Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literatura, Literatura cubana, Poesía

“Hábitat”, de Joaquín Gálvez

El autor alcanza en este libro una totalidad bien distinguible, aunque viaje hacia temas y asuntos disímiles

Comentarios Enviar Imprimir

Este poemario publicado por Neo Club Ediciones ([email protected]) nos trae al poeta Joaquín Gálvez (La Habana, Cuba, 1965, y actualmente residente en Miami) mediante 31 poemas repartidos en tres secciones; visto así, parecería que fuese un libro dispar, sin unidad de conjunto.

No es así, Hábitat es un poemario de notable armonía de una pieza a otra, de una sección a otra, de un asunto a otro.

Una de las apoyaturas de Joaquín Gálvez (JG) a lo largo de la obra resultan variadas mitologías y asimismo las referencias de personajes históricos de diversa índole.

Estos elementos “obligados” de los que parte el autor en su viaje hacia el asunto que realmente lo motiva, podrían constituir “amarras” para alcanzar el vuelo libre, la exposición plena de sus puntos de vista en cada caso.

Pero no resulta de esta manera.

Veamos por ejemplo en “Último poema de Cesare Pavese”:

Nunca seré testigo de tu aullido

—húmedamente humanizándose—

bajo la bestialidad de mi falo iluminado.

Es decir, si nos centramos en estos tres versos, no hay dudas de que los mismos se universalizan de modo que, por tal razón, toman vuelo propio y derivan en “aplicables” para infinitud de situaciones, enunciados.

En este mismo orden de cosas, tomemos “Por puro oficio de Harold Bloom” y tenemos:

Los nenúfares de mi ordenador no son mi poesía,

pero sí el trozo de luna que han fundado.

Lo antes expresado suele ocurrir con frecuencia, si bien con otro resultado —casi siempre adverso— en los poemas de exaltación, en loas a hechos o personalidades, sobre todo próceres. Entonces ocurre que el credo del poema puede conferírsele no solo al objeto poético que se anuncia en el título; sino a varios, a muchos en ocasiones.

Decía al inicio de estas líneas que JG alcanza en Hábitat una totalidad bien distinguible aunque viaje hacia temas y asuntos que podrían ser disímiles.

En lo anecdótico, lo cotidiano, es a mi modo de ver donde el poeta alcanza mayor sustancia, más fuerza expresiva en general, donde la especulación viaja por distintos derroteros. Y esto sin dejar de lado la ironía, a veces dolorosa per se, a veces intentando encubrir la amargura subyacente.

Veamos en “Espantapájaros”:

Estas aves no cargan la culpa de los malos gobiernos:

les regalo esta siembra,

el bufé de verduras que no degustará el número

de hambrientos.

No voy a cumplir mi misión:

¡O comen todos o no come nadie!

En esta misma vertiente, dice el poeta en uno de los textos más poderosos del libro, “La zancadilla”:

Espérala cuando se sienten a tu mesa el águila y la paloma.

Cuando tu verdad sea como un candil que atraviesa

la interminable oscuridad del rebaño.

(...)

Cuando el ruiseñor se pose en tu voz

ante el ritual de los coros”.

Los 31 poemas de Hábitat corren a lo largo de 54 páginas en las cuales nos topamos, además de lo ya dicho, o quizás inserto en ello, con una espontánea cruza de lirismo y líneas que se arriman a lo coloquial, o más bien a lo ingenioso.

Un ejemplo en “Caligrama en la tumba de Apollinaire”:

Qué importa, Tiresias, que no te sirvan los ojos,

si eres el único vidente que, desde su tiempo, toca

la consagración letrada de unas tetas,

con las que desnudo otra noche en mi ordenador.

Un libro bien cuidado editorialmente hablando, con un diseño interior limpio, sugerente, rematado con una magnífica foto del autor debida a la lente del maestro Delio Regueral.

Adelante.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.