Actualizado: 15/10/2021 16:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Reinaldo Arenas, Literatura

La prosa dispersa de Reinaldo Arenas

Inventario de textos pocos conocidos de un escritor polémico y retador

Comentarios Enviar Imprimir

El académico (Catedrático de Estudios Hispánicos en la Universidad de Kentucky) originario de Santiago de Cuba, Enrico Mario Santí y la profesora (Departamento de Literatura Latinoamericana en Pomona College, California) nacida en Cojímar, La Habana, Nivia Montenegro acometieron la tarea de recopilar la prosa disgregada de Reinaldo Arenas (Holguín, Cuba, 1943 - Nueva York, Estados Unidos, 1990). Resultado: un manual de más de 400 folios que agrupa prologos, cuentos, escritos personales, reseñas, ensayos, plan de escritura (Otra vez el mar), testimonios, diatribas y cartas del autor de Antes que anochezca: sumario de algunos de sus más obstinados gestos literarios y políticos.

Trabajo de exploración cuidadosa entre los pergaminos de Reinaldo Arenas Papers, de Manuscripts Division, Department of Rare Books and Special Collections, Princeton University Library por parte de Montenegro y Santí: “Libro de arenas (Prosa dispersa, 1965 - 1990) recoge los escritos que quedaron rezagados a la muerte de Reinaldo Arenas en Nueva York en 1990 y que nunca antes se habían recopilado”, apuntan los estudiosos cubanos.

Estructurado en respectivos exordios (Por un libro de Arenas, Santí; El mundo alucinante de Reinaldo Arenas, Montenegro) y siete acápites: “Yo” (rondas autobiográficas), “Literatura” (cuentos, reseñas, ensayos…), “Otra vez el mar” (esquemas y diseños de la escritura de la novela Otra vez el mar), “Mariel” (papeles testimoniales de la generación del Mariel), “En Contra” (presencia del Reinaldo Arena polemista), “Prólogos” (catálogo de introducciones a libros de jóvenes escritores cubanos del exilio), “Cartas” (Arenas en incansable labor de difusor de las infamias del régimen castrista), este compendio concluye con “Referencias Bibliográficas”, las cuales detallan el origen de cada uno de los contenidos.

Uno de los acápites más reveladores: “Yo”, que incluye una irónica “autocronología”, en la cual Arenas sintetiza su azarosa vida —sólo recogida en la edición de Otra vez el mar (Argos Vergara, 1984)— y “Celestino y yo” —explicación del proceso escritural de Celestino antes del alba, publicada en Cuba, Revista Unión (julio/septiembre, 1967), imposible de consultar. Concluyente la aparición de “Los zapatos vacíos” —el relato oral que llamó la atención de Eliseo Diego en 1963— y del inédito “El llanto de la tojosa” el cual data, según el pie de página de los compiladores, de 1954 ( Arenas tenía ¿11 años?).

Muestrario de cartas abiertas: significativos documentos —Un plebiscito a Fidel Castro (octubre, 1988), que fue respaldado por Jacque Derrida, Federico Fellini, Octavio Paz, Claude Simon, Cabrera Infante, Mario Vargas Llosa, Ernesto Sábato y Susan Sontag entre otros destacados intelectuales; carta a Joseph Papp en protesta por la exclusión de artistas de la comunidad cubano-americana del Festival Latino en Nueva York, agosto de 1984…—, que ponen de manifiesto el activismo político del autor de El palacio de lasblanquísimas mofetas en denuncia iracunda y frontal en contra del castrismo y sus cómplices en Estados Unidos y Europa.

Arenas en los espacios de la crítica literaria (“Literatura”) con varios textos canónicos: “El páramo en llamas”, “Cien años de soledad en la ciudad de los espejismos”, “La literatura cubana dentro y fuera de Cuba”, “Con los ojos abiertos”(uno de los más rigurosos análisis a la obra del cuentista Onelio Jorge Cardoso (1914 – 1986): el autor de El caballo de coral siempre estuvo agradecido de esta reseña, publicada en La Gaceta de Cuba en marzo, 1970), “Benitez entra en juego” y “José Martí, intelectual del exilio”.

Apartado de ataques y escarnios sin tregua: “En contra”. Hay en esta sección una muestra de ludibrios, quizás, algunas veces, injustos (“Guillen el malo”) y, otras veces cargados de ecos y entresijos personales (“Miguel Barnet o las reglas del juego”). Objetivo y puntual “Elogio a Fidel Castro”; y avizorado el artículo “La Perestroika”. ¿Rehabilitación o castración? (sobre la retorno del poeta Delfín Prats, amigo íntimo de Arenas) se convierte en un espléndido análisis de las hipócritas razones del régimen para “rehabilitar” a uno de los grandes poetas cubanos del siglo XX (Reinaldo conocía muy bien —fue testigo cercano— el affaire del poemario Lenguaje de mudo).

Inventario de textos pocos conocidos de un escritor polémico, carismático —responsable de algunos de los libros más inquietantes de las letras de la Isla (Celestino Antes del alba, El mundo alucinante, Arturo la estrella más brillante, El asalto, La vieja Rosa, Antes que anochezca, Adiós a Mamá…)— y retador, quien puso en juego su vida por el alcance de su libertad. Se edifica un puente con la aparición de estos trabajos de consulta obligada para comprender mejor el Caso Arenas y sus incidencias ineludibles en la crónica de la literatura cubana del siglo XX. Libro de Arenas, arrojo desbordado: Santí y Montenegro ponen a disposición de los lectores un ordenado prontuario que mucha falta hacía en los espacios de la historia de la literatura latinoamericana.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.