Actualizado: 20/05/2022 11:41
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Adrian Lyne, Cine, Arte 7

Juegos peligrosos

Deep Water semeja una película hecha por obligación. Nada cuaja

Comentarios Enviar Imprimir

En el filme Deep Water, Vic Van Allen es un cuarentón retirado, que se hizo millonario tras crear y vender un software que fue adaptado a los drones que se utilizan en operaciones militares. Su hobbie es criar gasterópodos, cosa que parece consumir todo su interés y le roba toda su energía, junto a un ejercicio diario de montar bicicleta por varias millas. Su esposa Melinda se dedica a la caza de amantes jóvenes, los cuales consigue flirteando abiertamente frente a Vic, tanto en la casa como en lugares públicos. Llama a su marido “Señor Aburrimiento”.

Tan obvios son los escarceos eróticos de Melinda, que a ratos parece que existe un arreglo entre ella y Vic, a veces parece que trata de humillarlo frente a sus amigos y en otros momentos parece que es una mujer desenfrenada que no conoce sus límites. Vic, por su parte, de la forma inexpresiva en la cual se construye el personaje y como lo expresa Ben Affleck, no se sabe si está evitando un costoso divorcio o si los juegos de su mujer lo erotizan.

La relación íntima de la pareja es distante. Mientras Melinda anda en sus cacerías libidinosas, Vic se dedica a cuidar de su pequeña hija. Las relaciones sexuales entre ellos, cuando suceden, parecen más una calistenia torpe para quemar calorías, con un esfuerzo abúlico, que un acto de lujuria.

Los amantes de Melinda comienzan a aparecer muertos y Vic, frente a sus amigos, se confiesa como asesino. Nadie le cree, excepto un escritor recién llegado, quien no ve a Vic con buenos ojos, porque este en una fiesta flirteó, no sin éxito, con su mujer. El escritor, con mucho más interés que la policía, se empeña en descubrir la verdad. Entre crímenes y pesquisas, se va desarrollando el resto de la trama.

Adrian Lyne, junto con los guionistas Zach Helm (Stranger Than Fiction) y Sam Levinson (Assassination Nation), han adaptado la novela homónima de Patricia Highsmith, publicada en 1957 y considerada una de sus mejores obras, trasladando la acción del pequeño pueblo de Little Wesley, a New Orleans, para tratar de aprovechar las posibilidades de entuerto que ofrece una ciudad más grande y el reconocido atractivo de esta ciudad como lugar de parrandas, manipulaciones políticas y libertinaje sexual.

Lyne, quien fue famoso por dirigir Flashdance (1983), Fatal Atraction (1987) e Indecent Proposal (1993), entre otras, y cuya carrera se destaca por una exploración del erotismo y de la infidelidad matrimonial. Ha regresado al cine, a sus 81 años, tras 20 de ausencia, para realizar este filme. Pero parece que 20 años sí son algo y aunque merece encomio el regresar a dirigir cine erótico a esa edad y en estos tiempos riesgosos, desgraciadamente, Lyne ha perdido su garra. Deep Water semeja una película hecha por obligación. Nada cuaja. Ni las subtramas, ni las relaciones entre los personajes, ni siquiera el erotismo. Sin llegar a aburrir, tampoco llega a entusiasmar.

La actuación de Ben Affleck como Vic, es tan desprovista de aliento como su propio personaje. La cubana Ana de Armas, como Melinda, desempeña un rol que carece de matices. Hace lo mejor que puede con un personaje que no llega a ser una femme fatale y tampoco parece un animal sexual. Es más bien una lolita traviesa, más juguetona que lasciva. A pesar de que cuando se filmó Deep Water, Affleck y de Armas eran pareja, en el filme no existe química entre ambos. No en balde se separaron no mucho después, a pesar de que ella lo paseó por Cuba para que conociera las fiestas a las cuales acostumbra a ir cuando visita la Isla. Para añadir un aire contemporáneo, han convertido al personaje de Melinda en una “latina” de origen indefinido.

El resto del elenco, entre quienes se encuentran Tracy Letts, Rachel Blanchard y Lil Rel Howery, forman un grupo cuyos integrantes no parecen tener nada en común, y las numerosas fiestas carecen de vida. La fotografía de Eigil Bryld (In Brugges, The Last King of Scotland), no ayuda mucho, ya que no va más allá de iluminaciones y encuadres convencionales típicos de los géneros que el filme busca sin definir, ya sea thriller o postalita turística de la ciudad.

Existe una versión de 1981, dirigida por Michel Deville, con Isabelle Huppert y Jean-Louis Trintignant en los papeles estelares, que es muy superior a esta (hay otra para la televisión alemana, de 1983, que no he visto). La cinta de Lyne a veces recuerda más a La piscina, el filme francés de 1969, dirigido por Jacques Deray, con Alain Delon y Romy Schneider, que a la novela de Highsmith. Este filme se comenzó a rodar en 2020 y su distribución fue demorada debido a la pandemia. Quizá hubiera sido mejor que con tanta desdicha, la hubieran engavetado.

Deep Water (EEUU/Australia, 2022). Dirección: Adrian Lyne. Guion: Zach Helm y Sam Levinson, basado en la novela homónima de Patricia Highsmith. Dirección de fotografía: Eigil Bryld. Con: Ben Affleck, Ana de Armas, Tracy Letts y Rachel Blanchard. De estreno a través de Hulu. Pronto irá a los cines de estreno.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.