Actualizado: 17/04/2024 23:20
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Sociedad

Bailar en casa del trompo

Migración interna y discriminación: ¿Quién no aguanta más, La Habana, Oriente o la Isla?

Enviar Imprimir

El mundo vive consternado por el drama de la emigración. Estados Unidos se "protege" con un muro ante la avalancha de mexicanos, España fortalece las vallas de sus ciudades norteafricanas y Cuba, como si ignorase su fatalidad de país emisor, eleva los movimientos internos interprovinciales a la categoría de "trámites migratorios".

Así lo dice el periódico Granma, en su edición del pasado 21 de diciembre. Si bien etimológicamente la definición es correcta, lo inaudito es que un gobierno legisle dónde y cómo puede vivir un ciudadano en su país.

Los únicos que no estarán sujetos a los "trámites migratorios" serán quienes se muden a la capital como resultado de la "asignación estatal" de una vivienda, "siempre y cuando los integrantes del núcleo familiar sean padres, hijos o cónyuge del titular", indicó el presidente del Instituto Nacional de la Vivienda, como parte de un paquete de medidas para supuestamente disminuir los trámites en este sector en 2006.

Las normas datan de 1997, cuando se aprobó el Decreto-Ley 217 del Consejo de Ministros sobre las Regulaciones Migratorias Internas para La Habana y sus Contravenciones. Un muro invisible contra los "ilegales que han llenado La Habana" (la frase es de Fidel Castro, en una entrevista con la prensa extranjera en 1995). Como en tantos otros temas, cuando el gobernante habla de "ilegales" se mueve a su antojo en el mismo ámbito de la extrema derecha, en momentos en que sectores de la izquierda y organismos internacionales piden sustituir ese término por el de "indocumentados"; porque ninguna persona es ilegal, viva donde viva y vaya donde vaya.

Cubanos hasta en la sopa

Pero, al parecer, a los cubanos nos fascina la doble medida, aquí y ahora, ayer y hoy. Huimos en masa en busca de oportunidades: unos se conforman con vestirse y alimentarse mejor; otros intentan decir y escribir lo que piensan, moverse y actuar sin miedos ni tapujos. Sin embargo, cuando el problema nos toca de cerca…

Miles de cubanos fueron detenidos en 2005 en alta mar, en ese macabro juego de "pies secos y pies mojados", sin contar los que sencillamente desaparecieron en el intento. Según datos publicados por El Nuevo Herald, "en el período fiscal que concluyó el pasado septiembre, lograron arribar 2.530 cubanos a las costas de la Florida y 7.610 lo hicieron por las fronteras de México y Canadá, ambas cifras un récord para la década".

Miles de africanos, ecuatorianos, colombianos, cubanos y dominicanos llegan cada año a España, lo mismo en frágiles embarcaciones (en el caso de los subsaharianos) que con pasaporte en mano.


« Anterior1234Siguiente »