Actualizado: 29/02/2024 16:32
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Arte, Deportes, Escultura

El arte y el deporte

Un arte tan elitista y sofisticado como el ballet ha incorporado en distintas ocasiones la belleza espontánea y natural de una actividad muchas veces menospreciada por los diletantes

Comentarios Enviar Imprimir

La atracción humana ejerce sobre mí un poder
mucho más eficaz que el que deriva de
los paisajes y los monumentos.
Manuel Mujica Laynez

A copy of the universe is not what is required of art,
one of the damn thing is enough.
Rebecca West

El deporte requiere una vocación y un aprendizaje similares a la música y la pintura; y es parte intrínseca de la cultura de un país.

«¿Quién dijo que para ver una obra de arte hay que ir a un museo?». Esta exaltada expresión de un comentarista deportivo para describir una jugada del partido Brasil-Costa de Marfil, durante las eliminaciones de la Copa Mundial 2010, me hizo recordar una frase de André Gide en su libro El inmoralista:

«Menosprecio a quienes reconocen la belleza solo cuando ha sido reproducida, interpretada».

Los que solo encuentran arte en teatros y museos, y subestiman el deporte como algo banal, deberían saber que el arte abunda en las más insospechadas actividades humanas. En el béisbol, un bien ejecutado double play tiene para mí la misma belleza que el delicado arabesque de una ballerina.

Veamos lo que dijo Vaslav Nijinski sobre el deporte: «El detallado estudio que yo he hecho del polo, del golf y del tenis, me ha convencido de que estos deportes no son solo una forma saludable de esparcimiento, sino que son igualmente creadores de belleza». Y tanta fue la belleza que encontró el célebre bailarín en los deportes, que en 1913 creó el balletJeux, con música de Claude Debussy, obra que años después incluyeron en su repertorio el American Ballet Theatre y el Joffrey Ballet.

En 1936 Ted Shawn, inspirado en las Olimpiadas de Berlín y en la notoriedad que alcanzó el triunfo del corredor negro Jesse Owens, creó el balletOlympiad y una pieza titulada Basketball Dance.

En la década del cincuenta, Gene Kelly coreografió Dancing—A Man’s Game, y el 21 de diciembre de 1958 se presentó en el programa televisivo Omnibus (BBC), junto con Sugar Ray Robinson y Mickey Mantle, para demostrar la similitud del footwork del legendario boxeador en el ring y el de Kelly en el escenario; y para comparar el movimiento del estelar jugador de béisbol de los Yankees al lanzar la pelota, con su interpretación mimética en un ballet.

El 15 de junio de 1980, la coreógrafa Twyla Tharp, estrenó en televisión, esta vez en Omnibus (ABC), Dance is a Man’s Sport Too, basado en temas deportivos.

Como vemos, hasta un arte tan elitista y sofisticado como el ballet ha incorporado en distintas ocasiones la belleza espontánea y natural de una actividad muchas veces menospreciada por los diletantes.

En la antigua Grecia, los filósofos Sócrates, Aristóteles y Platón fueron entusiastas defensores de los deportes. Y en las olimpíadas se aplaudía con la misma admiración tanto a los poetas como a los atletas.

Yo no necesito de frases exaltadas, ni análisis profundos, ni definiciones excluyentes para disfrutar el arte en un espectáculo deportivo, o en una sonrisa joven, o en un gesto amable y hasta en un par de relucientes huevos fritos sobre la casta blancura del arroz; igual que un poeta encontró arte en una simple carretilla roja(*). Se lo pierden quienes no tienen ojos ni sensibilidad para estas cosas.

(*) The Red Wheelbarrow, poem by William Carlos Williams


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.