Actualizado: 19/10/2017 11:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Arte 7

Demasiadas perversidades burguesas

Esta película tiene una buena dosis de Buñuel y otro poco de Sade

Comentarios Enviar Imprimir

Elle navega entre el thriller psicológico, la comedia de costumbres, el drama sobre la violencia sexual y un divertimento erótico, de manera que nunca define qué rumbo va a tomar. Es su virtud y a la vez su defecto. Su virtud porque la mantiene inclasificable, libre de estereotipos. Su defecto porque a veces se pierde entre algunas de esas aguas y disminuye su efectividad. Por supuesto, eso ha provocado diferentes lecturas de diferentes críticos, que dicen más sobre sus ideas que sobre las del filme.

El filme comienza con la pantalla en negro, mientras se escuchan ruidos de vasos que se rompen y los gritos de una mujer. Luego, observamos el primer plano de un gato, impasible testigo de lo que a continuación vemos fue una violación ya que se nos muestra el final de la misma, al enfocarse un hombre con traje y máscara de esquiador, que se sube la portañuela y se retira despacio, mientras la mujer yace en el suelo de la cocina.

Michele, que así se llama la violada, no llama a la policía ni muestra ninguna emoción. Va y se toma un baño para relajarse y al día siguiente regresa a su trabajo. Es la dueña de una productora de juegos de video que ha hecho mucho dinero. El contenido de los juegos abunda en violencia sexual. A partir de ahí, la película comienza a moverse entre los meandros de su cauce narrativo. Michele revive varias veces la violación, luego es violada nuevamente y al descubrir quién es el violador, decide establecer un engañoso juego de sadomasoquismo con él. Es su vecino de enfrente, en un reparto lujoso de las afueras de Paris. El hombre es banquero y está casado con una católica obsesivamente devota.

Por su parte, Michele se mueve entre su trabajo, donde tiene que lidiar con un staff casi totalmente masculino, asistida por su compañera de negocios y mejor amiga, Anne, con cuyo marido Michele se está acostando, aunque un poco ya aburrida de ello. Mantiene una relación ambivalente con su exmarido, un novelista de poco éxito y tiene que encargarse de su hijo, un inmaduro dominado por una mujer explosiva, así como de su madre, que, a los más de setenta años, está entusiasmada por tener una relación con un joven que pudiera ser su nieto. Como dato adicional, Michele tiene un trauma. Su padre está en prisión desde hace cuarenta años. Era un religioso devoto que al ser rechazado por sus vecinos montó en furia y mató a veintisiete de ellos, incluyendo niños. Michele, por entonces de seis años, parece haber tenido alguna involucración en los hechos. Michele odia a sus padres.

A ratos el thriller se mueve bien, pero luego pasa a resultar una comedia sexual en la cual se hace burla de los valores morales de la burguesía y a veces se sumerge en las relaciones de Michele con los diversos personajes arriba mencionados: su violador, su exmarido, su hijo, su madre, su padre, el marido de Anne. la mujer de su hijo y la novia de su exmarido. Si suena un poco recargado, es porque lo es. Ese es el defecto que lastra el filme. A veces aburre, aunque no creo que entretener sea su objetivo. Son demasiadas perversiones reunidas en un solo ser humano o alrededor del mismo.

Elle es la película que representa a Francia en los óscares. Ya ha sido nominada al mejor filme extranjero en los Globos de Oro. Fue nominada para la mejor película en Cannes. Hasta ahora solamente ha ganado un par de premios menores, entre ellos el de la asociación de críticos del área de Washington, DC. Su director, el holandés Paul Veerhoeven, es un provocador camaleónico que se ajusta al ambiente en el cual trabaja. Se sintió menospreciado en Holanda y vino a Hollywood, donde dirigió Robocop, Total Recall, Basic Instinct y Showgirls. Tras su triunfo taquillero, regresó a Holanda y filmó en 2006, la excelente Black Book. Elle es su primera película rodada en Francia y con equipo francés, y ha logrado un verdadero filme francés en todos los sentidos. Su dirección es seca pero firme, sin trucos, deliberada y manteniendo tanto el dramatismo como el elemento de comedia al mínimo. La violencia se presenta sin afeites, con crudeza.

Isabelle Huppert, quien no necesita presentación tras más de cuarenta años haciendo cine, lleva el peso principal de la cinta. Está presente en casi todos los cuadros. Con soltura y una facilidad impresionante, da todos los matices necesarios para hacer creíble un personaje que, aunque ni se ajusta a ningún estereotipo, tiene demasiada carga psicológica. A su vez, no luce fuera de lugar, a pesar de que su personaje es unos veinte años menor que ella. Impone su sexualidad y su fortaleza de carácter sin ninguna dificultad. Ha sido, merecidamente, nominada en los Globos de Oro, como mejor actriz en película dramática. Se reafirma como un icono del cine francés. Un icono que desaparece en personajes que interpreta como nadie puede.

El resto del elenco, se muestra también en sus papeles de apoyo, que no son breves. Destacan Laurent Lafitte (Crimson Rivers), como Patrick, el vecino violador, Charles Berling (Ridicule), como el exmarido, Anne Consigny (The Diving bell and the Butterfly), como la amiga y Judith Magre (Nathalie), como la madre de Michele.

El guion de David Birke está basado en la novela Oh… de Philippe Dijan, autor también de Betty Blue. No conozco la novela, pero a juzgar por la carga argumental que contiene el filme, parece que Birke hizo un excelente trabajo en la adaptación. La fotografía de Stéphane Fontaine (A Prophet), acertadamente trata de evitar tonalidades que acentúen innecesariamente el dramatismo inherente a la trama.

Elle es un filme muy bueno. Ha sido percibida por muchos como un manifiesto feminista. A mí me parece más una cinta sobre las costumbres burguesas, las relaciones sexuales y las interacciones entre víctimas y victimarios, con una buena dosis de Buñuel y otro poco de Sade. Me parece que, sin hacerlo representativo, pusieron demasiadas motivaciones en el personaje de Michele que a veces lo hacen cargante.

Elle (Francia/Alemania/Bélgica, 2016). Dirección: Paul Veerhoeven. Guion: David Birke, basado en la novela Oh… de Philippe Dijan. Director de fotografía: Stéphane Fontaine. Con: Isabelle Huppert, Charles Bering, Laurent Lafitte, Anne Consigny y Judith Magre. De estreno en New York y Los Angeles. Pronto en ciudades selectas de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.