y paradójicamente añade: "Las FARC rechazan entrevistarse con representantes del gobierno de Álvaro Uribe, pues lo consideran 'ilegítimo', puesto que él no representa sino un número restringido de colombianos: la burguesía, la oligarquía, del narcoparamilitarismo".

Un discurso familiar

Preguntado sobre lo que las FARC esperan de Francia, la respuesta de Reyes viene acompañada de un largo preámbulo donde agradece a Sarkozy haber mediado en la liberación de Rodrigo Granda. "Es un gesto muy importante para nosotros", pero "no le pedimos nada. Tampoco fue una petición dirigida a Álvaro Uribe. Nosotros nos proponemos el canje de prisioneros. El canje es una negociación al término de la cual, los guerrilleros y los prisioneros recobran su libertad. Una cosa es que el gobierno libere guerrilleros (…) otra cosa es la negociación", comenta.

Ante la insistencia de la entrevistadora, el guerrillero abandona los rodeos y va al grano: Francia debe continuar apoyando el acuerdo humanitario hasta que "lleguemos a la liberación de los prisioneros". Y es en este punto que Reyes menciona el quid de la cosa: "De igual manera, esperamos de Francia", como de los otros países mediadores favorables a una salida política del conflicto en Colombia, que "las FARC sean excluidas de la lista de organizaciones terroristas. Se trata de darle a las FARC un estatus de fuerza beligerante".


« Anterior12Siguiente »

Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.