Actualizado: 04/12/2020 15:14
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Sofía Loren, Cine, Arte 7

El regreso de la diva en su ocaso

El objetivo principal del director de este filme es entretener y ofrecer un vehículo a Sofia Loren para que despliegue sus habilidades histriónicas

Comentarios Enviar Imprimir

Once años después de su última aparición en la pantalla grande (Nine 2009), Sofia Loren, a los 86 años, ha decidido regresar en lo que pudiera ser su canto de cisne cinematográfico. Lo ha hecho de la mano de su hijo, Edoardo Ponti, quien, a su vez, no dirigía un largometraje desde el año 2011. Han escogido hacer un remake de Madame Rosa (1977), un melodramón muy bien realizado y excelentemente interpretado por Simone Signoret que arrasó con todos los premios imaginables, incluyendo óscares, césares y globos de oro.

The Life Ahead (que en realidad es el título original de lo que en casi todo el mundo se conoció como Madame Rosa) gira alrededor de la figura de Rosa, una judía sobreviviente de los campos de concentración, que fue por mucho tiempo prostituta y en su crepúsculo sexual se dedica a cuidar los niños de otras prostitutas, para que estas puedan trabajar. Vive en Bari, una pequeña ciudad de la costa este de Italia. Es una anciana seria y respetada, muy interesada en trasmitir su herencia cultural a los niños de los cuales se encarga y a quienes les ensena a leer hebreo.

Su contrapartida protagónica es Momo, un huérfano senegalés, inmigrante ilegal, de unos 12 o 13 años. Momo se dedica a robar y a vender drogas al servicio de un narcotraficante local de poca monta. Vive con el Dr. Coen, un médico que atiende a Rosa. Un día Momo le roba a Rosa, en plena calle, unos candelabros que acaba de comprar, pero el Dr. Coen lo descubre y luego le pide a Rosa que se encargue del niño porque él ya lo tendría que enviar a los servicios sociales y a una probable deportación. Rosa acepta a regañadientes y aquí comienza la relación entre ellos, que es la trama del filme.

Momo es, por supuesto, un rebelde con causa y Rosa es firme en sus métodos disciplinarios. En un momento determinado ella le pide ayuda a Kamil, un pequeño comerciante argelino y musulmán, para que lo emplee en su negocio y le de ayuda paternal. Kamil, también a regañadientes, accede y aquí se establece la relación afectiva secundaria del filme.

La salud de Rosa se vuelve cada vez más precaria y sus recuerdos de los campos de concentración se vuelven delirantes. Momo le va tomando cariño tanto a ella como a Kamil y de esa forma prosigue el melodrama.

Basada en la novela homónima de Romain Gary (al igual que Madame Rosa), los temas centrales del argumento son la tolerancia, las posibilidades regeneradoras del afecto y el entendimiento humano más allá de prejuicios raciales, religiosos y sociales. Todo esto se toca en el filme, pero siempre en función del melodrama y de manera simplista, ya que el objetivo principal del director es entretener y ofrecer un vehículo a Sofia Loren para que despliegue sus habilidades histriónicas.

Cabe apuntar que Gary ha sido la única persona en ganar el premio Goncourt dos veces. Está estipulado que se le de a cada escritor viviente una sola vez, pero tras haberlo ganado por Les Racines du Ciel en 1956, presentó La vie devant soi (que es el título de este filme en francés) en 1975 bajo el pseudónimo de Emile Ajar y el hijo de un primo posó como este personaje. Gary lo confesó en sus memorias, publicadas después de su muerte en 1980. Como dato curioso, Gary que fue novelista prolífico, diplomático y guionista, estuvo casado con la actriz Jean Seberg y cuando se enteró que esta había tenido una relación con Clint Eastwood, retó a duelo al actor, quien lo rechazó.

El problema de un remake de una película bien hecha, es que es muy difícil de superar y aunque el guion se actualiza con unos cuantos toques, este filme queda muy por debajo del anterior, al ser más superficial y más melodramático aún. La actuación de Loren es muy buena, pero su papel no tiene mucha riqueza, está escrito obedeciendo rigurosamente los lineamientos del cine azucarado y comercial. Además, palidece al lado de quien recuerde la actuación de Simone Signoret, quien también tenía mejor material para desarrollar su papel.

Este es el tercer largometraje de Edoardo Ponti, en una carrera que no se destaca por nada. Sus filmes son muy convencionales y nunca corre riesgos artísticos. En este caso, se puso un poco la soga al cuello al trillar el camino recorrido por Moshe Mizrahi en la versión anterior. Pero tampoco apuesta por mucho, se ciñe estrictamente a realizar una película lacrimógena y previsible, pero que mantiene al espectador entretenido. Tampoco tiene ningún fallo notable.

La actuación de Ibrahima Gueye, un joven senegalés de 12 años, en el papel de Momo, es excelente y de una espontaneidad arrobadora. Babak Karimi (A Separation, The Salesman), un excelente actor iraní quien hace años trabaja en Francia e Italia, está muy bien en su breve papel, a pesar de que, como de noche todos los gatos son pardos, hace de argelino. El veterano Renato Carpentieri (Artemisia) también tiene buen desempeño en su rol del Dr. Coen. En un toque de actualización, Ponti emplea a Abril Zamora, la conocida actriz y guionista española, que es transexual, en un pequeño pero relevante papel como Lola, la prostituta a la cual Rosa le cuida el hijo.

El guion, elaborado por Ugo Chiti (Gomorra) y el propio Ponti. Mantiene bastante fidelidad a la novela de Gary, con las actualizaciones arriba mencionadas y algunas escenas de persecución policial a inmigrantes (aunque el mundo de los inmigrantes está presente en la novela y en el filme anterior). Música y fotografía están hechas para mantener el espectáculo entretenido.

The Life Ahead (Italia, 2020). Dirección: Edoardo Ponti. Guion: Ugo Chiti y Edoardo Ponti, basado en la novela homónima de Romain Gary. Director de fotografía: Angus Hudson. Con: Sofia Loren, Renato Carpentieri, Ibrahima Gueye, Babak Karimi y Abril Zamora. Disponible en la plataforma de Netflix.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.