Actualizado: 22/03/2019 14:06
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Rusia

Victoria cantada

Con su triunfo arrasador en unas legislativas cargadas de interrogantes, Vladimir Putin asegura más poder y mano dura.

Comentarios Enviar Imprimir

Vladimir Putin se salió otra vez con la suya y ganó de calle las elecciones parlamentarias, augurando al menos otros cuatro años de poder con mano dura, en una Rusia cuyo indeciso electorado tenía pocas opciones. Los grupos democráticos no lograron presentar un frente común, sobre todo porque los liberales siguen cargando los errores de la época Yeltsin, cuando el país vivió un caos económico y social.

En estas condiciones, a pesar de que voces internas de la oposición y externas como el Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) dijeron haber constatado serias irregularidades durante los comicios, que contaron con una alta participación popular (más del 64% de los 109 millones de votantes), casi ningún especialista espera que el Kremlin considere las quejas. Para demostrarlo, la Comisión Electoral admitió "algunos incidentes" sin importancia.

Según esta fuente oficial, el resultado preliminar de las urnas durante las elecciones generales parlamentarias a la Duma (Parlamento Ruso) de este domingo 2 de diciembre, arrojó: 64,1% de votos para el partido Rusia Unida, que encabeza Putin; 11,6% para el Partido Comunista; y 8,2% y 7,8% para el Partido Liberal Democrático y el partido Rusia Justa, respectivamente, ambos cercanos al Kremlin.

Incapacidad de la oposición democrática

Los grandes ausentes fueron los partidos liberales que surgieron a principios de los años noventa e iniciaron el camino hacia la democracia en Rusia, y la derecha representada por Yábloko. Cuestiones ideológicas y de estrategia se convirtieron durante la etapa preelectoral en escollos insalvables que lamentablemente les impidieron llevar una línea conjunta en la Unión de Fuerzas de Derechas (UFD), donde ambos estaban representados.

El problema es que los liberales (que obtuvieron sólo el 3% de los votos) siguen siendo identificados por el electorado con el "capitalismo salvaje" impuesto por Boris Yeltsin. Sus dirigentes ocuparon cargos de gran responsabilidad durante esa época y la gente común los asocia con el caos social y económico vivido en esa etapa. Hecho que ha sido explotado por Rusia Unida.

La fuerza Yábloko, que obtuvo sólo el 1,6% de votos en esta corrida, se mantiene en una posición indefinida. Por un lado, no quiere ser parte de la mala reputación que arrastran los liberales, y por otro, no acaba de definirse como un partido socialdemócrata ante el temor de ser confundido con otras líneas políticas del pasado comunista que intentan reivindicar esas posiciones.

Estos tiras y aflojas, y el hecho de que Putin logró sumar a su partido a algunas de las figuras de la UFD, dieron por resultado que la unión fuera vista a través de una imagen poco clara y extraña por el electorado, bombardeado además por la propaganda de Rusia Unida a través de los medios fieles a Putin. Estos dejaron prácticamente fuera del debate y sin ningún protagonismo a UFD, que en las parlamentarias anteriores tampoco logró asientos en la Duma.

¿Elecciones sucias?

El Partido Comunista, que quedó como segunda fuerza política en estas elecciones parlamentarias, así como otros grupos opositores, han afirmado que llevarán al Tribunal Supremo una demanda contra la legalidad de los comicios. El líder comunista Gennady Zyuganov calificó la contienda como "las elecciones más irresponsables y sucias" de la era postsoviética y advirtió que el nuevo parlamento será a partir de ahora "una subsidiaria del Kremlin".

Las elecciones también han sido fuertemente criticadas por la OSCE y por el Consejo de Europa, cuyos observadores no pudieron ejercer su función debido a problemas con las visas y trámites burocráticos con las autoridades rusas.

El grupo Golos, organización independiente rusa para monitorear las elecciones, declaró que "las violaciones se convirtieron en una campaña organizada". Su portavoz, Tatiana Bogdanova, declaró que sus representantes observaron que muchos empleados y estudiantes fueron presionados para que fuesen a votar. La Casa Blanca instó también a las autoridades rusas a investigar los reportes de fraude.

Las armas de Putin

De manera que la incapacidad de las fuerzas opositoras democráticas para unirse favoreció al Kremlin y les dejó fuera de la Duma. Por primera vez en este ejercicio se aplica una nueva ley según la cual la totalidad de los 450 escaños se ocupan mediante las listas de los partidos ganadores y con ello desaparece el "diputado independiente" que jugó en la anterior legislatura un papel importante, ya que el 50% de los parlamentarios habían sido elegidos en listas independientes.

Los analistas admiten que durante la campaña electoral la oposición democrática tuvo que enfrentarse a enormes dificultades externas, como la censura sufrida en los canales de televisión centrales, la nueva legislación que exigía otros requisitos para ingresar a la Duma y las campañas agresivas encabezadas por el mismo presidente Vladimir Putin.

Pero también tienen culpa los mismos partidos opositores. Por ejemplo, no supieron realizar un trabajo sostenido contra Putin durante su último mandato y no se atrevieron a enfrentarse al proceso de limitación de las libertades cívicas, conquistadas durante el mandato de Yeltsin.

Tampoco publicaron programas alternativos atractivos para el electorado, dejando el papel de oposición activa a la Otra Rusia, que agrupa un espectro de políticos que van desde la ultraizquierda nacional bolchevique hasta la derecha liberal.

De manera que Putin hizo la campaña desde su posición de fuerza, sin una verdadera oposición y neutralizando a figuras de la UFD como Anatoli Chubais, quien fue el cerebro de las privatizaciones bajo Yeltsin y a quien Putin neutralizó con un cargo clave en la cabeza del consorcio eléctrico estatal.

Putin: Hombre fuerte

Sin embargo, más allá de las diversas opiniones, los resultados de las urnas significan que Rusia Unida, junto con los dos partidos pro Kremlim mencionados, lograrán las dos terceras partes de los asientos de la Duma requeridos para hacer modificaciones en la Constitución. También reafirman de facto entre los rusos la idea de que Vladimir Putin es el líder nacional que el país necesita.

"El voto popular confirmó la idea de que Putin es el líder nacional, que el pueblo apoya su política y que debe mantener su línea incluso después que deje su oficina presidencial (en 2008)", afirmó al conocer los resultados el presidente del Parlamento, Boris Gryzlov, en referencia a las presidenciales del próximo año en Rusia.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, apoyó esta idea al declarar que el resultado de las elecciones "ha sido extremadamente importante desde el punto de vista de la continuidad del régimen… y de las reformas que Putin inició hace ocho años". De acuerdo con la Constitución, este último no puede presentarse por tercera vez como candidato a las elecciones del próximo mes de marzo.

Durante la campaña electoral, Putin sugirió que si Rusia Unida obtenía una victoria importante en las urnas no descartaba convertirse en primer ministro tras abandonar su puesto como presidente. Los analistas estiman que con el poder ganado en la Duma, Putin podrá pasar ahora parte de los poderes presidenciales al jefe de gobierno y de esa manera seguir al frente del país sin ningún problema.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.