Actualizado: 29/11/2022 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Quijote, Literatura, Novela

Cuatro apuntes sobre «Don Quijote de la Mancha» y las «Novelas ejemplares» de Miguel de Cervantes

Donde se analizan asuntos rara vez comentados

Comentarios Enviar Imprimir

-I-

Apuntes cronológicos

Las referencias cronológicas en el Quijote son pocas e imprecisas. En el capítulo XXV de la primera parte aparece una en la libranza que le entrega don Quijote a Sancho, Fecha en las entrañas de Sierra Morena a veinte y dos de agosto deste presente año. Y en el capítulo XXXVI de la segunda parte, durante su estancia en casa de los duques, Sancho muestra una carta dirigida a Teresa Panza, su mujer, fechada a veinte de julio de 1614.

Las tres salidas del caballero andante se describen vagamente. La primera (cuando sale él solo de la aldea) ocurre: …una mañana, antes del día, que era uno de los calurosos del mes de julio… (I-Cap.II). Tres días duró esta primera salida: Tres días ha que no parecen él, ni el rocín... (I-V), le dice el ama al cura y al barbero, poco antes de irrumpir don Quijote en la casa. Y en su casa se quedó quince días: Es, pues, el caso que él estuvo quince días en casa muy sosegado… (I-Cap.VII). En la segunda salida (esta vez con Sancho)… una noche se salieron del lugar… (I-VII). La tercera sucede… al anochecer (II-Cap.VII).

-II-

Apuntes étnicos

Si en el siglo XIX, escritores como Joseph Conrad, Mark Twain y hasta Harriet B. Stowe, la autora de La cabaña del tío Tom, usaron frases y epítetos racistas que hoy son inaceptables y si, aún en 1903, Valle-Inclán se atreve a escribir en su Sonata de estío: «La raza sajona es la más despreciable de la tierra», no debe extrañarnos que en la España de los siglos XVI y XVII se hiciera lo mismo.

Cervantes no deja títere con cabeza.

A los árabes, el autor del Quijote los califica de mentirosos, refiriéndose a Cide Hamete Benengeli. Y más adelante (llamándolos esta vez moros) dice que todos son unos embelecadores, falsarios y quimeristas.

Cervantes enfurece a Sancho al hacerle creer que aquel reino prometido era tierra de negros, para luego buscarle remedio al «mal», cargando con ellos y trayéndolos a España, donde los podrá vender, y adonde me los pagarán de contado... y que por negros que sean, los he de volver blancos o amarillos (monedas).

Y no sólo menosprecia Sancho a los negros, sino que declara con orgullo ser enemigo mortal de los judíos.

A los turcos, Cervantes los acusa de bárbaros; y no por sus heridas en Lepanto, sino porque entre ellos en más se tiene y estima un muchacho o mancebo hermoso que una mujer, por bellísima que sea.

Pero la peor diatriba la reserva para los gitanos. Y aquí hay que copiar todo el párrafo, por explícito y reiterativo: Parece que los gitanos y gitanas solamente nacieron en el mundo para ser ladrones; nacen de padres ladrones, críanse con ladrones, estudian para ladrones, y, finalmente, salen con ser ladrones corrientes y molientes a todo ruedo, y la gana de hurtar y el hurtar son en ellos como accidentes inseparables, que no se quitan sino con la muerte.

-III-

Apuntes escatológicos

Aparte del suceso escatológico per se en el capítulo XX de la primera parte (muy explícitamente narrado, por cierto), la falta de higiene (a tono con la época) es evidente en todas las páginas delQuijote.

En ningún lugar se menciona el baño. Las veces que el ingenioso hidalgo se acerca al agua son raras en número y someras en propósito.

Una vez, después de embarrarse de unos quesos, se lava la cabeza y el rostroy todavía se quedó el agua de color de suero.

Más adelante, le lavan las barbas en casa de los duques.

Y casi al final del libro, después de la aventura de los toros, de la que han salido cansados y sucios, cuando topan, esta vez no con la iglesia, sino con una fuente clara y limpia. (Aquí el lector se entusiasma creyendo que al fin presenciará el tan preterido baño). Pero no… enjuagóse (Sancho) la boca, lavóse don Quijote el rostro… y nada más.

En cuanto a Sancho, la única ocasión en que lo vemos tocar el agua, aparte de ese enjuague bucal, fue después del ocurrente diálogo con su amo sobre la supersticiosa creencia de que los piojos de los españoles que embarcaban para ir a las Indias morían al pasar la línea equinoccial; entonces, después de tentarse el escudero la pierna y encontrarse algos (piojos) en la corva izquierda… sacudiéndose los dedos, se lavó toda la mano en el río.

Y es el propio Cervantes quien nos describe así a su héroe: …las piernas eran muy largas y flacas, llenas de vello y no nada limpias…

Por eso llama la atención que tan triste figura amoneste de la siguiente forma a Sancho: …lo primero que te encargo es que seas limpio, y que te cortes las uñas, sin dejártelas crecer…

-IV-

Apuntes lingüísticos y literarios

Cervantes publica La Galatea en 1585, la primera parte del Quijote en 1605 y la segunda en 1615. En el prólogo de las Novelas ejemplares que publica en 1613 ya proclama… que yo soy el primero que he novelado en lengua castellana… Cervantes españolizó el género. Y lo fue modernizando. Del ambiente pastoril y tradicional de La Galatea pasa a obras tan novedosas para su tiempo como el Quijote y las Novelas ejemplares.

