Actualizado: 07/12/2022 17:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Trier, Cine, Arte 7

Alvy Singer en Escandinavia

Al igual que hace Allen con Manhattan y Godard con Paris, Trier utiliza a Oslo como un personaje

Comentarios Enviar Imprimir

En Annie Hall, probablemente el mejor filme de Woody Allen, el comediante Alvy Singer, interpretado por el propio Allen, reflexiona sobre su relación con Annie Hall, una mujer mucho más joven, aspirante a cantante y un poco perdida respecto a su vocación. Mientras narra, en realidad hace una introspección de su propia vida, de sus frustraciones y de sus inseguridades. El filme trata más sobre Alvy que sobre Annie, pero sirve para reflexionar sobre las relaciones sentimentales, las aspiraciones de la clase media en el mundo moderno, el rol de la cultura y el exhibicionismo social entre muchos otros temas, todo dado con ese sentido del humor de Allen, muy característico del judío neoyorquino.

Con The Worst Person In the World, el cineasta noruego Joachim Trier, invierte la ecuación y narra la historia de una relación entre dos personas de diferentes generaciones, el hombre es unos quince años mayor que la mujer, desde el punto de vista de esta. Toca muchos de los temas que Allen exploró en Annie Hall, pero los actualiza para el siglo que vivimos. Utiliza una ironía más seca, un humor muy diferente al de Allen, pero sutil y efectivo también.

Dividida en un prólogo, doce capítulos y un epílogo, desde el comienzo se nos deja entender que Julie es una persona desorientada, que no sabe que hacer con su libertad. Primero la vemos estudiando medicina, después psicología y más adelante cambia a la fotografía, pero mientras se le pueda ofrecer una oportunidad, trabaja de dependiente en una librería. Esto está narrado magistralmente, con gran poder de síntesis y con agudos y mordaces comentarios, en los primeros cinco minutos del filme.

Julie establece una relación con Aksel, un escritor de novelas gráficas, a quien aparte de amar, admira y establece con él una relación con toques paterno filiales. Resaltan las divisiones generacionales y la relación deja de funcionar como hubieran deseado. Una noche, en la presentación de un libro de Aksel, Julie decide irse temprano y pasa por una fiesta donde se cuela sin invitación. No conoce a nadie, pero entra en contacto con Elvind, un hombre casado, con el cual comienza a flirtear, más cercano a su edad y con quien luego se pone a vivir, abandonando a Aksel.

Uno de los atractivos que ve Julie en Elvind, aparte de ser de su generación, es que parece ser alguien menos educado, sin ínfulas, que posee un pragmatismo del cual carece Julie, ya que esta parece la personificación de las ideas de Eric Fromm expresadas en El miedo a la libertad (que es una inadecuada traducción del título original y de lo que Fromm realmente quiere decir en el libro). Julie no sabe que hacer con su libre albedrío, no quiere enfrentar las responsabilidades que este le otorga, incluso en un lugar como Noruega, que es casi la perfección del Estado de bienestar (o quizá por ello). A la larga, esa falta de angustia de Elvind, termina, de algún modo, aburriéndola porque Julie es una persona irreprimible, es un espíritu abierto en busca de realización.

Aksel regresa a la trama y a la vida de Julie de una manera que es quizá lo más flojo del filme, que lo conduce por una solución final un tanto trágica que no va con todo lo anterior. Hasta aquí, Trier había narrado el filme con humor comedido, con mordacidad discreta y con recursos discursivos bastante originales, combinando diferentes recursos visuales muy cinemáticos que llevan la trama con agilidad y frescura (aunque Trier había echado mano de esos recursos en filmes anteriores), pero al final recurre a un discurso de tragicomedia romántica convencional, que por suerte no lo hace con el melodramatismo usual.

Renate Reinsve está espectacular en el rol de Julie. Es una actriz de gran presencia escénica que es capaz de mostrar todos los aspectos de un personaje complejo como el de Julie, utilizando solamente los recursos histriónicos necesarios. Con esta actuación ganó el premio a la mejor actriz en el festival de Cannes. Anders Danielsen Lie, uno de los mejores actores noruegos del momento, quien ya había trabajado con Trier en roles estelares, está perfectamente ajustado en su rol como Aksel. Herbert Nordrum, un actor a quien no había visto antes, no se queda atrás en su papel como Elvind, ejecutando muy bien un papel que se mueve entre el pragmatismo y la ingenuidad.

Según el realizador, este filme completa su “trilogía de Oslo”, cuyos componentes anteriores fueron Reprise (2006) y Oslo, August 31st (2011). Al igual que hace Allen con Manhattan (y Godard con Paris, a quien también le hace un guiño), Trier utiliza a Oslo como un personaje. La fotografía del danés Kasper Tuxen encuadra a Julie varias veces en contra del paisaje de la ciudad y sus habitantes de una forma que hace resaltar la belleza que resulta de la combinación de ambas. Incluso hay momentos que detiene en foto fija al resto de lo que aparece en pantalla para que Julie exhiba oda su vitalidad confundida, pero independiente, entre los habitantes, las calles y los parques.

El guion de Trier junto con Eskil Vogt, quien ha colaborado en sus cinco filmes, mantiene un excelente equilibrio dramático (excepto por el final) y logra que algunas de las descargas psicoanalíticas que espetan los personajes, no suenen grandiosas ni enjundiosas. Es lo solemne dicho sin solemnidad. Se tocan temas importantes, que van desde la incomunicación entre generaciones, el rol de la mujer y de los grupos extremos en la cultura moderna y la constante duda existencial del ser independiente, sin pedantería ni atragantamiento sermoneador. El filme está nominado a los Oscar como mejor filme internacional y mejor guion original.

The Worst Person in the World (Noruega/Francia/Suecia/Dinamarca, 2021). Dirección: Joachim Trier. Guion: Joachim Trier y Eskil Vogt. Director de fotografía: Kasper Tuxen. Con: Renate Reinsve, Anders Danielsen Lie y Herbert Nordrum. De estreno limitado en las principales ciudades de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.