Actualizado: 30/01/2023 18:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Arte 7

Dos películas inteligentes

Pese a que no han tenido mucha promoción, estas dos películas han sido bien acogidas por la crítica y probablemente obtengan varias nominaciones a los próximos premios de la Academia

Comentarios Enviar Imprimir

No es frecuente encontrar películas de corte comercial que se presenten con un guión sobrio, coherente y lúcido, en las cuales la dirección se mantenga contenida sin explotar recursos gastados para impresionar al público, cuyas actuaciones además sean excelentes y que por encima de todo respeten la inteligencia del espectador. Mucho más difícil es que se estrenen casi simultáneamente. Sin embargo, esos son los casos de Spotlight (2015) y Brooklyn (2015).

Basada en hechos reales, Spotlight se centra en la investigación realizada, entre 2001 y 2003 por el periódico The Boston Globe que terminó por descubrir una vieja conspiración de la Arquidiócesis de Boston para encubrir la escandalosa conducta pedófila de varias decenas de sacerdotes que laboraban en las parroquias bajo su jurisdicción. Los hechos ocurrieron alrededor de 1976, pero, más allá de algunos breves artículos, fueron ignorados por la prensa en su momento.

The Boston Globe había sido adquirido por The New York Times unos años antes y hay una gran tensión en la redacción, pues dados los cambios tecnológicos, los trabajadores temen ser despedidos, sobre todo porque acaban de nombrar a un nuevo director, Mark Baron, para modernizar la publicación.

Para sorpresa de todos, Baron, al enterarse del asunto de la Arquidiócesis, encarga al equipo investigativo del diario, llamado Spotlight (de ahí el título del filme), a que realicen un trabajo exhaustivo de indagación y les concede todo el tiempo necesario si son capaces de mostrar que la conspiración de silencio viene desde la jerarquía más alta de la Iglesia.

La trama se centra, a partir de ahí, en el trabajo realizado por los cuatro periodistas del equipo, encaminados a revelar la verdad, enfrentando a las autoridades eclesiales, a sus abogados, a sus secuaces y a miembros influyentes de las fuerzas vivas de la comunidad interesados en dejar las cosas como están. Se adentran en los laberintos del poder tras el poder y no abandonan su empeño hasta llegar a las últimas consecuencias.

La película guarda cierto parecido con All the President’s Men (incluso como dato curioso, el editor del Washington Post durante la investigación de Watergate que trata esta película, Ben Bradlee, es el padre del jefe de redacción del Boston Globe, Ben Bradlee, Jr., durante la investigación de los sacerdotes pedófilos). Pero Spotlight se concentra aún más en la labor de los periodistas y evita secuencias de flashback que sugieran asuntos escabrosos para atrapar al público, centrándose en los elementos de thriller que emanan de la propia trama. Aunque lo hace muy bien, es quizá a veces excesivo y la película resulta muy seca. No da mucho que pensar una vez que se abandona el cine. Puede que interese mayormente a los profesionales del gremio y a quienes tienen curiosidad por los asuntos de la Iglesia Católica.

Las actuaciones son todas excelentes, sin excesos de dramatismo ni gestos hollywoodenses. Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams y el versátil actor de teatro Brian d’Arcy James, no pueden estar mejor. Tom McCarthy, un actor (Litle Fockers, Michael Clayton) y director (The Station Agent, The Visitor), mantiene control sobre el desarrollo de la obra, basado en su propio guión, escrito en conjunto con Josh Singer (The Fifth State). La fotografía de Masanobu Takayanagi (Silver Linings Playbook) se ajusta a las necesidades dramáticas de la trama.

Por su parte, Brooklyn consigue algo bien difícil, adaptar exitosamente una buena novela. Basada en la obra homónima de Colm Toibin, uno de los más reconocidos escritores irlandeses del momento, trata sobre la inmigración de una joven irlandesa que procede de un pequeño pueblo, a Brooklyn. Con gran lucidez y sin excesos histriónicos o trucos de guión, el argumento va mostrando el desarrollo emocional de la joven al enfrentarse a un nuevo país, a la responsabilidad de abrirse camino por sí misma, al descubrir un nuevo romance, a un regreso inesperado a su pueblo, a encontrar otro posible romance y a la reconciliación final con la persona en quien ella se ha convertido.

Eilis Lacey puede que sea uno de los personajes femeninos más interesantes del cine. Saoirse Ronan (Atonement, Hannah) se encarga de interpretarla de forma impecable, sin manierismos, con la intensidad dramática necesaria y con las expresiones precisas que nos permiten entender la transición de esta joven pueblerina, a inmigrante bien ajustada que abandona todos sus prejuicios.

Brooklyn también concentra su guión en el desarrollo de ese personaje central y se las arregla para mezclar una historia de amor con una historia de adaptación, sin necesidad de subrayar lo obvio o de extenderse en melodramatismos efectistas. Al igual que Spotlight, puede que resulte a veces demasiado seca y no da mucho que pensar. Es pura narración inteligente.

John Crowley (Is Anybody There?, Closed Circuit), apoyado en el excelente guión de Nick Hornby (An Education, About a Boy), registra cinematográficamente la obra literaria de Toibin. La película no parece una adaptación, no hay rastro del elemento novelesco. Los actores secundarios, Emory Cohen y Domhall Gleeson cumplen sus roles sin tratar de robar escena y con el tacto requerido. La fotografía del franco-canadiense Yves Belanger (Dallas Buyers Club, Wild) es excelente. Complementa con precisión la expresión de los mundos que le han tocado vivir a Eilis.

Ambas películas, que no han tenido mucha promoción, han tenido buena acogida de crítica y probablemente reciban varias nominaciones a los próximos premios de la Academia. Sobre todo los actores principales, Michael Keaton y Saoirse Ronan quienes acaban de ganar los premios de mejor actuación que otorga el New York Film Critics Circle.

Spotlight (EEUU, 2015). Dirección: Tom McCarthy. Guión: Tom McCarthy y Josh Singer. Director de fotografía: Masanobu Takayanagi. Con: Michael Keaton, Mark Ruffalo, Rachel McAdams, Brian d’Arcy James y Liev Schreiber.

Brooklyn (Irlanda/Gran Bretaña/Canadá, 2015). Dirección: John Crowley. Guión: Nick Hornby basado en la novela homónima de Colm Toibin. Director de fotografía: Yves Belanger. Con: Saoirse Ronan, Domhall Gleeson, Emory Cohen, Jim Broadbent, Julie Walters y Jessica Paré.

Ambos filmes se exhiben ampliamente en todo Estado Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.