Actualizado: 24/05/2019 17:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Música

“Lágrimas negras” sobre el Río de la Plata

Después de su trabajo con el pianista Bebo Valdés, El Cigala nos trae esta producción que es una suerte de lágrimas negras vertidas en las quebradas del Río de la Plata

Comentarios Enviar Imprimir

El tango es pretensión. Abundancia de morriña que el bandoneón vocea. / El tango es una gestualidad frente al azogue. La guitarra, el piano, el violín y el contrabajo escriben las pausas en los costados del silencio. / El tango, una exuberancia de acordes lindantes con la vendimia. / El tango sucede en una intemporalidad acuciante: la duración se extiende hasta las riberas del deseo y estalla en sinuosidades: acordes del violín. Dentellada caprichosa de las cuerdas tensando el instante: prolongando el abrazo y el cruce de las piernas en transposición tersa. / El tango, un disimulo de bálsamos armónicos. / El tango permite que sigamos andando curtidos de soledad. / El tango nos reconoce en el lejano mirar, por las coplas que mordemos. / El tango emborracha el corazón y apaga, en el olor del trago de un buen oporto, esos amores locos que más que amor son sufrires. / El tango, fruición en los ejes del destierro. / “El tango es un pensamiento triste que se baila”: magister dixit, Enrique Santos Discépolo.

Cigala & Tango (Universal Music Argentina, 2010), álbum doble grabado en directo en el Gran Rex, Buenos Aires: video de “En esta tarde Gris” y el documental Corrientes 938; once pistas de penetrantes cantes. Después de su trabajo con el pianista Bebo Valdés, esta producción puede considerarse una suerte de lágrimas negras vertidas en las quebradas del Río de la Plata.

Bandoneón (Marconi), piano (Calabuch), percusiones (Porrina), guitarra (Del Morao, Juanjo Domínguez), contrabajo (Heredia), violín (Agri), violonchelo (Diego Sánchez), voz invitada (Calamaro). Tango, zamba, tango canción, tango habanera, bulería y bolero. Repertorio: “Las cuarenta”, “El día que me quieras”, “Soledad”, “Alfonsina y el mar”, “Dos gardenias”… Arreglos de zumos porteños: el bolero cubano “Dos gardenias” de Isolina Carrillo, se traslada a las franjas milongueras con tenue mixtura de habanera y bulería.

Configuración orquestal de coloquios instrumentales en complicidad con los fraseos del ahijado predilecto de Camarón de la Isla. Guitarra (Del Morao) cosiendo los conformes melódicos en “Garganta con arena” (C. Castaña); guitarra y contrabajo trenzando un puente armónico en “Los hermanos” (A. Yupanqui); bandoneón, violín, contrabajo y violonchelo en contrapunto desafiante con las percusiones en la zamba “Alfonsina y el mar” (A. Ramírez); la guitarra de Juanjo Domínguez acentuando el motivo melódico en “El día que me quieras” (Gardel/Le Pera); “Soledad” (Fabregat) en júbilo de tristes concordancias: racimos de paralelos armónicos de una guitarra menesterosa y desafiante (Juanjo) en confabulación con la voz invitada (Calamaro); guitarra ( Del Morao) en despliegue flamenco en “Nostalgia” (Cobián/Cadimaco); el bandoneón dibujando con violín y violonchelo, cabales frondas arrabaleras en “Tomo y obligo” (Gardel/Romero); retumbos de Piazzolla en bosquejos de habanera y vals en “Youkali” ( Kurt Weill)…

Este es un álbum de alboradas y relentes. La voz de El Cigala crece frente al desafío que implica cada composición. Si con el pianista cubano Bebo Valdés asumía las consonancias del bolero/son en un disco que es leyenda: Lágrimas negras (2003); aquí derrama vigores flamencos sobre piezas antológicas de la música porteña. Hay acentos que fueron asimilados en su encuentro con el autor de “Con poco coco” que aquí se asoman: voz aguardentosa en sílabas rumberas con tildes flamencas y rioplatenses.

El tango, una fiesta: sollozos y dolencias que se despliegan en el estrado de la vida. Cigala asume los riesgos: nos entrega una placa sempiterna, abundante en matices, bordeada de una inquietante cabalgata vocálica.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.