Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Arte 7

El peso de la memoria

Isabelle Huppert es el sistema nervioso central de este filme

Comentarios Enviar Imprimir

¿Cuánto pesan los recuerdos en nuestras decisiones diarias? ¿Cuánto debemos aferrarnos al pasado para enfrentar el futuro? ¿Qué hacer cuando el hábito y la memoria se convierten en un mundo que se hace trizas? Estas y otras preguntas similares son una constante en las obras de la cineasta francesa Mia Hansen-Love.

Inteligente y sensible en su enfoque artístico, Hansen-Love enfrenta estos temas con la gravedad que requieren, pero sin pesadez. Se las arregla para desarrollar sus argumentos con la naturalidad que tiene la cadencia de la vida. Evita una línea dramática demasiado lineal y preconcebida para no recargar los temas de una excesiva complejidad y nos los deja ver tal y como se presentan en nuestras vidas con la sorpresa de lo que irrumpe en lo cotidiano.

En su ópera prima, All Is Forgiven (2007), trata el tema de una reunión de una familia separada por la droga. Hay que luchar contra la memoria de lo que provocó el cisma. Luego en The Father of My Children (2009) una mujer debe asumir la responsabilidad del negocio de su esposo, una tambaleante compañía de cine, a lo cual era ajena. Tiene que borrar el recuerdo de una vida cómoda, al margen de lo que en realidad sucedía, para confrontar una nueva perspectiva. En Goodbye First Love (2011), un novio regresa tras haberse desaparecido por nueve años y desequilibra la vida emocional del personaje central, una mujer que ha desarrollado otros sentimientos, pero que recuerda muy bien lo que sentía por este novio.

En todas sus películas anteriores, sus personajes son gente relativamente joven, Hansen-Love tiene apenas 35 años. En su filme más reciente, Things to Come, el personaje central es una mujer mayor, que dice en el filme estar en los cincuenta y que es interpretada por Isabelle Huppert, que tiene 63 años.

Nathalie, que así se llama el personaje, enseña filosofía en un liceo francés. Es una mujer que ama su trabajo y mantiene excelentes relaciones con los estudiantes. Tiene libros publicados y divide su tiempo entre sus ocupaciones, su esposo, otro exprofesor, y sus hijos, que pertenecen a una generación ajena a la temática de Nathalie. Es un mundo caóticamente armonioso.

Pero en la editorial ocurren cambios y los especialistas en mercadotecnia toman el poder. No solamente quieren cambiar los términos de venta de sus libros y de los que ella exige en sus cursos, sino que quieren cambiar la presentación de sus textos e introducir gráficos llamativos. Nathalie es una purista que toma eso como una ofensa. Por otra parte, su marido de décadas le pide el divorcio porque está con otra mujer y su relación con los hijos se vuelve tensa. Su anciana madre es una mujer mentalmente enferma, excesivamente histriónica y necesitada de atención, que le hace la vida aún más imposible a Nathalie.

Nathalie también mantiene una relación con un exalumno que bordea el tono erótico. Aunque la atracción mutua es mayormente intelectual, no hay dudas de que existe una sensualidad y un entendimiento especial entre ellos. El alumno, a quien ella ayudó a publicar un libro, deja sus planes profesionales y se va a vivir a una comuna de anarquistas. Cuando explota la crisis de Nathalie, esta se va a pasar temporadas con ellos.

Todo esto suena demasiado tremebundo y melodramático, pero aquí está la habilidad de Hansen-Love como directora y guionista. Su trama se desarrolla con naturalidad, sin descargas abrumadoras, a ritmo natural como la vida misma. Las crisis, aunque se suman, tienen carácter episódico y entonces debemos asistir a la manera en la cual Nathalie se enfrentará a ella. Una mujer que ya con edad avanzada ve como su mundo se deshace repentina y rápidamente. Una mujer en busca de qué herramientas usar para recrearse, qué puede salvar del pasado que le sea útil para moverse en un presente y un futuro inmediato que le son territorio desconocido.

Isabelle Huppert es el sistema nervioso central del filme. Su actuación como Nathalie da todas las notas exactas y de su ejecutoria dependen las actuaciones del resto de los personajes. Es una actuación de antología. Huppert has sido nominada al Oscar este año (y ya ganó el Globo de oro) para la mejor actuación femenina por Elle. Si esa película no hubiera existido, se merecería los premios igualmente por este filme.

El resto del elenco, que incluye a André Marcon (Marguerite, Gare du Nord) como el marido de Nathalie y a Roman Kolinka (Eden, Something in the Air) como el alumno predilecto, se desenvuelven con un dramatismo contenido pero eficiente, que apoya perfectamente la estructura central del filme y la actuación de Huppert. La excelente fotografía de Denis Lenoir (Demonlover, Still Alice) añade la necesaria riqueza visual al filme.

Things to Come le ha valido varios premios de dirección y de actuación a Isabelle Huppert y a Mia Hansen-Love tanto en festivales de cine en Berlín y Bucarest, como los de las asociaciones de críticos de Boston, Nueva York y Los Angeles. En mi opinión, fue una de las diez mejores películas exhibidas en 2016.

Things to Come (Francia/Alemania, 2016). Guion y dirección: Mia Hansen-Love. Director de fotografía: Denis Lenoir. Con: Isabelle Huppert, André Marcon y Roman Kolinka. De estreno limitado en las ciudades más importantes de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.