Actualizado: 27/06/2022 11:58
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

El gobierno de Raúl

Los cubanos expresan temores por el creciente rol de los militares

Comentarios Enviar Imprimir

La reestructuración del gobierno de Raúl Castro elevó la preocupación entre los cubanos sobre el creciente rol de los militares y por cómo esto podría afectar sus vidas y futuro, informó Reuters.

Los cambios realizados la semana pasada por Castro, los más trascendentes desde que asumió el poder de manos de su convaleciente hermano Fidel a inicios de 2008, incluyeron la entrada de más generales y militares retirados al gobierno.

Dos prominentes figuras civiles: el ex canciller Felipe Pérez Roque y el ex vicepresidente Carlos Lage, ambos vinculados a Fidel Castro por largo tiempo, fueron removidas.

La medida puso la balanza a favor de los militares dentro del grupo de siete hombres que integran el poderoso Buró Político del Partido Comunista y el Consejo de Estado, de los cuales Lage era uno de los tres civiles.

Aunque el gobierno dijo que la reestructuración es parte de los esfuerzos por hacer más eficiente al gobierno, los cubanos especulaban sobre el impacto que podría tener en las políticas oficiales de la Isla o en su vida diaria.

Incluso algunos expresan temores de que una imagen del gobierno, con más figuras militares, ponga en peligro o retrase esperadas medidas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en un intento por mejorar las relaciones entre Washington y La Habana.

"Todo el mundo habla de la militarización del gobierno y de lo que podría significar", dijo una residente en el barrio habanero de La Lisa, que pidió el anonimato.

"A algunos les preocupa que sean más difíciles de resolver los problemas del mercado negro, otros piensan que Obama podría no relajar las restricciones a los viajes y remesas", afirmó.

Obama ha dejado claro que está a favor de flexibilizar los límites de viajes familiares y las remesas enviadas por cubanoestadounidenses a la Isla, pero ha señalado que mantendrá el embargo.

Algunos trabajadores cubanos se han preguntado si la reestructuración de alto nivel podría repetirse a escalas menores en el sistema político unipartidista de Cuba y en la economía controlada por el Estado.

"Todo el mundo está preocupado en la fábrica por si los nuevos jefes militares vendrán a cortar cabezas", dijo un trabajador de una planta de acero que pertenece al Ministerio de la Industria Sideromecánica, cuyo nuevo titular es el general Salvador Pardo, quien sustituyó a un civil.

Un economista local, que también pidió quedar en el anonimato, dijo que Raúl Castro heredó un caos gubernamental y económico de su hermano. El gobernante ha dicho que trabajará por impulsar la eficiencia del Estado y su modelo económico.

"No me importa cuántos generales designe Raúl, siempre y cuando la vida mejore, haya autobuses, se incrementen los salarios, echando a un lado la burocracia y batallar contra la corrupción", afirmó el economista.

Muchos cubanos consideraron que la reestructuración está dando al gobierno mayor fuerza que antes. Lage, secretario ejecutivo del Consejo de Ministros, fue reemplazado en ese cargo por un general relativamente desconocido, José Amado Ricardo Guerra.

Lage, quien tenía reputación de reformista económico y hombre austero, era quizás el político más popular del país. Renunció a sus puestos en el partido y en el Estado.

"Los militares siempre han sido parte de la revolución, pero subordinados al gobierno y al Partido (Comunista)", dijo el fin de semana en La Habana una estudiante de medicina. "Hay una línea fina y parece que se ha cruzado", expresó.

El año pasado, cuando la Asamblea Nacional del Poder Popular eligió a un nuevo Consejo de Estado y Raúl Castro reemplazó oficialmente a Fidel Castro, Lage recibió más votos que nadie excepto el propio Raúl Castro. Muchos cubanos consideraban a Lage el posible futuro líder del país.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.