Es sabido que el Quijote está repleto de refranes. Da la impresión que el autor se propuso incluir en su novela todos los dichos del habla popular habidos y por haber. Y lo sorprendente es que la mayoría de esas expresiones se hayan mantenido vigentes e inalterables hasta el día de hoy. Citemos algunas: si a mano viene, en pelota (por desnudo), puso los pies en polvorosa y cogió la de Villadiego, con mucha prosopopeya, no las tuvo todas consigo. Y dos muy graciosas: No huye el que se retira y desnudo nací, desnudo me hallo: ni pierdo ni gano.

Y aun frases, que podrían parecer invenciones recientes de beatas de aldea, se encuentran en la obra de Cervantes: lo de Dios es Cristo, de la misa la media, con Dios y ayuda.

Y no sólo en ámbitos domésticos y parroquiales, sino en lenguaje de taberna y lupanares encontramos lo escrito por el autor de las Novelas ejemplares. Una frase del calibre de la puta que me parió, aparece en Rinconete y Cortadillo.

Otras expresiones que muchos consideran regionalismos son legitimadas por el Quijote, como el luego luego y el agüitar mexicanos. Esta última, derivada del verbo acuitar.

Aunque en la obra de Cervantes no abundan los juegos de palabras (gracia de Gracián, su contemporáneo), anotamos estos ejemplos: imposibilidad imposible; verse con fama, aunque infame; un no sé qué, un sí sé qué, que nos recuerda la famosa cacofonía de San Juan de la Cruz: «Un no sé qué que quedan balbuciendo».

Dos párrafos:

Hay dos breves párrafos que son ejemplo de originalidad y elocuencia. Uno es un elogio, el otro, un reproche.

Cervantes hace que la dueña celebre a la duquesa de esta forma:

…y aquella gallardía con que va pisando y aun despreciando el suelo, que no parece sino que va derramando salud donde pasa (II-Cap.XLVIII).

Y que don Quijote increpe a Sancho con estas duras palabras, por atreverse el escudero a reclamarle sueldos.

Pero dime, prevaricador de las ordenanzas escuderiles de la andante caballería, ¿dónde has visto tú, o leído, que ningún escudero de caballero andante se haya puesto con su señor en tanto más cuánto me habéis de dar cada mes porque os sirva?…malandrín, follón y vestiglo... (II-Cap.XXVIII).

Una frase:

Hay una frase lapidaria que apreciará especialmente todo aquel que haya vivido bajo un gobierno totalitario, y que podría servir de epitafio para la inmensa tumba acuática en que se ha convertido el Estrecho de la Florida: La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida

Poesía:

Cervantes incluye varias poesías en su novela. En esta ocasión nos limitaremos a dos de ellas. La primera, unos versos místicos muy conocidos, los cuales, además del placer de su lectura, nos dan pie para comentar su origen.

Ven, muerte, tan escondida,

que no te sienta venir,

porque el placer del morir

no me torne a dar la vida

Estos versos son originales de Escrivá, un poeta valenciano del siglo XV y que en su forma primitiva decían: Ven, muerte, tan escondida / que no te sienta conmigo / porque el gozo de contigo / no me torne a dar la vida.

La segunda, es un ovillejo.

¿Quién menoscaba mis bienes?

Desdenes.

Y ¿quién aumenta mis duelos?

Los celos.

Y ¿quién prueba mi paciencia?

Ausencia.

De este modo, en mi dolencia

ningún remedio me alcanza,

pues me matan la esperanza

desdenes, celos y ausencia.

¿Cómo escoger, cómo destacar un capítulo de esta obra cumbre de la literatura castellana? Pero si alguien, atemorizado por la extensión de la novela, nos pidiera recomendarle sólo unas páginas, le indicaríamos el famoso discurso de La Edad de Oro, en el Capítulo XI de la primera parte, que contiene uno de los textos más hermosos del libro y donde Cervantes despliega al máximo la pericia y la elegancia de su pluma. Y del segundo libro, el capítulo XLVIII, cuando don Quijote se imagina que la dueña lo visita en su habitación para seducirlo. O los XLII y XLIII, que contienen los consejos de don Quijote a Sancho para la administración de su ínsula. O la aventura del barco encantado, capítulo XXIX.

Para terminar, citaremos algunos párrafos del Quijote referentes al oficio literario.

Idioma

…y cuando algunos no entiendan estos términos, importa poco; que el uso los irá introduciendo con el tiempo, que con facilidad se entiendan; y esto es enriquecer la lengua, sobre quien tiene poder el vulgo y el uso.

Poetas

…porque no hay poeta que no sea arrogante y piense de sí que es el mayor poeta del mundo.

…y, lo que sería peor, hacerse poeta, que, según dicen, es enfermedad incurable y pegadiza.

Traducciones

…que le quitó mucho de su natural valor, y lo mismo harán todos aquellos que los libros de verso quisieren volver en otra lengua: que por mucho cuidado que pongan y habilidad que muestren, jamás llegarán al punto que ellos tienen en su primer nacimiento.

Libros

…y así, digo que es grandísimo el riesgo a que se pone el que imprime un libro, siendo de toda imposibilidad imposible componerle tal, que satisfaga y contente a todos los que le leyeren.

…pues no hay libro tan malo, que no tenga alguna cosa buena.

* * *

Ponemos fin a estos apuntes con las proféticas palabras de Cervantes (en la voz del bachiller Sansón Carrasco) sobre su opus maximun: …y a mí se me trasluce que no ha de haber nación ni lengua donde no se traduzga. Y así ha sido.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.