Actualizado: 26/05/2022 12:27
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Argentina

Una derrota a toda orquesta

Cuando el Senado tumbó el incremento de impuestos agrarios, resolvió un agudo problema y dio un toque de moderación a la institucionalidad del país.

Comentarios Enviar Imprimir

Gabriel Salvia, director del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), piensa con matices distintos.

En declaraciones a CUBAENCUENTRO.com, se introdujo en las entretelas de la reunión del Senado: "Es importante destacar la propuesta del vicepresidente antes de ir a la segunda votación, luego del primer empate, solicitando ir a un cuarto intermedio. Pues, a fin de cuentas, si el voto contrario de Cobos le generaba un enorme costo político al gobierno y a la institucionalidad del país, ¿por qué entonces no aceptaron ir al cuarto intermedio y negociar? ¿Acaso el resultado final fue mejor para el gobierno que haber modificado parcialmente el texto original?".

Y añade el director de CADAL que Cobos representó en el Senado la moderación y la necesaria búsqueda de consensos que caracteriza la vida democrática y, en especial, a los acuerdos legislativos, pero se topó con la intransigencia del bloque oficialista que recibía las órdenes de la propia presidenta de la nación.

Salvia entiende que en este tipo de actuación quizás reside el principal problema político del gobierno, pues el kirchnerismo es el anticonsenso y con su estilo de gestión no ayuda a fortalecer la democracia y mejorar la calidad institucional del país.

A pesar de haber sido gobernador en Mendoza de 2003 a 2007, y por un breve período ministro de Obras Públicas, Cobos proviene de la cátedra universitaria y no de la política, y esto hizo diferente su visión del dilema, indican seguidores de la situación austral.

Por otro lado, la votación en el Congreso, como ya había sucedido en la Cámara, ratificó las numerosas grietas y divisiones entre la alta política argentina.

El estilo de los Kirchner

Comentaristas y políticos critican regularmente la forma de gobernar de los esposos Kirchner, pero ante la aparatosa derrota impuesta por los agricultores y el Senado, las flechas contra el ex presidente fueron abrumadoras.

Según Morales Solá, Julio Cobos no volteó a Néstor Kirchner, pero desarticuló una arquitectura de poder que ya mucho antes hacía agua por todos lados. Para el analista, que no por gusto habla en pasado, "Kirchner fue el político de los tiempos fugaces de las asambleas barriales, de cierta épica nacionalista tras el colapso argentino (2001) y de políticas más propiciadoras de quebrantos que de uniones".

"Nunca fue un líder para la normalidad ni la República estuvo en su cabeza ni en su formación (…) El campo fue la expresión genuina de un hastío ampliamente compartido", precisó Morales Solá.

Por su parte, el llamado sector rebelde del peronismo se apuró en felicitar por su voto a Cobos, y a un "allegado" del senador por Santa Fe, Carlos Reuteman, también peronista, se le atribuyeron estas declaraciones: "Nos une la crítica hacia los Kirchner por su estilo antipático y autoritario".

Para el polémico senador y sindicalista gastronómico, Luis Barrionuevo, el rechazo al proyecto del kirchnerismo significó además el fin de la política de "palo y a la bolsa" y del " hacés lo que digo yo". Según Barrionuevo, al día siguiente de la votación en el Senado "había como un alivio" en las calles y en los trabajos. "Hasta yo mismo tengo una paz interior tremenda", aseguró.

Lo que viene

Luego de la derogación de los impuestos, no pocos exigen cambios radicales en el gabinete y que "aparezca un gobierno de la presidenta", sin la intervención del "perdidoso" marido. Muchos coinciden en crear condiciones reales para una fructífera negociación entre agricultores y la Casa Rosada. Deben ser reuniones "con interlocutores válidos, que entiendan de política agropecuaria".

El analista Arcadio Oña, del diario Clarín, asegura que no resultará fácil remontar los costos acumulados durante estos larguísimos cuatro meses, ni rehacer el cuantioso capital político dilapidado, y mucho menos reponer todo donde estaba a principios de marzo. Oña confía, sin embargo, en el camino de los consensos, de manera que "no sea más de lo mismo".

Para Gabriel Salvia, existe una pregunta del millón: ¿cómo seguirá el gobierno de Cristina Fernández y cuál será el papel de Cobos? Al respecto, la lección que deja la votación en el Senado es que, de aquí en adelante, quienes deben cambiar para el bien del país son los Kirchner y sus incondicionales "cuadros setentistas".

Mientras tanto —añade el director de CADAL—, si Julio Cobos es más relegado de lo que ya estaba antes de la votación, podrá entonces optar por jugar un papel político importante continuando la senda de búsqueda de consensos que intentó con el tema de las retenciones, impulsando ahora una agenda legislativa sobre los grandes temas pendientes que debería considerar el Congreso.

El vicepresidente de la Sociedad Agraria Argentina, Hugo Biolcati, puso un broche a cuatro meses de confrontaciones: "Con el final a toda orquesta que hemos tenido, sería necio decir que no estamos satisfechos. Pero esto no es la panacea, es haber ganado una durísima batalla".


« Anterior12Siguiente »

Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Cristina Fernández, presidenta de ArgentinaFoto

Cristina Fernández, presidenta de Argentina, el pasado viernes en la Casa Rosada. (AP)

Últimos videos