Actualizado: 16/04/2021 17:58
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Feria del Libro

Desiderio Navarro en casa de Luis Pavón

A su paso por Holguín, la fiesta del libro blindó las presentaciones más 'incómodas'.

Comentarios Enviar Imprimir

Desiderio Navarro vino a Holguín a recordar que el Quinquenio Gris ya pasó hace mucho tiempo. No se imagina que desde su balcón en el hotel Pernik puede ver la ciudad que sirvió de cuna nada más y nada menos que al famoso Luis Pavón Tamayo. Tan ocupado en presentaciones y explicaciones, Navarro no tiene tiempo para detenerse en las grisuras de la urbe que hoy visita.

En un espacio limitado y controlado por "los compañeros organizadores", se codeó de lo más selecto de la intelectualidad comprometida y los "agentes" holguineros, para aclarar que su libro está "dentro de…". Todo esto, por si acaso alguien pretendía romper alguna lanza en contra del tan llevado y traído tema del Quinquenio Gris. Insistió Desiderio: "Hubo quien hizo como Hatuey, y dijo: 'Si esto es la Revolución, entonces no quiero saber de ella'; pero, en mi caso, sucedió de otra forma: nunca identifiqué a Pavón con la Revolución, por eso no me fui del país".

Los que tuvieron el raro privilegio de participar en la presentación del volumen La política cultural del período revolucionario: Memoria y reflexión, descubrieron a un hombre que de pronto se refirió a una "rectificación a partir de la segunda mitad de la década de los setenta de ciertas actitudes en contra del ideal de libertad que defendía el proyecto social cubano".

Puro teatro

"Esto es puro teatro, como siempre. Nos imaginamos que iba a terminar así la polémica de principios de 2007", comenta un intelectual en plena calle Maceo. "Una vez más el poder político se hizo cargo del asunto y ahora es una cuestión 'controlada' por ellos".

Otro tanto opinaron dos estudiantes del Instituto Superior Pedagógico de Holguín: "Pensamos que el título iba a ser presentado en algún espacio abierto, pero todo ha sido montado de forma tal que el gran público no pudiera adquirirlo".

Ante la pregunta de cuáles eran sus expectativas, respondieron: "Mejor será que nos mantengamos en el anonimato o nos 'desaparecen', pero la realidad es que ya hojeamos un ejemplar en exhibición y sólo se limita a reproducir las conferencias oficiales, no publicaron ni un sólo email".

El volumen, que según palabras de su autor contará con una segunda parte, reproduce las conferencias organizadas por el Centro Criterios, impartidas por Ambrosio Fornet, Fernando Martínez Heredia, Mario Coyula, Arturo Arango y Eduardo Heras León.

Ante la pregunta de por qué no incluyeron las opiniones contenidas en los correos electrónicos, el propio Desiderio Navarro declaró a los presentes en la sesión de la Casa de Iberoamérica: "No se trata de recoger opiniones, sino de exponer consideraciones más elaboradas y más profundas sobre el tema, las conferencias vienen a ser como la suma del asunto".

Lo cierto es que tanto la presentación del título como su contenido están bajo control, a pesar de su contracubierta: "La sucesiva aparición televisiva de programas dedicados a varios ex dirigentes culturales asociados al dogmatismo, la censura y la represión administrativa" provocó "una ola de indignación y protesta en los medios culturales del país".

Aún está por responderse a qué medios culturales se refiere el editor del volumen, porque la prensa oficialista, así como las instituciones culturales —con excepción de las selectas Casa de las Américas y el Instituto Superior de Arte (ISA)—, no emitieron ni una sola palabra al respecto.

Reunidos y distantes

En la extensión de la Feria del Libro por las provincias orientales, y por una "rara casualidad", visitaron Holguín los escritores Antón Arrufat, Desiderio Navarro y Jorge Ángel Pérez, algunos de los más importantes promotores de la polémica desatada por la intelectualidad a principios de 2007, a propósito de la aparición televisiva de los censores culturales de los años setenta.

Llama la atención, no obstante, que no se organizó ningún tipo de panel dentro del programa de la Feria para debatir tantos temas pendientes, referidos a la llamada "política cultural de la revolución".

La sede de los encuentros más "incómodos" dentro de la Feria fue la "segura" Casa Iberoamericana, que, por cierto, está ubicada frente al edificio de la Seguridad del Estado. Allí estuvieron, además, varios historiadores oficialistas presentando el título Historia de la Iglesia Católica en Cuba, de Eduardo Torres-Cuevas, y, ¡adivinen!, no invitaron a ningún representante del Obispado local.

Para que nadie se pusiera celoso a estas alturas, los organizadores del evento contemplaron la presentación de un título ( Fidel, de Cinco Palmas a Santiago) en la sede de la Seguridad del Estado, en lo que se considera la segunda "visita" de intelectuales en esas oficinas en lo que va de año, luego de la detención —a mediados de enero— del poeta Luis Felipe Rojas Rosabal (colaborador de ENCUENTRO EN LA RED), quien, por cierto, no tuvo la oportunidad en aquellos momentos de presentar ninguno de sus títulos a "los compañeros que atienden la cultura".

Tampoco se olvidaron de homenajear a los "abnegados compañeros del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI), del Ministerio del Interior" y hasta su sede hicieron llegar el título Clandestinos héroes vivos y muertos. Así, la Feria Internacional del Libro no sólo viaja por toda la isla, sino que lo hace de forma muy segura.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.