Actualizado: 07/12/2018 12:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine de horror, Cine, Arte 7

Cine de horror inteligente

Ari Aster, responsable del guion y la dirección, no puede hacerlo mejor en su primer largometraje

Comentarios Enviar Imprimir

Cuando se habla del cine de horror, por lo general (haciendo salvedad del horror Hitchcokiano, que es un género aparte), uno piensa en películas llenas de efectos especiales con escenas horribles, llenas de sangre, desmembramientos humanos y seres sobrenaturales típicamente grotescos. Dentro de ese grupo cabrían películas como A Nightmare on Elm Street, Saw, Texas Chainsaw Massacre, Insidious y otras similares.

Existe otro tipo de cine de horror, al que últimamente se le ha llamado “Horror inteligente”, que puede remontarse quizá tan atrás como hasta The Invasion of the Body Snatchers esa obra maestra que dirigió Don Siegel en 1956, a la cual se le pudiera añadir Rosemary’s Baby, The Exorcist, The Blair Witch Project y más recientemente The Babadook, It Follows y Let the Right One In. En este segundo grupo se puede incluir Hereditary, el primer largometraje de Ari Aster.

Ellen, la matriarca familiar, acaba de morir y el filme comienza en su velorio. Un acontecimiento que se antoja muy extraño, en el cual las expresiones de los asistentes son diversas y no encajan con la espartana solemnidad del evento. Se percibe un inconcebible humor lúgubre. Incluso uno no sabe que deducir del discurso de despedida de Anne, la hija de la difunta, quien habla sobre la madre en términos ambivalentes y con sentimentalidad distante, sin embargo, se desencuaderna emocionalmente a mitad del mismo. Por delante del féretro pasa una procesión desanimada, de momento incomprensible al espectador.

La familia regresa a su insólita cotidianidad, en una casa alejada, rodeada de un paisaje tan hermoso como aterrador. Steve, el comedido esposo de Anne trabaja como psiquiatra y los hijos de ambos, Peter, el adolescente, y Charlie, la preadolescente regresan a su rutina escolar. Aunque no pasa nada destacado, en varias escenas, se van advirtiendo cosas que pueden augurar algo desagradable que acecha más allá de lo que se puede ver. Aster desarrolla su trama con calma. Los personajes no parecen complementarse bien emocionalmente y sus interacciones muestran marasmo. Todo se mantiene así hasta que un día Peter pide permiso a sus padres para ir a una fiesta y Anne le exige que lleve a su hermana. Esta solicitud y la forma en que Anne la impone, resulta confusa, pues Charlie es mucho menor que Peter y no tiene conexión con el ambiente que sabemos va a imperar en la fiesta. Luego ocurre otra tragedia cuando, debido a una aparente reacción alérgica de Charlie, los hermanos abandonan la fiesta.

Ante otra pérdida, el estado emocional de Anne se va descomponiendo y los miembros restantes de la familia se van distanciando más, predominando la incomunicación. Anne asiste, con no mucha convicción, a grupos de apoyo hasta que conoce a Joan, una mujer ansiosa y peripatética que al poco tiempo la invita a una sesión para comunicarse con los muertos.

No seguiré contando la trama, pero a partir de la fiesta, comienzan a suceder eventos cada vez más inesperados y espeluznantes. Uno comienza a sospechar ciertas cosas, pero la narración está muy bien entretejida y con mucha habilidad nos pierde entre los objetivos de los personajes. En realidad no hay trucos, es simplemente un guion inteligente y ágil. Continúa un incremento exponencial del horror y uno, confundido, se pregunta qué se esconde detrás de la próxima escena. Todo esto hecho con un mínimo de efectos especiales o de escenas visualmente brutales.

Toni Collette se desempeña con facilidad en un papel muy complicado. Como Anna, que es la espina dorsal del filme, tiene que expresar cambiantes estados de ánimo y hacer las transiciones prácticamente en segundos, y no hay ni un titubeo histriónico. Alex Wolff (Jumanji, Patriots Day) con solo 21 años demuestra una gran madurez como actor y no tiene fallos en su papel de Peter. Milly Shapiro debuta por todo lo alto en su papel de Charlie, que es muy exigente también respecto a transiciones dramáticas. El único que no parece cuajar es el siempre excelente Gabriel Byrne, pero no es culpa suya, es su personaje lo que falla. Steve parece un personaje sin terminar, mal desarrollado. Aster quiso construir un personaje cauteloso, pero le salió un individuo que parece estar sedado y cuando explota emocionalmente no es creíble. Es quizá el único fallo de este filme. Una mención especial merece la veterana actriz Ann Dowd en su relativamente breve pero impactante rol como Joan.

Aster, responsable del guion y la dirección, no puede hacerlo mejor en este su primer largometraje. La película está bien estructurada, usando elementos del cine convencional sin efectismos visuales ni trampas de libreto. El argumento esta sólidamente construido y la dirección nunca pierde su camino. Logra una armonía perfecta entre lo real, lo sobrenatural y lo fantástico, que le añaden credibilidad al terror. La fotografía de Pawel Pogorzelski (Water for Elephants) visualiza atinadamente el horror intrínseco del ambiente y los personajes.

Hereditary es un filme muy inteligente, que recuerda mucho en argumento y ambientación, a Rosemary’s Baby y al cine de Polanski en general, pero digiere sus influencias perfectamente bien y mantiene sus peculiaridades.

Hereditary (EEUU, 2018). Guion y dirección: Ari Aster. Director de fotografía: Pawel Pogorzelski. Con: Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Ann Dowd y Milly Shapiro. De estreno limitado en casi todas las grandes ciudades de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.