Actualizado: 06/12/2021 17:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Premio Sajarov, Damas de Blanco

Disidentes dicen que el Premio Sajarov a las Damas de Blanco estimula y da visibilidad a la oposición

'Me siento estimulado en mi lucha. Su premio yo lo recibo como mío', dijo Vladimiro Roca, portavoz del movimiento Todos Unidos.

Enviar Imprimir

El Premio Sajarov concedido a las Damas de Blanco por el Parlamento Europeo estimula y de visibilidad a la oposición cubana, dijeron miembros de la disidencia interna y opinaron que Europa da la razón a sus reclamos contra el gobierno de Fidel Castro.

Las Damas de Blanco, que compartieron el Sajarov 2005 con Reporteros Sin Fronteras y la abogada nigeriana Huawa Ibrahim, han calificado el galardón como un "honor" y han dicho que es un respaldo para seguir adelante en su exigencia de libertad para los opositores condenados en la primavera de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel.

Otros miembros de la disidencia han considerado que el galardón es un estímulo.

"Es bien merecido. Las Damas de Blanco transmiten un mensaje de paz frente al mensaje de odio y violencia del gobierno cubano. Me siento estimulado en mi lucha. Su premio yo lo recibo como mío", dijo Vladimiro Roca, portavoz del movimiento Todos Unidos, informó la AFP.

Elizardo Sánchez Santacruz, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) destacó que el premio "sirve ante todo para poner de relieve, llamar la atención de la opinión pública internacional, sobre la muy desfavorable situación de los derechos humanos" en la Isla.

Según los datos de la CCDHRN, en las cárceles cubanas hay actualmente unos 300 presos políticos, sometidos a condiciones infrahumanas.

"Este reconocimiento se extiende a todos los movimientos de derechos humanos y pro-democracia que están atravesando una ola de represión", añadió Sánchez Santacruz, y dijo esperar "que el gobierno tome las medidas apropiadas para poner fin al fenómeno del presidio político, que se extiende por más de cuatro décadas".

Esta es la segunda vez que miembros de la disidencia interna cubana reciben el Sajarov. En 2002, el Parlamento Europeo concedió ese galardón a Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación y principal impulsor del Proyecto Varela, que busca una transición pacífica hacia la democracia en Cuba.

Payá resaltó que las Damas de Blanco "han desafiado públicamente el miedo de muchos y la represión", para denunciar que los disidentes "fueron encarcelados por defender una causa justa: la de los derechos y la dignidad de todos los cubanos".

Por su parte, Oscar Espinosa Chepe, uno de los 75 disidentes encarcelados en 2003, interpretó el premio como un mensaje a la sociedad cubana, además de como un apoyo a la oposición.

"Es un gran apoyo a la disidencia. Esto va a alentar a la sociedad cubana a la búsqueda de un cambio. Es un mensaje que dice que no debe haber duda de la determinación de Europa en favor de la democratización de Cuba", dijo Espinosa Chepe, quien en noviembre de 2004 recibió una licencia extrapenal por problemas de salud.

Su esposa, la periodista independiente Miriam Leiva, una de las más activas Damas de Blanco, consideró que el premio "es un mensaje que se le envía al gobierno de que la razón" está con los defensores de los derechos humanos; "se le quiere decir que acabe con la represión y libere" a los presos políticos.