Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Humor

Coca y moralismo

Con la nueva división continental del trabajo, el Comandante está encargado de la salud, Chávez de la energía y Evo de la 'euforia'.

Enviar Imprimir

Algunos piensan que tras la victoria en Bolivia de Evo Morales, el líder del Movimiento al Socialismo (MAS), y el reforzamiento de las posiciones de Hugo Chávez y Fidel Castro para el próximo año, América Latina presenta inmejorables auspicios en el sector migratorio con la consecuente explosión demográfica en Miami.

Pienso, no obstante, que todo el continente debiera mirar con esperanza la victoria de Evo Morales. Como todos sabemos, Hugo Chávez ha estado cultivando amistades en todo el continente del mejor modo que sabe: hablando mal de los norteamericanos y repartiendo petróleo, incluido su ofrecimiento de venderles petróleo barato a los sectores menos favorecidos dentro de Estados Unidos.

El Comandante, quien tiene el copyright de la técnica de echar pestes de los yanquis sin pasar a mayores, no se queda atrás y cultiva amistades despotricando de sus vecinos norteños y repartiendo médicos por todo el continente, incluido su envío frustrado de médicos a Nueva Orleans.

Evo Morales, que además de amistades cultiva coca, también ha hablado horrores de Estados Unidos. De manera que en el continente todos miran esperanzados en su dirección, esperando el momento en que busque ganar amistades repartiendo coca. No es de extrañar que muy pronto el moralismo se extienda por todo el continente, con especial énfasis en ciertas esquinas del Bronx, Los Ángeles y en todo Maradona.

De manera que en esta nueva división continental del trabajo, el Comandante está encargado de la salud, Chávez de la energía y Evo de la euforia. A partir de ahora, el futuro de los pueblos latinoamericanos no sólo será luminoso, sino también alucinógeno.

Quiero dejar claro que no soy uno de esos irresponsables que confunden una planta con la rica y enraizada tradición de la coca, con ese derivado bastardo conocido como cocaína. No soy tan irresponsable como para intentar meterme una planta de coca en la nariz.

Picadillo de coca texturizado

Según nos dice nuestro Dios omnisapiente, Google, "las culturas indígenas usaban la coca con carácter ritual y por sus propiedades 'energéticas', que les permitían realizar trabajos físicos de excepcional dureza sin sucumbir al cansancio. Las carencias alimenticias eran, asimismo, subsanadas gracias a los efectos inhibidores del apetito que tiene la coca".

Y uno se pone a pensar en lo que podría hacer el Comandante en Jefe con algo así. Algo que ayude a realizar duras tareas físicas y a soportar el hambre, se presenta como el instrumento ideal para construir no sólo Machu Pichu, sino también el socialismo. Porque en Cuba, faro de América, no es que falte comida como anuncian unos cuantos reaccionarios, sino que sobra apetito.


« Anterior12Siguiente »
Morales y Castro en La Habana: ¿Planificando la construcción del 'cocalismo'?Foto

Morales y Castro en La Habana: ¿Planificando la construcción del 'cocalismo'? (AP)