Actualizado: 20/11/2019 9:47
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Economía

Venezuela empobrece al Mercosur

Chávez proporciona estabilidad energética al bloque, pero también le incorpora sus malas instituciones.

Enviar Imprimir

Entonces, para demostrar certeramente que los países y bloques que comercian y se integran tienen más posibilidades de crecer y desarrollarse debemos no sólo correlacionar el intercambio de bienes y servicios versus mayor o menor crecimiento, sino, fundamentalmente, el intercambio de bienes, servicios e instituciones con respecto al mayor o menor bienestar de sus respectivos miembros.

Será posible allí comprender que aquellos países o bloques que comercian con otros que poseen alta o mejor calidad institucional muestran en el mediano y largo plazo mayor crecimiento económico y menor arbitrariedad en las reglas. Es decir, muestran mayor grado de desarrollo.

Autonomía en tiempos de interdependencia

Por otra parte, el representante permanente ante el Mercosur, Carlos Chacho Álvarez, sostuvo que el ingreso de Venezuela le aporta autonomía al bloque, ya que ante semejante nivel de reservas energéticas los países miembros dependerán menos de los acontecimientos en el inestable mercado mundial del petróleo y gas.

En palabras de Álvarez: "El país caribeño posee las reservas petrolíferas más importantes del continente y las gasíferas más importantes de América del Sur. Esta situación es clave a la hora de diseñar estrategias para una mayor autonomía relativa de la región en el escenario internacional, vertebrarla energéticamente y asegurar una estrategia de desarrollo sustentable en el mediano y largo plazo en cada uno de nuestros países. Vivimos un momento en el cual un ritmo sostenido de crecimiento requiere un flujo garantizado de suministro energético. En este sentido, se abren posibilidades de emprendimientos conjuntos para las compañías de hidrocarburos de la región, que privilegian la cooperación e integración energética".

Si bien este razonamiento no está directamente relacionado con la calidad institucional de Venezuela, el mismo refleja en cambio una parcial comprensión sobre los alcances y oportunidades de la globalización y el significado del liberalismo. Es decir, ser "autónomos energéticamente" (o en cualquier otra área), y explicitarlo como una ventaja, refleja la incapacidad de pensar la interdependencia como una oportunidad para construir con el otro (supuestamente, alguien lejano o ajeno) contratos formales e informales que profundicen la confianza y acerquen a las partes.

Así, esta visión que sostiene que ser autónomos energéticamente es bueno porque no dependeremos de un tercero, supone no reparar en la ventaja de interdepender con el otro. Dado que la interdependencia es una condición necesaria no suficiente para construir instituciones que consoliden la confianza entre personas y sociedades diferentes y lejanas, festejar la autonomía energética que supone el ingreso de Venezuela al Mercosur representa en parte la visión de líderes como Chávez y Kirchner, quienes ven en los diferentes una amenaza y no una oportunidad.

Es decir, creer que es una ventaja tener autonomía (energética o de otro tipo) en un mundo crecientemente integrado, en realidad muestra una carencia: la incapacidad de comprender lo positivo de interdepender.

* Publicado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).


« Anterior12Siguiente »