Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Garrincha, Caricaturas, Libro recomendado

«Náufrago»

Prólogo de Enrique del Risco a Náufrago, el libro de caricaturas de Garrincha que será presentado en Miami el viernes 19 de julio. La presentación estará a cargo de Ramón Fernández Larrea

Comentarios Enviar Imprimir

No sé por qué este libro me recuerda a aquella señora que me preguntó “¿Tú todavía comes carne?” con el tono de quien pregunta si uno todavía anda en el negocio de la trata de esclavos o el de la gastronomía caníbal. Como si el principal problema no estuviera en la obscenidad de vender o digerir semejantes sino en el anacronismo. Bueno, ahora me doy cuenta por qué este libro me recuerda la pregunta de la señora: porque si ella se encontrara con Garrincha le preguntaría “¿Y tú todavía publicas libros de caricaturas? ¡¿Y de náufragos?!” Pero no. Conociéndola como la conocí, aquella señora le hubiera preguntado a Garrincha de dónde sacó un apellido tan extraño. Que si era colombiano. “Porque mira que los colombianos tienen apellidos extraños. ¿No hay un presidente de apellido Orine?”. (Si me ensaño con la pobre señora es porque es menos una persona que un concepto y ni siquiera un concepto más o menos sencillo sino uno pesado, como el de existencia o como el de la Fuerza en la Guerra de las Galaxias). Y sin embargo, con toda su torpeza a nuestra señora no le faltaría algo de razón. Las historietas de náufragos son tan anacrónicas como comer carne y Garrincha está bien como sobrenombre para un futbolista brasileño de la época en que los campeonatos mundiales de fútbol eran un trámite formal antes de entregarle la copa a la selección verde amarela, pero no para un caricaturista cubano.

O sí.

Porque uno o se resigna al nombre que le pusieron sus padres o recurre al acto de inventarse un seudónimo que es como crearse un destino que cumplirá o no con más o menos suerte. Y es que Garrincha se propone lo mismo que aquel futbolista imposible: multiplicar las posibilidades de la realidad y entre ellas escoger la más divertida. El Garrincha dibujante ha elegido el tema del náufrago con la misma alevosía con que el otro se ensañaba en la breve distancia que separaba las piernas de los defensas rivales, por la dificultad que suponía salir airoso. Como aquellos que todavía practican el soneto, nuestro dibujante prefiere la brevedad de los recursos del género —un hombre, una isla y, si acaso, unos pececitos hablantines— para conseguir sorpresas que parecerían inviables con tan pocos y tan abusados elementos. El truco de Garrincha —si es que truco se le puede llamar— es su escrupuloso respeto al lector: imaginarlo entrenado en la observación de generaciones de náufragos para sorprenderlo con uno radicalmente nuevo. Un náufrago desesperanzado casi hasta el cinismo, que convierte esa desesperanza en costumbre, en oficio casi. No en balde nuestro Garrincha es cubano, un gentilicio especializado en naufragios figurados y literales. Si John Donne decía (y Hemingway repetía) que ningún hombre es una isla, Garrincha parece decirnos que un náufrago está en constante peligro de convertirse en isla y que el sentido de su existencia es resistirse a esa confusión. Y en su caso, que es el del dibujante, debe hacerlo con imaginación, con muchísima gracia, con precisión, en resumen, con arte.

El lanzamiento de Náufrago será el viernes 19 de julio en Delio PhotoStudio, 2399 Coral Way, Miami.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.