Actualizado: 21/09/2021 16:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Jasmila Zbanic, Cine, Arte 7

Atrapados sin salida

Utilizando con sutileza los mejores recursos del cine convencional, Quo Vadis, Aida? resulta un filme conmovedor

Comentarios Enviar Imprimir

En la secuencia inicial del filme Quo Vadis, Aida?, vemos tres hombres, dos jóvenes y uno mayor, sentados en unos sofás desvencijados, mirando hacia un punto que no sabemos cuál es, con caras de desesperación. El punto hacia el cual miran resulta ser Aida, que aún no lo sabemos, es la esposa de uno y la madre de los otros dos. Aunque todavía no conocemos el motivo de su desesperanza, ni por qué parecen poner toda la poca confianza que les queda en esta mujer, la imagen es impresionante. Está compuesta de una manera, en cuanto a posicionamiento y color, así como el ángulo de la cámara, casi como una versión contemporánea de un cuadro de Vermeer con la angustia de un Goya. La imagen está subrayada por una excelente pieza del polaco Antoni Komasa-Lazarkiewicz y la interrelación entre lo que se ve y lo que se oye, resulta estremecedora.

La película se ubica en julio de 1995, en el enclave bosnio de Srebrenica cuando, durante el desmoronamiento de la antigua república de Yugoslavia, los soldados serbio-bosnios de la llamada Republika Sprska, un movimiento secesionista dentro de Bosnia, dirigido por el criminal de guerra Ratko Mladic, masacraron más de 8.300 musulmanes (hombres, jóvenes y niños) en pocas semanas. Srebrenica había sido declarada territorio protegido por Naciones Unidas, que había destacado tropas holandesas, pero la inoperancia predominó y la burocracia militar internacional fue incapaz de detener a las tropas de Mladic.

Aida fue maestra de primera enseñanza y gracias a su dominio del inglés, ha conseguido colocarse como traductora con las tropas holandesas. Una vez que se forma el caos, casi todos en el pequeño pueblo tratan de encontrar refugio en la base holandesa, pero una vez que ya hay una muchedumbre adentro, cierran las puertas y el esposo y los hijos de Aida han quedado fuera. Desde este momento, asistimos a, primero la angustiosa batalla que lleva Aida para que le permitan entrar a su familia, y luego, una vez que están dentro, cuando los serbios aseguran que dejarán irse a los pobladores y no le permiten a la familia de Aida quedarse en la base, su agobiante lucha por tratar de esconderlos, sabedora que si salen irán a una muerte segura.

El filme se mueve entre la tragedia de Aida, las discusiones entre el alto mando de las tropas holandesas con Mladic y la asfixia de todos aquellos que se encuentran en la base sin saber cuál es su destino, de una manera fluida y con un realismo convincente. Cualquiera que haya estado en una situación similar, en medio de una masa desorientada que se mueve entre la fuga y la muerte puede sentir el impacto, pero la veracidad que logra la narrativa es capaz de transmitir estos momentos de horror a cualquier ser ajeno a estas experiencias.

Utilizando con sutileza los mejores recursos del cine convencional, Quo Vadis, Aida? resulta un filme conmovedor, que le da densidad a sus personajes, incluso al de Mladic, que evita la caricaturización y el maniqueísmo y que solo falla por un final, que no voy a contar, que me parece de un optimismo pueril, fuera de lugar con el resto del filme.

La actuación de Jasna Djuricic, una veterana del cine a quien nunca había tenido la oportunidad de ver, es sencillamente impecable. Expresa perfectamente el drama de esta mujer atrapada en una situación de la cual no hay salida favorable.

Jasmila Zbanic (Sarajevo, 1974), quien escribe y dirige este filme, ya había tocado el tema de la guerra en Bosnia en su filme Grbavica: The Land of My Dreams (2006), con poesía y en un tono más íntimo, pero aquí se decide con plena confianza a aproximarse al tema tanto desde el punto de vista personal como desde el político y evita el exceso de melodrama por una parte y el pasquín político por la otra. Solo los lacrimógenos minutos finales la traicionan.

La música de Komasa-Lazarkiewicz no solamente es excelente y conmovedora, sino que está usada adecuadamente. La fotografía de Christina Maier, quien trabajó con Zbanic en Grbavica: Land of My Dreams, está perfectamente ajustada a cada situación en cuanto a cromatismo, encuadre y movimiento. El filme se encuentra entre los finalistas al Oscar al mejor filme extranjero.

Quo Vadis, Aida? (2020, coproducción de Bosnia-Herzegovina con Turquía, Noruega, Holanda, Austria, Rumanía y Polonia). Guion y dirección: Jasmila Zbanic. Director de fotografía: Christina Maier. Con: Jasna Djuricic. Se presenta en varias plataformas digitales y de estreno en algunas salas alternativas de todo el país.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.