Actualizado: 01/06/2020 20:01
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine

Lo que no muestra 'Kangamba'

Rogelio París deja fuera hechos que explicarían mejor lo que sucedió en el pueblito angolano y malogra su deseo más ambicioso.

Comentarios Enviar Imprimir

En medio del permanente desastre de la economía, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR) supieron arreglárselas para producir un largometraje, que reconstruye la acción militar de agosto de 1983 en el pueblito de Kangamba (Angola), con efectos especiales y todo.

Y en medio del desastre subsiguiente al paso de los huracanes Gustav y Ike, la película viene como anillo al dedo para que los comisarios de la revolución castrista apunten a la pantalla y exijan a millones de cubanos con sus casas en el suelo o a punto de caer: "¡Resistan como en Kangamba!".

La cinta del director Rogelio París rueda por toda la Isla, pero sólo aquellos espectadores que tengan acceso al testimonio de quienes estuvieron allí, en Kangamba, a principios de agosto de 1983, podrán discutir el juicio del brigadier Rogelio Acevedo, coordinador del MINFAR para esta película: "que es fiel a la realidad". O la valoración del compañero Fidel en su reflexión homónima: "Kangamba es de los filmes más serios y dramáticos que vi nunca", la cual sirve de pretexto para indicar otra batalla condigna de recreación cinematográfica: Cuito Cuanavale.

Un sargento de Tropas Especiales asevera que la historia de amor entre el capitán cubano Mayito y una joven angoleña del poblado, por ejemplo, es una impostura. Para colmo, Mayito muere inexplicablemente a manos de un soldado enemigo, quien se habría quedado sin ton ni son en Kangamba, tras retirarse en desbandada las fuerzas de la Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA).

París insertó esa historia increíble para validar su propia intención de no hacer "un filme de guerra, sino un filme de hombres y mujeres en medio de la guerra". Algo que al parecer no consiguió en Caravana (1990).

Tampoco es plausible la escena en que la UNITA se retira, sin otro antecedente que el comentario de un general suyo sobre los daños que causaba la aviación cubana. La UNITA se retiró de Kangamba como consecuencia de una maniobra táctica que la película ilustra, pero no alcanza a narrar correctamente. Tropas Especiales cubanas irrumpieron en helicópteros detrás de las filas enemigas y no sólo entraron en combate —como muestra la cinta—, sino que amagaron por diversos puntos con los mismos helicópteros para dar la impresión de fuerza mucho más numerosa. El pánico cundió entre los mandos de la UNITA, que ordenaron retirada.

Otra orden de retirada que no recoge la cinta fue dada por el jefe cubano de la zona militar de Luena, el general William Gálvez, cuando arreció el cerco de la UNITA en Kangamba. Gálvez había cometido el error clave de apoyar a la brigada 32 de las FAPLA, acantonada allí, con oficiales y soldados cubanos castigados por infracciones de la disciplina militar. La inteligencia militar de UNITA detectó que estas tropas cubanas tenían baja moral de combate, y escogió entonces a Kangamba, próxima a la frontera con Zaire, como punto de ataque ventajoso.

Gálvez reaccionó enviando de refuerzo a una parte de las Tropas Especiales, que solían pasar el tiempo haciendo guardia alrededor de la casona del propio Gálvez en Luena. Tras enredarse la pita en Kangamba, el general Antonio Enrique Lussón Battle vino en sustitución de Gálvez y empleó el resto de aquellas tropas élites para maniobrar en la retaguardia enemiga y provocar así la estampida de la UNITA.

Una escena toca de pasada este asunto embarazoso: el jefe cubano recién llegado a Luena puntualiza que la tropa sitiada en Kangamba no debe lanzarse a romper el cerco ni hacer otra "locura" semejante, pero al margen quedan tanto los errores como la sustitución de Gálvez.

El pasaje que Rogelio París no se atrevió a incluir en la cinta es la decisión del jefe cubano en Kangamba, Fidencio González Peraza, de cortar la comunicación con Gálvez tras recibir la orden loca de romper el cerco a como diera lugar. Al cabo, González Peraza recibió la distinción Héroe de la República de Cuba y Gálvez, el premio Casa de las Américas por su libro de testimonios El sueño africano del Che: ¿qué sucedió en la guerrilla congolesa?

Dejar fuera hechos que explican mejor lo que sucedió en Kangamba malogra el deseo más ambicioso de París: "que el filme sea visto como un legado ético".


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.