Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Arte 7

Dilemas de la guerra: militares vs. políticos

La película Eye in the Sky aborda un drama humano válido y mantiene un intenso paso de thriller

Comentarios Enviar Imprimir

La coronel Katherine Powell se levanta, como probablemente hace cada mañana, bien de madrugada y se dirige a la sede de un comando militar conjunto en Londres, desde donde tendrá que interactuar con otros comandos en Estados Unidos y otras partes del mundo, en su diaria tarea de combatir el terrorismo global.

Powell tiene a su cargo conducir misiones de la teleguerra del siglo veintiuno. En la mañana que nos ocupa tiene a su cargo dirigir una operación de captura contra una ciudadana británica asociada al grupo terrorista islámico Al-Shabab, una organización basada en Somalia y aliada con Al Qaeda. El objetivo se encuentra en Nairobi, la capital de Kenya, donde Al-Shabab ocupa partes del territorio.

Una vez que utilizan todos los equipos de detección a distancia se dan cuenta que en la casa en la cual confirman la presencia de la británica, se está preparando un doble ataque suicida que puede acabar con la vida de unas 90 personas. La misión cambia de captura a aniquilación y aquí es donde se complican las cosas.

A partir de ese momento hay que cubrir todas las exigencias legales y las reglas de compromiso. Se tiene que obtener permiso de abogados y ministros. Una vez cumplidos los procedimientos, y ya a punto de llevar a cabo la misión, descubren la presencia de una niña que vende pan en un puesto al lado de la casa que se volará y al piloto del drone, que está en Nevada, le entra cargo de conciencia, se niega, es su derecho, a apretar el botón hasta que no se estime el riesgo de que la niña muera.

Se desatan entonces todas las complicaciones posibles. Los militares encabezados por Powell y por el general Benson, están confiados en que su misión reducirá al mínimo los daños colaterales y es además absolutamente necesaria dado el peligro que se avizora. Los políticos temen perder la batalla de la propaganda y herir sensibilidades políticas en otras partes. Comienzan las discusiones y la madeja se enreda hasta llegar a niveles muy superiores, que van a involucrar a los cargos más altos del Gobierno británico y del americano.

Junto al paseo por el laberinto de las decisiones políticas, la película aborda un drama humano válido y mantiene un intenso paso de thriller. Lo que sucede es que para que prevalezca el entretenimiento, simplifica demasiado las opciones y los personajes comienzan a ser caricaturas de sí mismos a medida que avanza la trama.

Meditaciones aparte sobre la justeza de la guerra, la frialdad de matar a larga distancia y la hipocresía de los políticos, me molestan algunas aproximaciones al tema que se encuadran dentro de lo políticamente correcto desde el punto de vista paternalista del pseudohumanismo occidental. Aunque el filme Eye in the Sky es británico, es puro Hollywood y hay que recuperar la inversión y sacar lasca. Se apuesta al seguro.

Una vez más los occidentales viven la vida con abulia, mientras más alto el cargo más pesadumbre existencial, los únicos sensibles son los de abajo. Tenemos que asistir a los felices tercermundistas, llenos de ilusiones que van a ser destrozadas por los malévolos poderes occidentales. Prácticamente se pierde el hecho de que se está tratando de aniquilar una operación terrorista. Aunque es cierto que se trata de dar humanidad a todos los personajes, el esquema siempre se inclina en contra de Occidente. Algo que ya se vuelve predecible y le resta atractivo al filme.

Como una buena producción hollywoodense convencional, interpretada mayormente por actores británicos, las actuaciones son excelentes. Helen Mirren como la coronel Powell y Alan Rickman (en su última actuación), como el general Benson, están inmejorables y dan a sus personajes la mayor humanidad que el guion les permite. Barkhad Adbi, el actor somalí (más bien chófer de limosina en Minnesota), quien le robara Captain Philips a Tom Hanks, aquí amenaza con llevarse la película también si le dan un par de minutos más de actuación. Su presencia y desempeño llenan la pantalla cada vez que aparece y genera dramatismo al parecer sin esfuerzo.

Aaron Paul y Phoebe Fox, cubren sus pequeños papeles como la conciencia de la trama, cabalmente. No hay un actor que no cumpla su cometido.

El sudafricano Gavin Hood (Tsotsi), que se graduó de filmes independientes a superproducciones (X-Men Origins: Wolverine y Ender’s Game), mantiene un buen nivel artesanal y sabe construir la tensión a lo largo del filme. La fotografía del chipriota Haris Zambarloukos (Mamma Mia), se ajusta a las exigencias del cine comercial sin correr ningún riesgo. El guion de Guy Hibbert se acerca al estilo de una telenovela, lo cual refleja la experiencia del guionista, quien cuenta a su haber varias series de la televisión inglesa.

Es inevitable que la trama capte al espectador, pero a veces resulta absurda la disyuntiva entre tener que elegir la muerte de una inocente niña o la posibilidad de que 90 inocentes mueran (lo cual puede incluir otros niños). Personalmente conozco los efectos que este tipo de decisiones tiene sobre la psique de muchos individuos y soy sensible a ello, pero por otra parte la cinta simplifica mucho, ignorando incluso la posibilidad de que otras personas que deambulan inocentemente cerca de la casa puedan también ser víctimas involuntarias. El recurso de la niña es demasiado obvio y abarata la discusión.

Eye in the Sky (Gran Bretaña, 2015). Dirección: Gavin Hood. Guion: Guy Hibbert. Director de fotografía: Haris Zambarloukos. Con: Helen Mirren, Alan Rickman, Aaron Paul y Barkhad Adbi. De estreno amplio en todo Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.