Actualizado: 23/05/2019 11:26
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Claire Denis, Cine, Arte 7

Redención

Esta es una película que requiere un esfuerzo del espectador, pero que se queda con uno por bastante rato

Comentarios Enviar Imprimir

Confieso que el género de ciencia-ficción no se encuentra entre mis favoritos. Obras como Star Wars o Star Trek, no me llaman la atención, independientemente de su calidad. La elaboración de todo ese universo pseudo científico, la cantidad de explicaciones que guionistas y realizadores se ven obligados a dar y la demasiado exigente suspensión de la credibilidad en estos casos, me pasma el disfrute. Veo pocas películas de este tipo y leo aún menos libros del género.

Hay, sin embargo, algunos filmes dentro del género, que son más ficción que ciencia, o que usan la ciencia para darle fuerza a la ficción, que sí logran vencer mi rechazo. Entre ellos pudiera contar Solaris y 2001: A Space Odyssey. Claro, no poco tiene que ver que son obras de Andrei Tarkovski y Stanley Kubrick. Dentro de ese grupo pudiera entrar High Life, el trabajo más reciente de la realizadora Claire Denis (Paris, 1946).

Un hombre relativamente joven cuida de una bebé de meses. Se encuentran en lo que nos vamos dando cuenta es una nave espacial. Poco después nos enteramos de que son los únicos sobrevivientes en la nave. La continuación del filme se desarrolla para explicar por qué los tripulantes se encontraban en esa nave y como fue que murieron. El comienzo es lento y Denis a veces se toma demasiado tiempo en explicar algunos elementos científicos para darle fuerza a la realidad de su ficción, pero si uno sobrevive la primera media hora, puede ser recompensado por lo que a continuación resulta ser una obra bien elaborada, llena de imágenes de gran fuerza que convidan a la fascinación visual.

Resulta que los tripulantes de la nave son parte de un experimento. Todos han sido encarcelados por diversos crímenes y se les ha ofrecido esta “oportunidad” de rehacer sus vidas en un viaje hacia un hueco negro del universo. No hay vuelta atrás, solo puede haber redención si se encuentra un propósito en este viaje sin salida. Monte, que así se llama el hombre que se encarga de la niña, fue encarcelado por un crimen de infancia y, por supuesto, está lleno de demonios interiores. Al mando de la nave está Dibs, una doctora que asesinó a sus niños y que ha tomado por su cuenta tratar de crear una nueva raza en la nave y utiliza todo tipo de trucos para preñar a las mujeres con el semen de los tripulantes masculinos. En la nave existen además aparatos de satisfacción sexual, uno de ellos llamado Fuckbox en donde Dibs produce una escena de un erotismo desenfrenado a la vez que decadente, que Denis lo filma en planos alucinantes. Casi todos los niños se mueren, pero Willow, la hija de Monte, es la única que sobrevive a las horribles condiciones de la nave. Entre saltos elípticos, la historia se va desarrollando hasta su inevitable final.

Desde que irrumpió con Chocolat (1988), Denis ha desarrollado una filmografía impresionante que incluye Nenette and Boni (1996), Beau Travail (1999), Trouble Every Day (2001) y White Material (2009), para nombrar algunas. Es, desgraciadamente, una directora de culto, pero su obra merece mayor difusión. En High Life sigue sus temas: el ser humano en un ambiente hostil o ajeno, la introspección como método de entenderse a si mismo, las relaciones afectivas y las contradicciones de clase. Todo esto ahora disfrazado de ciencia ficción.

Hay mucho de Tarkovski y de Kubrick en este filme, pero también de Alien. No es solamente un filme de ciencia ficción, sino también tiene elementos de cine carcelario. Denis muestra que puede navegar bien en cualquier género. Denis, como coguionista, se mantiene responsable de su obra. Aquí colabora con Jean-Pol Fargeau, con quien ha trabajado anteriormente en otros tres filmes. Aunque el final no me convence mucho, la película cobra ritmo e intensidad en su segunda hora. Imagen y sonido juegan un papel fundamental de la forma en que se mezclan. Es un filme al cual no se le pueden quitar los ojos, aunque a veces la trama no atraiga mucho.

Robert Pattinson es un actor que ha madurado mucho desde sus días de Twilight, a mi siempre me ha parecido un actor de una sola expresión, sin embargo, aquí resulta convincente en su rol de Monte, un hombre que busca redimirse, aunque no está seguro de cómo. Es capaz de proyectar fuerza de carácter, a la vez que inseguridad combinada con momentos de desbalance impulsivo y momentáneo. Juliette Binoche como Dibs, no se permite un fallo. Se absorbe en el personaje y expresa todos sus matices. El cantante André Benjamin se destaca en un breve papel. El resto de los actores cumple su cometido sin penas ni glorias.

La fotografía la comparten Yorick Le Sau, quien ha trabajado anteriormente con Assayas y con Ozon, y el polaco Tomasz Naumiuk, quien procede de la televisión polaca y filmó las escenas que se hicieron en Polonia (yo no sabría decir cuáles). Pero hay una coordinación perfecta entre los dos. Las escenas de la nave congelan a la vez que humanizan.

High Life es un filme que requiere un esfuerzo del espectador, pero es una obra que se queda con uno por bastante rato. No es lo mejor de Denis (al principio parece tropezar con las exigencias del género), pero es un filme que merece la pena verse.

High Life (Gran Bretaña/Francia/Polonia/Alemania/EEUU, 2018). Dirección: Claire Denis. Guion: Claire Denis y Jean-Pol Fargeau con la consultoría de Nick Laird y Geoff Cox. Director de fotografía: Yorick Le Sau y Tomasz Naumiuk. Con: Robert Pattinson, Juliette Binoch, André Benjamin y Mia Goth. De estreno limitado en ciudades selectas de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.