Actualizado: 15/11/2018 8:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Teatro

Por la puerta del éxito

Llega a la Florida la puesta en español de 'Ana en el trópico', de la mano del Hispanic Theatre Guild.

Comentarios Enviar Imprimir

La obra Ana en el trópico, el primer premio Pulitzer que se ha otorgado a un hispano en el género de drama y que recibiera el cubanoamericano Nilo Cruz en el año 2003, tuvo su debut en español en la ciudad de Miami, como parte del Teatro en Repertorio que el Hispanic Theatre Guild está llevando a cabo en su sede de Teatro 8.

Su estreno mundial, en inglés, estuvo a cargo del New Theatre de Coral Gables, en 2002, presentándose en noviembre del año siguiente en el teatro Royal de Broadway. Su estreno en español fue en 2004 en el teatro Gramercy Art, del Repertorio Español, en la ciudad de Nueva York.

Al presentarse la pieza por primera vez en español en el sur de la Florida, lo hace para su público natural: Ana en el trópico se desarrolla en el ambiente de los cubanos tabaqueros de Ybor City, en la ciudad de Tampa, en el año 1928.

A pesar de no ser el motivo principal de esta obra indagar en el aspecto económico y social de su tiempo, alude a la crisis que representaba el avance de la tecnología para los empresarios que querían mantener la tradición de un tabaco de calidad elaborado manualmente. El pragmatismo en los negocios, cuando el progreso material se coloca por encima de los valores morales.

El montaje en Miami lo dirige Marcos Casanova, quien se ha hecho cargo además del diseño de escenografía y el vestuario. Unos paneles colocados simétricamente en el escenario, y unos taburetes cubanos que cambian su uso acertadamente en la puesta, conforman la escenografía. La pieza cuenta con un elenco de lujo.

Se abre el telón

Desde que abre el telón, se exponen ante el espectador las claves que conformarán la trama. Dos hermanas y su madre esperan al futuro lector de tabaquería que vendrá de Cuba, ya lo sueñan como la esperanza que llenará sus vidas vacías y que viene del otro lado del mar. Simultáneamente, en el otro extremo del escenario, vemos a Santiago, el dueño de la tabaquería —que interpreta el experimentado actor Germán Barrios—, embriagado y perdiendo en apuestas de gallo, hasta endeudarse con su medio hermano Cheché, papel que encarna magistralmente Raúl Durán.

El lector de tabaquería y su lectura son el centro de la puesta en escena. La obra escogida para distraer a los obreros es Ana Karenina, de León Tolstoi. El drama toma entonces un matiz psicológico, al profundizar en la capacidad del arte para influir en la vida de los seres humanos. Cada personaje se siente identificado con la novela de Tolstoi. Aun los que aparentan cierta frivolidad, como Palomo, quien encarna con una notable actuación, Ariel Texidó, dirá que "la literatura saca a relucir lo bueno y lo malo que hay en cada ser humano".

Marta Velasco, en el papel de Ofelia, es la mujer fuerte que se antepone a Cheché, antes que su esposo Santiago tome con energía las riendas del negocio. Ella y Santiago son los valores de la familia que conservan la tradición. Se oponen a la deshumanización que representa el uso de las máquinas en la elaboración del tabaco. Escuchar la novela los une, y aviva la atracción que habían perdido con el tiempo.

La actriz Marta Velasco hace uso de su versatilidad para brindar una actuación memorable. Su expresión corporal y el nivel de concentración logran conmover con la misma facilidad que arrancan risas a los espectadores.

Carlos Garín, en el papel de Juan Julián, es el esperado lector de tabaquería. Se desenvuelve con naturalidad y la expresión pausada que requiere su personaje. Dirá que escogió para leer la novela Ana Karenina, ya que "Tolstoi entiende la naturaleza humana mejor que nadie". A su vez, Juan Julián tiene también esa capacidad de comprensión, y exacerba los sentimientos de amor y de odio.

Para Conchita, interpretada por Grettel Trujillo, Juan Julián es el medio para recuperar su autoestima. Ella es el eterno femenino que necesita ser escuchado. Viviendo un mundo interior pleno de sueños. Anhelando recobrar la pasión perdida en su matrimonio y descubriendo entre los brazos de Juan Julián que aún puede sentir a pesar de la indiferencia de su esposo Palomo. Conchita utilizará ese camino hacia el amor que parecía perdido, como un puente para regresar a su esposo y reavivar la pasión. Grettel Trujillo hace galas de una intensidad interpretativa que le aporta credibilidad al personaje. Una dicción esmerada, acompañada de una bella voz, son parte de los ingredientes con los que magnetiza al público.

El vigor de los personajes femeninos recuerda a Tennesse William. La angustia existencial de Conchita y su reclamo evoca a la Maggie de La gata en el tejado de z inc caliente. Cecilia Isis Torres, en el papel de Marela, es la joven soñadora enamorada del amor. Su presencia y la candidez que emana en su caracterización del personaje le aportan veracidad.

La utilización de clásicos cubanos en la música, como el Trío Matamoros, María Teresa Vera y el Septeto Nacional, contribuyen a la ambientación de la pieza. Los elementos de la cubanidad en todos los tiempos se evocan sutilmente. Nostalgia y remembranza idílica de Cuba aportan vigencia al drama. En un parlamento, Ofelia dice: "cuando yo vivía en La Habana, no existía una tabaquería sin lector".

Los diálogos fluyen, por momentos, con lenguaje poético, sin alejarse del realismo. Frases ingeniosas son utilizadas con acierto y se dan situaciones hilarantes de buen gusto. La pieza concluye con un final inesperado. Un desenlace al que hemos sido llevados con cautela, como en una proyección cinematográfica o en la lectura de una novela. Ana en el trópico ha llegado en español a Miami y lo ha hecho por la puerta del éxito.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Los actores Grettel Trujillo y Carlos Garín en una escena de 'Ana en el Trópico'. (JESÚS HERNÁNDEZ)Foto

Los actores Grettel Trujillo y Carlos Garín en una escena de 'Ana en el Trópico'. (JESÚS HERNÁNDEZ)