Actualizado: 25/09/2020 0:20
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Cine polaco, Arte 7

Filme oportuno y oportunista

Este filme, dirigido por un joven y prometedor director, se pierde al esforzarse demasiado en aprovechar la oportunidad de presentar todo lo que pueda interesarle a una audiencia actual

Comentarios Enviar Imprimir

Fake news, homofobia, interferencia en campañas electorales y manipulación de información en las redes sociales. Todo esto y más puede encontrarse en el reciente estreno de Netflix The Hater un filme polaco que se las arregla para traer a la palestra cuanto tema político y cultural es relevante en nuestro momento histórico, que tiene ribetes globales y que refleja mucho la realidad polaca actual.

En la secuencia inicial se nos presenta a Tomasz, el joven protagonista de procedencia humilde, que está siendo expulsado de una exclusiva escuela de Derecho por plagiar un trabajo en una de sus disertaciones. De ahí va a cenar a la casa de la familia Krasucki, sus patrocinadores, unos liberales burgueses de gustos exquisitos, de cuya hija está enamorado, les oculta la verdad y deja su celular grabando las conversaciones de sobremesa para saber lo que piensan de él. Se burlan con crueldad de sus orígenes, con un paternalismo y una condescendencia inmisericorde y Tomasz decide que se va a vengar de todos.

Se las arregla para permanecer en la ciudad y establecer múltiples contactos. Se mueve bien en el mundo virtual, siendo capaz de crear complicados sitios para ocultar su identidad y llega a obtener una posición en un tabloide electrónico que se dedica a sacarle trapos sucios a los políticos. Tomasz se concentra en un político liberal, de ligero pasado comunista, cuya candidatura apoya la familia Krasucki, cuyo desdeño Tomasz nunca perdona y además los manipula para introducirse en eventos del político, de quien llega a ser amante.

Fabrica noticias falsas e insta a un alucinado y delirante ultraderechista para que termine cometiendo una masacre en una presentación del político y así continúa la espiral de su venganza.

Más allá de reflejar las altas y bajas de la política polaca actual, cuyos referentes son ajenos a la mayoría de los espectadores, el filme toca temas de interés general que sin duda pueden resultar familiares en diferentes latitudes. El populismo, la prensa buscando manipular la verdad en una sociedad libre y por ende poco controlada y el rol decadente del liberalismo burgués, se ven todos reflejados en el filme. El problema es que pretende abarcar demasiado y al cabo de un rato, resulta predecible y además atenta contra la suspensión de la credibilidad. Tomasz es demasiado malvado y excesivamente listo en sus maniobras. Por otra parte, todos los otros personajes le notan un carisma que en realidad no se le ve a un personaje de tan pocos matices.

Jan Komasa (Poznan, Polonia, 1981), recién ascendió a la fama internacional con su excelente filme Corpus Christi (2019), que fue finalista a los óscares como mejor película en lengua extranjera. Parece que se ha apresurado a capitalizar con su éxito y se ha lanzado a realizar un filme abarcador, con una temática atractiva. Pero se le nota mucho el interés por agradar a la audiencia. En muchas películas los personajes adolecen de simpleza, en el caso de The Hater, Komasa ha creado en Tomasz, un personaje tan complejo que no resulta real, y me refiero a la realidad cinematográfica.

No hay mucha coherencia en su psicología, más allá que está consumido por su necesidad de venganza y un tremendo complejo de inferioridad. Un individuo que ha abandonado toda ética con tal de humillar a quienes lo hirieron, sin importar daños colaterales. Un ser a la vez lleno de tantos talentos y tantas habilidades que resulta un antihéroe de cartón. Es la caricatura del estereotipo del trepador. Maciej Musialowski, un actor de 27 años que aparenta quince, hace lo mejor que puede con el desarticulado personaje, pero ni su físico ni los desvaríos de la trama lo ayudan en su intento de proyectar un protagonista creíble.

El guion de Mateusz Pacewicz, quien logró un argumento tan bien hilvanado en Corpus Christi, aquí resulta repetitivo y a veces alarga secuencias cuyo final sabemos desde su comienzo. Se vuelve también excesivamente grave y explicativa. Komasa y Pacewicz quieren pontificar indulgentemente y asegurar que el espectador lo digiera todo.

El resto del elenco está compuesto por conocidos actores polacos, como Danuta Stenka (Katyn), Jacek Koman (Moulin Rouge) y Agata Kulesza (Cold War) quienes se desempeñan muy bien en sus roles secundarios. La fotografía de Radek Laczuk (The Babadook) es adecuada, sin tener nada destacable.

The Hater es un filme dirigido por un joven y prometedor director, que toca temas actuales de mucho interés, pero que se ahoga porque parece que se esfuerza demasiado en aprovechar la oportunidad de presentar todo lo que pueda interesarle a una audiencia actual, por tocar todos sus temores, pero sin darle un cuerpo coherente a su argumento.

The Hater (Polonia, 2020). Dirección: Jan Komasa. Guion: Mateusz Pacewicz. Director de fotografía: Radek Laczuk. Con: Maciej Musialowski, Danuta Stenka, Agata Kulesza y Jacek Koman. Estrenada por Netflix hace un par de semanas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.