Actualizado: 23/09/2022 21:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Paquito D’Rivera, Música

Benny Goodman según Paquito D’Rivera

De los años 90 a la fecha, Paquito D’Rivera ha grabado unos 15 álbumes en los que las ejecuciones de clarinete sobresalen por encima de las prácticas del saxofón alto

Comentarios Enviar Imprimir

Benny Goodman (Chicago, 1909 – Nueva York, 1986), clarinetista y director de orquesta conocido como el “Rey del Swing”. Primer conductor que suma ejecutantes de raza negra (Teddy Wilson, Lionel Hampton, Charlie Christian, Cootie Williams…) a su agrupación. Músico representativo de la Escuela de Jazz de Chicago, virtuoso del clarinete, heredero de Sidney Bechet. Disertación melódica ribeteada con breves locuciones de pulcra proporción armónica. Acompañante de Billy Holiday, Bessie Smith… Periplo que va del trío a la big bang, del blues a lo clásico, de la sinagoga al Carnegie Hall, de Mozart a Bartók, de Stravinski a Gould, de Gershwin a Bernstein… Lullaby of the Leaves o Live at Carnegie Hall (1938), placas codiciadas por coleccionistas y melómanos. Quién puede olvidar sus ejecuciones de “Sing Sing Sing”, “Shine”, “Moon Glow” o “Blue Skies” / Paquito D’Rivera (Marianao, La Habana, 1948), saxofonista alto, soprano y clarinetista de gran presencia en las plazas del Latin Jazz desde una visión que incluye “todas las gamas de la música latinoamericana” (Gillespie). Debuta a los seis años de edad con el sax soprano. En 1960 conoce a Chucho Valdés en el conservatorio donde ambos estudian: inicio de un parlamento con el jazz que dura hasta el día de hoy. En 1967, miembro pionero de la Orquesta Cubana de Música Moderna. Fundador de Irakere (1973). La versión —mezcla de blues, rock y funk— del “Adagio” de Mozart, lo consagra. Estilo caracterizado por lúdicas improvisaciones en el que hace muestra de técnica impecable en conjunción de solida formación musical que va de lo clásico, la música popular cubana y los grandes maestros del jazz norteamericano. 40 Years of Cuban Jam Session (1993), obra maestra del jazz afrocubano. Habanera (2000) lo confirma como uno de los más grandes músicos cubanos de los últimos 40 años. Mario Bauzá lo persuade para que retome seriamente el clarinete, entregándole el suyo (Nat Chediak). The Clarinetist (2002) y The Jazz Chamber Trio (2005) lo instalan en la nómina de los sobresalientes clarinetistas contemporáneos (Milton “Mezz” Mezzrow, Eddie Daniels, Buddy de Franco, Dr. Michael White, Richard Stoltzman, Woody Herman, Enric LLuna, Tony Scott, Don Byron, Sabine Meyer…).

“A mediado de los años cincuenta, mi padre —que era un saxofonista clásico— llegó a casa con un LP que decidió mi vida de una vez y para siempre. Era una grabación en vivo de Benny Goodman en el Carnegie Hall de la ciudad de Nueva York. Cuando mencionó el nombre del famoso teatro, en mi mente de niño glotón, primero entendí ‘carne y frijol’, pero después que el viejo me explicó todo, el clarinetista judío, que cruzaba sin esfuerzo de Mozart a Fletcher Henderson y de Cole Porter a Bela Bartók, se convirtió en mi más fuerte inspiración. Desde entonces soñé siempre con convertirme algún día en parte de la comunidad musical de la ciudad de los rascacielos”, confiesa el autor de “Wapango” en el cuaderno de presentación del fonograma Jazz – Clazz (2010) con el Trio Clarone de la clarinetista alemana Sabine Meyer. Paquito D’Rivera, Christopher Dell WDR Big Bang. Homenaje a Benny Goodman (PFive México, Universal Music Group, 2011) hace realidad el sueño del fundador de Irakere. En los últimos 20 años hemos sido testigos de un Paquito D’Rivera con una vidabisaxual (fecundas connivencias interpretativas de sax alto y clarinete) fructuosa. De los años 90 a la fecha, el hijo distinguido de Marianao, ha grabado unos 15 álbumes en los que las ejecuciones de clarinete sobresalen por encima de las prácticas del sax alto (Milestones —con Claudio Roditi, 1992; Live At The Blue Note, 2000; Habanera, 2000; Brazilian Dreams, 2002; Mosaic, 2006; Música de dos mundos, 2006; Funk Tango, 2007; Tango Jazz, 2010… Sin olvidar esas dos obras maestras —mencionadas más arriba—, The Clarinetist, 2002; y The Jazz Chamber Trio, 2005).

