Actualizado: 18/10/2017 20:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Billie Holiday, Música, Jazz

100 años: “Queen of Song”

A un siglo del nacimiento de Billie Holiday

Comentarios Enviar Imprimir

Eleonora Fagan Gough (Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos, 7 de abril de 1915 - Nueva York, Estados Unidos, 17 de julio de 1959): Billie Holiday: Lady Day. Swing personificado. “Lover Man”, “My Man”, “Them There Eyes” o “Stormy Weather” configuran resquicios inevitables en nuestra memoria. Sabía adecuar su postura vocal (tesitura) a las exigencias melódicas/armónicas/rítmicas de la canción seleccionada. Intensa en sus inflexiones. Heredera del sonido explosivo de Bessie Smith.

Gran amiga de Louis Armstrong. Compinche del sax tenor Lester Young. Los dos en escena: combinación turbadora: delirio sincopado. Lester Young y Billie Holiday: ella le llamó “Presidente”, él la bautizó “Lady Day”. Se seducían, eran cómplices: él silbaba su sax tenor para enaltecer sus fraseos: ella cantaba “All of Me”, bajo la delicada llovizna sonora de la banda de Count Basie, para estimular las sutiles glosas de su saxofón.

Tenía una vida quebradiza dentro de la voz: “Todas las canciones que canto ya las he vivido”, indicaba. Itinerario artístico marcado por un funesto destino: en cada tonada se le escapaba un latido del corazón. A pesar de no poseer grandes recursos vocales, supo transmutar la composición más insubstancial a una atmósfera de pujantes emociones. Nunca tuvo éxitos como intérprete de blues; pero, exploró con tino la balada popular (“He’s Funny That Way”, “I Can’t Get Started”…) vocalizándola con coloraciones de New Orleans.

Timbre vocal único, acertado sentido de las gradaciones armónicas, fraseo distinguido, afanosas inflexiones y oído puntual para acoplarse al tempo orquestal, la convirtieron en “la más conmovedora de todas las cantantes de jazz” (Arnaud/Chesnel: Los grandes creadores del jazz).

Infancia terrible (violación, reformatorio, prostitución…): un padre despreocupado, que ejecutaba el banjo y la guitarra en la orquesta de Fletcher Henderson.

Breve existencia (muere a los 44 años) untada de dolor y de manifiesta ansia de estar en el mundo. El alcohol y las drogas suscribieron la tragedia apremiante de la autodestrucción. Desgarradora autobiografía escrita meses antes de su fallecimiento en 1959: Lady Sings The Blues. En ese año: el trompetista Miles Davis graba Kind of blues; The Dave Brubeck Quartet da a conocer Time Out: “Take Five”, del saxofonista alto Paul Desmond, y “Blue Rondo a la Turk”, del pianista Brubeck, revolucionan el uso de los proporciones/compases en la composición jazzística. En Cuba, el filin domina la escena de la canción: el Cuarteto D’Aida (Elena Burke, Omara Portuondo, Haydée Portuondo, Moraima Secada; arreglos de Chico O’Farrill) proyecta armonías corales adyacentes al jazz, que le deben mucho a las damas de la síncopa (Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Sara Vaughan, Nahalia Jackson, Hellen Merrill, Carmen McRae, Anita O’Day, Dina Washington…).

Lady Day ingresa en mayo de 1959 —custodiada por la policía, acusada por posesión de heroína— a un hospital de Nueva York aquejada de cirrosis hepática: muere en julio con sólo 70 centavos en su cuenta bancaria. En La Habana dos herederas de su estilo: Elena Burke y Omara Portuondo imponen “Cuando pasas tú” y “Noche Cubana”, respectivamente. El Quinteto Instrumental de Musica Moderna, encabezado por el pianista Frank Emilio, ejecuta en El Gato Tuerto, del Vedado, una versión en descarga de “Solitude”, un tema de Duke Ellington que Billie Holiday cantaba con rebosada conmoción.

La harmonía se extiende sobre el pañuelo del tiempo: 100 años del nacimiento de la Queen of Songs. Temas de Porter, Ellington, Gershwin, Berlin, Mercer, Donalson y Carmichael, entre otros, fueron glorificados en su milagrosa voz… “Georgia on my Mind”, “St. Louis Blues”, “Night and day”, “My Man”, “God Bless The Child”… Los arboles sureños anidan extraños frutos: tesis de su canción más radical: “Strange Fruit” (Abel Meeropol).

Dos vocalistas ineludibles bebieron de su legado: Janis Joplin y Amy Winehouse. “Mi mayor influencia”, confesó Frank Sinatra.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.