Actualizado: 07/12/2022 17:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Cine francés, Claire Denis, Arte 7

La infidelidad de los sentidos

Esta es una película que expone temas interesantes, tiene una factura peculiar y mantiene una constante tensión. No está exenta de fallos, pero merece verse

Comentarios Enviar Imprimir

En la secuencia inicial de Both Sides of the Blade, o Fire (se le conoce por ambos títulos que no tienen que ver con el título original en francés), una pareja retoza y se acaricia en el agua de una playa. La iluminación, el grano de la fotografía y el enfoque, son de postal turística, sin embargo, la música de fondo es ominosa, dejándonos saber que este idilio no va a terminar bien.

Esto, en cualquier película, es un recurso barato de cine comercial, pero en el caso de las películas de la cineasta francesa Claire Denis, no tiene esa connotación, pues en su construcción, lo importante es un argumento que, aunque tenga en vilo al espectador, vaya intensificando la emocionalidad de actores y espectadores como forma de expresar la influencia de la sensualidad en la vida cotidiana.

La pareja en cuestión, Sara y Jean, está conformada por dos personas que parecen tener muy poco que ver entre sí, más allá de una intensa atracción sexual. Llevan juntos nueve años y sus relaciones sexuales se mantienen vigorosas. Jean es un exjugador de rugby profesional que pasó diez años en la cárcel por algo que nunca se aclara en el filme y Sara conduce un programa radial sobre política y cultura. Jean parece ser un tipo no muy inteligente, mientras que Sara parece ser una mujer lúcida y abierta. Jean tiene una relación muy distante con un hijo mestizo, que vive con la madre de Jean en un suburbio de las afueras de París.

Jean no tiene trabajo y tiene algunas ideas sobre comenzar un negocio, pero le resulta difícil obtener financiamiento. En eso aparece Francois, un viejo compañero de Jean y un antiguo amante de Sara, que una década atrás salían juntos cuando Jean tenía otra relación. Francois quiere abrir una agencia de cazatalentos de rugby y le pide a Jean que se asocie con él para que lo ayude a reclutar buenos prospectos, ya que Jean puede darse cuenta de quién tiene calidad para el deporte.

Pero Sara todavía siente una atracción sexual incontenible por Francois. A pesar de que han pasado diez años, toda su atracción sexual por él, se destapa y comienza a salir con Francois, aunque francamente, sus relaciones sexuales carecen de la fuerza de las de ella con Jean, son conflictivas y tristes.

Todo esto está tratado al estilo de Denis, de quien he hablado anteriormente por su filme High Life. Muchas elipsis, una narrativa que apela a los sentidos y que va descubriendo el contexto a medida que progresa el argumento es como se va desarrollando la narrativa. Según ella, su cine está hecho para “compartir cosas que a nadie le interesa”.

Este es un filme muy interesante, pero no exento de fallas. Denis deja ver mucho las influencias godardianas al perder tiempo presentando las afinidades de Sara (incluyendo la foto que Osvaldo Salas le hizo a Rene Depestre) que a mi modo de ver trata de indicar un progresismo que no es más que un enfoque condescendiente y paternalista del Tercer Mundo (un entrevistado comienza a realzar la figura de Fanon) y que resulta muy gratuito. En realidad, presenta más las afinidades de Denis que de Sara, pues no le agrega nada al personaje.

La relación entre Jean y su hijo es un argumento marginal que a la larga no aporta nada a la trama y que finalmente no está bien delineado. Es solamente un recurso para expresar, con redundancia, la desesperada situación existencial de Jean.

En resumen, Denis expresa la necesidad de satisfacción ciega que tiene la sensualidad y el sexo. La pasión que va más allá de las reglas del juego cotidiano. Sara se dice y se contradice, quiere mantener su relación con Jean, pero no puede contener su atracción por Francois y miente a pesar de ser alguien que se vanagloria de su racionalidad. Esa es la contradicción que expresa el filme como punto central. El conflicto entre el deseo y el bienestar personal. La única forma de liberación se le ofrece al final (que no contaré) por un hecho fortuito.

Juliette Binoche está muy bien en su papel de Sara, aunque de cierto modo parece una extensión del personaje que encarnó en Let the Sunshine In, otro filme de Denis. Expresa muy bien a la mujer madura repleta de deseos y de sensualidad. Vincent Lindon como Jean, hace con eficacia un papel al que parece ya estar acostumbrado, el macho francés, el hombre para los hombres, de atractivo animal. Grégoire Colin como Francois hace también un papel que le es familiar, el de alguien siempre al borde del peligro, siempre dispuesto a la provocación. Los tres actores han colaborado anteriormente con Denis.

La fotografía del veterano Eric Gautier (Ash Is Purest White, Hitchcock/Truffaut, Into the Wild), se convierte en un personaje más. Es a través de su lente que podemos apreciar los matices emocionales de los personajes. Maneja la iluminación de forma magistral. Gautier nunca había trabajado con Denis.

Both Sides of the Blade o Fire, es un filme que expone temas interesantes, tiene una factura peculiar y mantiene una constante tensión. No está exento de fallos y no es lo mejor de Claire Denis, pero merece verse.

Both Sides of the Blade (Francia, 2022). Dirección: Claire Denis. Guion: Christine Angot y Claire Denis. Director de fotografía: Eric Gautier. Con: Vincent Lindon, Juliette Binoche y Grégoire Colin. De estreno limitado en todas las ciudades importantes de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.