Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Ciencia ficción, Literatura, Cine

Dos clásicos

Las obras de Herbert y de Asimov son bien diferentes: el lenguaje de Herbert tiende en ocasiones a lo poético y a las disquisiciones filosóficas y religiosas y en ocasiones resulta denso, mientras que en Asimov la narración es más directa

Comentarios Enviar Imprimir

Este año marcará un hito muy especial en los filmes de ciencia ficción ya que se estrenarán las versiones fílmicas de dos clásicos: ‘Dune’ de Frank Herbert y ‘Fundación’ de Isaac Asimov. En el caso de ‘Dune’ existen varias versiones anteriores[1]: ‘Dune’ [1984] filme bajo la dirección de David Lynch; ‘Dune’ [2000] TV Miniseries dirigido por John Harrison; ‘Children of Dune’ [2003] TV Miniseries dirigido por Greg Yaitanes y un interesante filme de Frank Pavich [2003] sobre el fallido intento del director chileno Alejandro Jodorowsky de adaptar la novela al cine en 1975[2]. En el caso de ‘Fundación’ este será el primer intento de llevar la obra a la pantalla, grande o chiquita.

Las obras de Herbert y de Asimov son bien diferentes, el lenguaje de Herbert tiende en ocasiones a lo poético y a las disquisiciones filosóficas y religiosas y en ocasiones resulta denso, mientras que en Asimov la narración es más directa y no abunda en análisis psicológicos de sus personajes, digamos que es más factual. Sin embargo, hay elementos que le resultan comunes como por ejemplo la Tierra aparece mencionada en muy raras ocasiones, salvo el sexto libro de la serie la secuela: ‘Fundación y Tierra’ [1986]. Otro elemento que resulta común es que todos los planetas del universo conocido están poblados por humanos, no hay presencia de ningún alienígena no humano, todos los planetas para ambos autores están organizados y dirigido por un imperio del que solo escapan algunos planetas rebeldes o en los limites del universo conocido, incluso, en el caso de ‘Dune’, se establece que las relaciones de poder existentes son feudales. Otro elemento común es la dependencia de las sociedades descritas con la AI [inteligencia artificial] en el caso de ‘Dune’ las computadoras han sido destruidas por la ‘Jihad Butleriana’ que consideró sacrílego crear maquinas pensantes y por ello se desarrollaron seres humanos, los ‘mentat’, con las capacidades de una computadora; en ‘Fundación’ los robots humanoides son rechazados o en el mejor de los casos mirados con sospecha. Tanto Herbert como Asimov ubican sus historias decenas miles de años en el futuro, en ambas se trata de centros imperiales en decadencia y de un resurgimiento en la periferia y en ambas obras el viaje entre los planetas y sistemas planetarios se realiza a velocidades hiperlumínicas.

Las novelas de Asimov sobre Fundación constituyeron una serie de tres novelas conocidas como ‘Serie de Trantor’: ‘Fundación’ (1951); ‘Fundación e Imperio’ (1952) y ‘Segunda Fundación’ (1953), estas novelas recibieron en 1966 el Hugo Awards por la mejor serie de ciencia ficción de todos los tiempos; a estas novelas iniciales, a pedido tanto de los editores como del público, Asimov añadió cuatro novelas más: ‘Los límites de la Fundación’ (1982) primera secuela; ‘Fundación y Tierra’ (1986) segunda secuela que finaliza la serie. ‘Preludio a la Fundación’ (1988) primera precuela y ‘Hacia la Fundación’ (1993) segunda precuela que completa la ‘Serie Fundación’. Es decir que a las originales tres se añadieron cuatro para un total de siete novelas. ¿Cuáles estarán representadas en la miniserie? Imposible de determinar en estos momentos.

La novela de Herbert ‘Dune’ (1965) ganó ese año la primera edición del Premio Nébula a la mejor novela de ciencia ficción y en 1966 ganó el Premio Hugo, ha sido proclamada como la más vendida novela de ciencia ficción. Herbert escribió cinco secuelas: ‘El mesías de Dune’ (1969) y la concluyó con ‘Hijos de Dune’ (1976), que cerraba la trilogía prevista, gracias al éxito alcanzado el autor decidió continuar la saga: ‘Dios emperador de Dune’ (1981), y años después retomaría la saga con los quinto y sexto libros ‘Herejes de Dune’ (1984) y ‘Casa Capitular Dune’ (1985).

Al morir Frank Herbert en 1986 a petición de los editores el hijo mayor de Herbert, Brian Herbert[3] y Kevin J. Anderson escribieron varias precuelas de ‘Dune’, comenzando con ‘Dune: Casa de los Atreides’ (1999) y también secuelas, alrededor de doce en total se han publicado basadas muchas de ellas en las notas dejadas por Frank Herbert. Tampoco podemos suponer si el filme a estrenarse este año solo se basa en el original ‘Dune’ o si incluye elementos de alguna de las secuelas que Herbert escribió.

Aunque la película de David Lynch fue rechazada por él mismo recibió una buena crítica, incluso del propio Herbert, y muchos la consideran una pelicula de ‘cult’[4] es de esperar que los avances de los efectos especiales generados por computadoras (CGI) hagan este filme y ‘Fundación’ más entretenidos y sorprendentes como le corresponde a un ‘space opera’. Eso esperamos.


[1] Los filmes ‘Dune Warriors’ [1991] y ‘Dune Drifter [2020] no guardan relación con la obra de Frank Herbert.

[2] Entre los contribuyentes a la debacle de este proyecto estuvo Salvador Dalí al que Jodorowsky le ofreció pagarle $100 mil por hora; otra excentricidad fue la de lograr que Orson Welles aceptara el papel de Barón Vladimir Harkonnen a cambio de que un afamado chef le preparara todas sus comidas durante la filmación, la música sería compuesta por Pink Floyd y Magma y el libreto llevaría a un filme de 14 horas, el presupuesto fue consumido antes de iniciar la filmación. La reconstrucción de este fracaso por Pavich brinda imágenes de gran valor estético de los propuestos sets, construcciones, naves, vestuarios, etc.

[3] En 2003 Bryan Herbert escribió una biografía de su padre titulada ‘Dreamer of Dune: The Biography of Frank Herbert’.

[4] Una película de culto, también conocida comúnmente como un clásico de culto, es una película con seguidores, oscura o impopular entre el público en general, a menudo revolucionaria o irónicamente disfrutada. Las películas de culto se definen tanto por la reacción del público como por el contenido.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.