Actualizado: 04/12/2022 4:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Arte 7

La fe, la duda y sus consecuencias

Una película de una bien matizada complejidad, donde los temas profundos se combinan con la insoportable levedad de lo cotidiano

Comentarios Enviar Imprimir

Basada en hechos reales ocurridos en un convento moldavo en 2005, la película Beyond the Hills narra el episodio final de la relación entre dos jóvenes que crecieron en un orfanato rumano del poscomunismo, un universo poblado por feroces sobrevivientes en el cual la desconfianza es la mejor arma de defensa y las ilusiones personales desembocan en delirio. Un mundo del cual sus habitantes buscan refugio en donde primero se les ofrezca.

Tras haber emigrado a Alemania, Alina regresa en busca de Voichita para llevársela de vuelta consigo a vivir juntas y si se puede, felices. Voichita se ha convertido en novicia de un convento de la iglesia ortodoxa situado en las colinas de las afueras de una pequeña y destartalada ciudad.

Alina viene llena de ánimo y desde el comienzo trata de reanudar sus relaciones sexuales con Voichita, pero esta se muestra titubeante y se niega. Al principio accede a sacar sus papeles para abandonar convento y país pero en camino a las oficinas de inmigración, se cuestiona su decisión y movida entre la fe en las convicciones que acaba de encontrar y la duda en cuanto a un futuro con Alina en Alemania, decide aplazar la decisión inventándole excusas a Alina. Luego trata de convencerla de que se quede a vivir en el convento con ella y le pide permiso al sacerdote rector para que su amiga se quede.

Alina acepta quedarse pero siempre con la esperanza de que pronto ella y su amiga se irán para Alemania y que esta situación será temporal. La rutina conventual resulta insoportable para la inquieta y confusa Alina, hasta que finalmente, intentando convencer a Voichita por todos los medios, comienza a exhibir conductas agresivas e irreverentes, con fases maníacas y depresivas que son interpretadas como una posesión demoníaca. El sacerdote rector, quien ha mostrado una tolerancia casi sin límites, tras haber ingresado a Alina en el hospital local, decide que es necesario hacer un exorcismo para sacarle el diablo del cuerpo. El sacerdote es un hombre poco educado, con más fe que talento o habilidades y el exorcismo se empieza a ejecutar con gran torpeza y a pesar de resultados inesperados y de un sufrimiento que lo agobia, al igual que al resto de las monjas, nada detiene el nefasto proceso.

Contada así la trama, pareciera que el filme es una crasa denuncia contra la fe ciega y las instituciones religiosas, pero de la forma que Cristian Mungiu la narra, la obra resulta de una bien matizada complejidad, abundando temas profundos con la insoportable levedad de lo cotidiano. El sacerdote, excelentemente interpretado por Valeriu Andriuta, es un hombre de fe, sin sentido del humor, convencido de que cumple una misión en la tierra pero sin sentir que ello lo engrandece. Es uno más, alguien que se mueve entre la credulidad y la ignorancia, aparentemente con un duro pasado, que no deja que la duda lo resquebraje ni lo aparte de su misión. Pero es un hombre honesto y de disimulada compasión.

Voichita y Alina, dos víctimas de lo que dejó el pasado, son seres confusos, que buscan amparo ante la hostilidad del medio en que han crecido, no son honestas ni consigo mismas ni con el resto de las monjas y es quizá esa tibieza la que las destruye. No tienen maldad, pero son incapaces de fiarse ni siquiera de ellas mismas. Lo que ocultan las deja desahuciadas.

Por su parte, las monjas que las rodean hacen lo mejor por entenderlas, pero son a su vez, corderos de un rebaño que obedece ciegamente a su sacerdote rector. Aquí no hay malos ni buenos, ni siquiera se percibe la presencia de Dios ni del demonio. La película puede también leerse como una alegoría del totalitarismo.

El director de fotografía, Oleg Mutu ha utilizado una coloración de poco contraste, manteniendo una iluminación uniforme que refleja, casi hace sentir, la aridez del paisaje y lobreguez de los interiores del ruinoso convento, en los cuales hay que pulir las convicciones cada día. La composición de los encuadres a ratos recuerda a Andrei Rubliov, pero sin su solemnidad. Mungiu ha logrado hacer puro cine. Hay que ver y oír o no se entiende lo que se discute. Nos adentramos en el mundo de cada personaje con facilidad y sin asombro. Mungiu hace al espectador partícipe del ambiente, volviéndolo un fisgón activo.

Cristina Flutur como Alina y Cosmina Stratan como Voichita, asumen sus papeles con aplomo y desenvoltura. Comunican su tragedia sin necesidad de excesos interpretativos. Esta es una película en la cual se exige un enfoque minimalista de la actuación en el cual se expresen al máximo las emociones contenidas. A pesar de que ambas debutan como actrices en este filme, las dos compartieron el premio de mejor actuación femenina que concedió el festival de Cannes del año pasado, donde también Cristian Mungiu ganó el premio al mejor guión, con esta historia basada en las obras de testimonio de Tatiana Niculescu Bran, sobre los hechos de 2005.

En la última década, el cine rumano, a pesar de haber tenido que enfrentar problemas políticos y financieros, se ha colocado a la vanguardia del cine mundial. Calladamente, varios de sus cineastas han ganado premios en los festivales más importantes de Europa y sus películas han tenido un éxito relativo, aunque considerable para ser películas extranjeras no comerciales, en Estados Unidos. Directores como Cristi Puiu con The Death of Mr. Lazarescu (2005), Corneliu Porumboiu con Police, Adjective (2009), Radu Muntean con Tuesday After Christmas (2010) y el propio Cristian Mungiu con 4 Months, 3 weeks and 2 days (2007) con la cual ganó la Palma de Oro en Cannes ese año, han recibido gran acogida de la crítica y del público sofisticado en Francia, Italia, Alemania y Estados Unidos. Todos son hombres nacidos entre 1968 y 1975, que pasaron los mejores años de su vida durante los últimos años de la dictadura de Ceausescu y que en sus filmes han plasmado los horrores de la vida de esos tiempos así como de sus secuelas, con no solamente gran tacto dramático, sino con un sutil sentido del humor. Todos se declaran herederos del legendario director Lucien Pintilie (1933), un hombre al que se le prohibió hacer cine en su país y que emigró a Francia en 1972, donde hizo cine francés pero siempre con tema rumano, o quizá hizo cine rumano hablado en francés. Entre sus películas se encuentran The Oak (1992) y An Unforgettable Summer (1994). Mungiu ha sido hasta ahora el más destacado de sus discípulos, Beyond the Hills es una de las joyas de su corta carrera.

Beyond the Hills (Rumania/Francia/Bélgica, 2012). Dirección: Cristian Mungiu. Guión: Cristian Mungiu basado en las obras testimonials de Tatiana Niculescu Bran. Director de Fotografía: Oleg Mutu. Con: Cristina Flutur (Alina), Cosmina Stratan (Voichita) y Valeriu Andriuta (el sacerdote). De estreno limitado en casi todas las ciudades de Estados Unidos.

El resto de las películas nombradas en este artículo pueden encontrarse en Netflix, Amazon, Facets y Blockbuster, entre otros sitios de la red.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.