Actualizado: 21/07/2019 2:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Música

El gato Simón canta décimas

A ritmo de son, vals, habanera y contradanza, las 24 historias de un libro para niños de Josefina de Diego.

Comentarios Enviar Imprimir

María Josefina de Diego García-Marruz, Fefé (Arroyo Naranjo, Cuba, 1951), escribió el libro Un gato Siberian husky (Gente Nueva, 2007), que le valió el Premio de la Crítica en la categoría Literatura para Niños, y reúne 24 historias breves del gato Simón, que se siente y actúa como un perro de Alaska, de esos que tiran trineos en la nieve: paradoja que los niños lectores celebraron. Además, este singular felino tiene una novia ratoncita de nombre Cecilia y un primo, Peter, perro siberiano de verdad.

El caso es que el texto, narrado en primera persona por la niña María José, intercambia géneros literarios: décimas, narrativa, dramaturgia y versos de Eliseo Diego en una propuesta intertextual novedosa y lúdica.

Una tarde llegó a casa de Fefé la jazzista Lucía Huergo (compositora, arreglista, saxofonista, flautista, tecladista), acompañada de un coro de niños que cantaban: "Ruperta la lechucita, / quería ver los colores. / Reconozco los olores, / la luna gris y bonita…". La creadora de Un gato Siberian husky miró con extrañeza a Lucía, quien le dijo: "Estoy organizando la grabación de un disco de las décimas de tu libro musicalizadas. Esto es un pequeño adelanto de lo que haremos". Escéptica, Fefé respondió: "¡Musicalizar las décimas y hacer un disco! A mí me encanta la idea, pero pienso que es un sueño irrealizable, aunque ya con ese sueño me siento feliz".

La ex integrante del grupo Síntesis se encargó de la producción, dirección general y orquestación, convocando a un grupo de compositores y vocalistas para que musicalizaran y cantaran las coplas: Liuba María Hevia, José María Vitier, Diego Gutiérrez, Rita del Prado, Amaury Pérez, Polito Ibáñez, Alberto Pujol y un coro de niñas (Daniela María Hevia, Margarita Yolanda Almeida y Marien Olano Almeida), quienes pusieron todo su entusiasmo. Una tarde de mayo, el disco Décimas del gato Simón (Bis Music Artex, 2007) estuvo listo frente a los ojos sorprendidos de Fefé.

Diez canciones y cinco declamaciones —en las voces de Fefé y Alberto Pujol— conforman una unidad discursiva afincada en el son, la habanera, el vals y la contradanza con vestimenta barroca y guiños juglarescos. Amaury Pérez transfiere dos tramos melódicos, La palma grácil y erguida y Blanca, tenue, livianita. Polito Ibáñez interpreta con calidez Paloma linda que un día y Rita del Prado nos regala dos transparentes momentos: Palma y Yagruma soñaban (la flauta de Huergo esboza pasajes barrocos) y Esmeralda y Tuco-Tuco (el violín de Ada Villalonga matiza con acordes de contradanza los argumentos líricos).

Diego Gutiérrez inunda rítmicamente la propuesta con un reggae de la Huergo, Quién me lo iba a decir, que el coro de niñas remata con sutil tumbao sonero. Liuba María Hevia cierra las páginas de este cuaderno musical con uno de los instantes más nobles, al darle substancia vocal a la composición de Vitier, Pajarito, zunzún mío. El pianista hace gala de una secuencia de arpegios: suerte de vals con vestidura de habanera y filos danzoneros.

Laúd, viola, guitarra, tres, flauta, cello, violín, percusión, bajo, piano y teclado tejen sitios de delicado timbre. Festividad, jolgorio y fandango por la correspondencia entre los gorjeos instrumentales y las aventuras de los personajes de Un gato Siberian husky. Lucía Huergo ha coloreado cada composición sin caer en la ñoñería que a veces se encuentra en este tipo de composiciones.

"A mi hermano Rapi, este disco —en el que han participado tantos amigos que lo quisieron y quieren— como reconocimiento a su pasión por la pintura, la música y a su amor y respeto inmenso por ustedes los niños", escribió Fefé en las notas de la portada del álbum. Homenaje a quien amó la música como pocos en el mundo e ilustraba libros con animales compasivos y fantásticos que los niños cubanos y mexicanos siguen mirando con extrañeza.

Este es el disco de Fefé ("leve, tierna y algo escapadiza…", según su tía Fina García Marruz), o mejor, el sumario musical que sus amigos hicieron inspirados en sus décimas de gatos que son perros, ratoncitas enamoradas de gatos, palmas gráciles y erguidas, zunzunes y palomitas que aparecen en las ventanas, bodas de cocuyos, sueños de la Yagruma, lechucitas que necesitan descubrir el azul del cielo. "Fefé ha descubierto que la décima es el zunzún de la poesía", comenta Cintio Vitier. La música completó la crónica: ahora el gato Simón, en vez de ladrar y maullar, canta, encaramado sobre el tronco de un árbol, a su ratoncita Cecilia estas canciones nacidas en la sagrada plaza de la amistad.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.