Acompañan al jazzista cubano, en este episodio goodmaniano, el vibrafonista alemán, Christopher Dell —director del atípico ensemble, fusión de jazz y clásico, DRA— y WDR Big Bang —conductor y arreglos, Michael Abene—. Ocho temas clásicos del swings de los años 30 y 40 (antes de la irrupción del bebop) y una pieza de D’Rivera “Benny @ 100”, compuesta especialmente para esta ocasión. “Mi relación con la WDR es muy bonita, es una de mis orquesta favoritas. He grabado con ellos otras veces, por ahí está el CD Big Band Time. Para este concierto en especial la conducción y los arreglos de Michael Abene han sido maravillosos y determinantes”, ha manifestado el clarinetista cubano.

Retorno del “timbre sonoro Goodman” (seductor, barroco, alegre, refinado, perfecto, resbaladizo, contagioso…) desde una sección brass de conformación virtuosa sobre todo en los gozosos solos de los sax tenores (Olivier Peters y Paul Hellers), las trompetas (Klaus Osterloh y John Marshall) y el flugelhorn (Andy Haderer). Destacan guitarra (Paul Shigihara), piano (Frank Chastenier) y batería (Hans Dekker). No olvidar que el vibrafonista de Goodman era el showjazzmen Lionel Hampton: llama la atención la habilidad de Christopher Dell para entrar al universo de “Hamp” recreando sus tintineos emblemáticos de notas bajas de tonos (blue notes) en singulares tabaleos en “Slipped Disc” (Goodman), “Lest Dance” (Bonine) y “Don’t Be That Way” (Goodman). Vaya concurrencia que afronta Abene ante los arreglos originales de Benny Carter y Fletcher Henderson para la banda comandada por el más importante clarinetista del swings de los años 30, escritos pensando en solistas únicos: Harry James, Cootie Williams (trompetas), Teddy Wilson, Count Basie (pianos), Lester Young (sax tenor), Johnny Hodges (sax alto), Gene Krupa (batería)… La resonancia conseguida rebosa los presagios con un Paquito D’Rivera decoroso, técnico y cabal.

Tributo que comienza con “Slipped Disc” desbordado de swing, y remata con “Sin Sing Sing” (Louis Prima) y “Goodbye” (Gordon Jenkins) en arabesco tonal de sinuosas y eficaces disposiciones armónicas. Cada ataque del autor de “Como un bolero” refleja el hálito trascendental de Goodman: tributo al clarinetista de Chicago en recodos en los que se asoman sutiles tildes cubanas (escúchese con atención las enunciaciones de los solos de “Memories Of You” —Eubie Blake— con pespunte de bolero en la traslación melódica y, asimismo, las variaciones melódicas/rítmicas de “Don’t Be Thay Way” con citas de cubop, boleros, aires cariocas y abiertos cruzamientos de mambo. En “Soft Winds” (Fletcher Henderson) la guitarra puntea la voluntad melódica desde imaginativo desplazamiento de las notas, las trompetas delinean senderos armoniosos con estampas de Harry James, mientras el bajo se balancea en un sensual walking de tentadora invitación bailable, el clarinete —en los minutos finales— retoma las pendulares siluetas dancísticas con introito de espiral exposición. “Sing Sing Sing” y un Paquito efusivo, pródigo y provocador; piano haciendo referencias a Teddy Wilson; WDR exaltada: el remate de la batería, previo parlamento con el clarinete, sencillamente, irrepetible. “Goodbye” o un clarinete de insinuación instigadora y lenitiva: ajuste de cuentas con De Franco, Scott y Mezzrow.

Homenaje a Benny Goodman nos pone frente a frente a uno de los más grandes concertinos del jazz actual. Francisco de Jesús Rivera y Figueras —The Paq-Man— en una bisaxualidad de venturosas configuraciones. Nuevo y acertado concilio de un músico que se ha planteado integrar el jazz a los amarraderos de la música clásica: en este disco lo consigue con certero swing.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.