Actualizado: 14/07/2020 21:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine brasileño, Cine, Arte 7

Amor filial

Un filme demasiado predecible, aunque hay que reconocer que el director le da unos cuantos giros ingeniosos a la trama

Comentarios Enviar Imprimir

Karim Ainouz (Brasil, 1966) es un cineasta peculiar. Sus obras se enfocan en personajes marginales envueltos en tormentosos melodramas, pero al narrar, lo hace sin utilizar recursos melodramáticos, resaltando la sordidez de las situaciones que muestra. Logra un realismo crudo que si bien tiene algunos toques de neorrealismo, muestra con desgarrador desenfado, imágenes poco vistas en el cine. Su primer largometraje Madame Satá (2002), de cuyo guion fue también responsable, basado en la vida de un popular personaje del Rio de Janeiro lumpen de los años 30, un chef, trasvesti, delincuente y padre de familia, ya apuntaba ese estilo. Lo continuó con filmes como Love for Sale (2006) en donde una mujer muy empobrecida que regresa de la gran ciudad a un pequeño pueblo del nordeste de Brasil, rifa su cuerpo para resolver sus problemas económicos, y en Futuro Beach (2014), donde un salvavidas homosexual salva la vida a un turista alemán, se enamora, parte a Berlín con él y termina en un viaje introspectivo hacia su identidad.

The Invisible Life, cuyo guion escribió Ainouz basado en la novela La vida invisible de Euridice Gusmao, de Martha Batalha, trata sobre dos hermanas, Eurídice y Guida, que sienten entre sí un profundo amor filial. En la primera secuencia de la película, la menos realista de todas, están en el Corcovado junto al mar, lo sabemos porque en uno de los planos, a lo lejos y entre los árboles, se ve la figura del Cristo esculpido en la cima de la montaña. Una hermana sale primero y la otra, al extraviarse por unos segundos, muestra su desespero ante la “pérdida”.

Eurídice es una pianista talentosa que sueña con estudiar en un conservatorio en Viena, mientras que a Guida le hierven las hormonas. Una noche, Guida decide fugarse con un marinero griego rumbo a Grecia. Regresa, embarazada, un tiempo después y el padre la expulsa de la casa y le dice que Eurídice está en Viena estudiando piano. La madre titubea y trata de interceder, pero se resigna a su papel sumiso. Eurídice nunca se entera de la llegada de su hermana.

Guida le escribe cartas a su hermana. Se las envía a la madre, que ella supone se las hará llegar a Eurídice. Esta se casa en matrimonio arreglado con el hijo del suministrador de harina del padre, que es panadero. Por supuesto que desde la primera noche, en donde ella completamente desinteresada en el sexo es violenta y grotescamente desvirgada por su marido, en una secuencia antológica, Eurídice vive una vida infeliz. Como la trama sucede en el Rio de Janeiro de los años cincuenta, las mujeres son aquí los seres marginados en una sociedad machista y conservadora. Guida, mientras tanto, vive en medio de la ruindad, en un barrio que Ainouf se encarga de poblar con personajes peculiares. Los años pasan y las hermanas mantienen su fortuito desencuentro a pesar de vivir a pocos kilómetros de distancia.

Extraordinariamente actuada por Julia Stockler como Guida y Carol Duarte como Euridice, y un elenco secundario de primera, con una fotografía insuperable de Helene Louvart (Happy as Lazzaro) y un guion que no utiliza elementos melodramáticos par acentuar una trama que ya de por sí es de tono folletinesco de telenovela, la película está muy bien hecha, pero para mi tiene un par de problemas.

En primer lugar me parece demasiado predecible, antes de la mitad del filme ya uno tiene idea de lo que va a pasar, aunque hay que reconocer que Ainouz le da unos cuantos giros ingeniosos a la trama. Luego hay dos secuencias que me parecen completamente gratuitas y que desentonan con el discurso narrativo. Una es cuando sin saberlo, las dos hermanas casi se encuentran en un restaurante y sus hijos sí lo hacen, y toda la secuencia final cuando aparece Fernanda Montenegro como Eurídice ya vieja en la época actual, que aunque muy bien realizada con ese sórdido realismo que mantiene Ainouz, me suena demasiado melosa. Al menos en la forma en la cual se inserta en el filme.

Lo otro es que yo pienso que en arte, la forma es lo más importante y debe levantar el contenido. Eso hace que yo pueda ver obras sobre temas que no me interesan y que debido a la forma que están hechas me llaman la atención y me envuelven en la trama. No me sucedió eso con este filme. El tema de la mujer sometida a los dictados machistas, se ha visto muchas veces en el cine, y no espero otra cosa de un argumento que transcurre en la década del cincuenta y muchos han visto el filme como un manifiesto feminista (que si lo es, resulta sutil, es más bien sobre la marginalidad y como dije antes, las mujeres son las marginadas naturales y visibles de la época, Ainouz nunca se lanza al panfleto), pero a mí nunca llegó a interesarme completamente.

El filme ganó el premio de Un Certain Regard del festival de Cannes del año pasado, así como dos corales en el recién finalizado festival de La Habana, entre muchos otros premios.

The Invisible Life (Brasil/Alemania, 2019). Dirección: Karim Ainouz. Guion: Karim Ainouz, Murilo Hauser e Inés Bortagaray, basado en la novela La vida invisible de Eurídice Gusmao de Maria Batalha. Director de fotografía: Helene Louvert. Con: Julia Stockler, Carol Duarte, Gregorio Duvivier, Fernanda Montenegro y Bárbara Santos. De estreno limitado en algunas ciudades de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.