Actualizado: 11/04/2024 22:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Literatura, Literatura cubana, Poesía

La «Poesía Lunar» de Liudmila Quincoses

Sobre el libro Antología de la Poesía Oral-Traumática y Lunar

Comentarios Enviar Imprimir

Liudmila Quincoses (Sancti Spíritus, Cuba, 1975) poeta, narradora, editora y periodista. Se integra al mundo de las letras desde muy joven. En el año 2000 retoma, junto al creador plástico Julio Neira, el proyecto alternativo Escribanía Dollz de escritura de cartas de amor, exposiciones de pintura y la promoción de la obra de escritores jóvenes. Fundadora del grupo literario Los Escribamos, su obra ha sido publicada y valorada en Estados Unidos, Argentina, España, Alemania, Italia y México. El Caimán Barbudo, La Gaceta de Cuba, Casa y otros medios culturales de Cuba y el extranjero han cobijado sus trabajos literarios.

Antología de la Poesía Oral-Traumática y Lunar (Frente de Afirmación Hispanista, 2017), de Liudmila Quincoses está precedido por un prólogo tomado de la Antología Cósmica de Ocho Poetas Cubanas suscrito por Fredo Arias de la Canal en el cual se hacen referencias de autores que han abordado la temática lunar o han fondeado en dársenas de alucinaciones lunares: Nietzsche, Freud, Sor Juana, Juana de Ibarbouruou, Alfonsina Storni, Delmira Agustini. / Luz judiciosa (Sor Juana), hemorragia de luna (Ibarbouruou), olor de estrellas (Storni), haz luciente de doradas estrellas (Agustini): la luna, mercurio-diana que dibuja un mundo refulgente.

“No es nueva, / para el que sabe amar, la luz de luna”: Quincoses conoce bien estos versos de José Martí, por eso peregrina en los atajos de meridianos poblados por heridas extraviadas en el “Camino que en el sueño se petrifica y vive”. Aquí, la lluvia no borra la tinta de la inscripción en que la luna conversa con la sangre, mientras “Los transeúntes / se besan, / sonríen, / piensan en sus deudas, /avanzan bajo el frío /de la tarde, /bajo la lluvia” y así nacer de la alegría del acaso de la semblanza de la luz.

El suicida se abre las venas con el filo del azogue cuando la luna se adueña de la noche. La fiebre enajena a los viajeros nocturnos, se despliega la exhortación: “No mires al cielo, / la luna envenenada, / cauteriza, embriaga. / No mires al cielo ensangrentado, / no mires la luna, / su reflejo / en los charcos, / en los antiguos espejos, / no le des la espalda. / Acuden otras vidas a las que nunca / querrías regresar”. Estamos en presencia de estrofas alucinadas, oníricas y cósmicas surtidoras de símbolos y asociaciones que dialogan con el aliento de celajes asediados por ruinosos fragmentos de estaciones oscuras, que se han mantenido intactas a pesar del aullido de la larva arrojada por un volcán astral sobre fantasmas renacidos. “Una figura extraña emerge de la niebla, / es el amigo muerto que nunca conocimos, / La niebla se deshace como tus propias lágrimas, / la niebla precipicio no curara del miedo”.

Liudmila Quincoses viaja, sabe que quien camina es el paisaje: tan inmenso es el mundo que alguien pide un pañuelo en la “última noche del año. / Anuncio de otro ciclo, / fría luna, / frío sol, /deseada sepultura”. ¿Habrá modo de desdeñar la escala de la luminosidad en el ficticio y leve silencio? Todo indica que la misma oscuridad desciende y penetra el flujo porque “Siempre es medianoche en mi corazón silencioso”. Estrofas de fluctuaciones en el punto evanescente de la vida y la claridad que hiere.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.