Actualizado: 12/07/2024 0:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine

¿Se está muriendo el cine?

Estamos en un período de transición, en el que agoniza es el “arte de ir al cine”. Si lo dudan, miren a su alrededor y pregúntense cuantas veces al año van al cine, pregunten a sus amistades

Comentarios Enviar Imprimir

En los últimos años, la industria cinematográfica ha sufrido continuos reveses que han llevado a críticos tan destacados como Jonathan Rosenbaum, Paolo Cherchi Usai y Godfrey Cheshire, entre otros, a cuestionarse con urgencia el futuro del cine como arte. En realidad, la bola la echó a rodar Susan Sontag con un ensayo publicado en la revista Time en 1996, pero mucho ha llovido desde entonces, sobre todo tecnológica y comercialmente.

El desarrollo de nuevas tecnologías de filmación, el surgimiento de alternativas de entretenimiento con medios audiovisuales (como los juegos de PlayStation), la mejoría en la calidad de las películas hechas para la televisión, que con la cada vez mayor cantidad de canales de cable resultan un medio de difusión más directo y de mayor alcance que el cine, han llevado a la catástrofe económica a muchas casas productoras y distribuidoras, principalmente las que se dedican al cine extranjero y al independiente. Cada vez hay menos compañías distribuidoras y las que quedan tratan de ejercer un control mayor sobre el mercado, decidiendo qué, cuándo, cómo y dónde se ponen las películas. Las compañías de producción apuestan al seguro y cada vez se reciclan más los temas que han tenido éxito en el pasado, las secuelas dominan el panorama de las superproducciones. La experimentación excesiva con los efectos especiales ha estancado la creatividad narrativa, al menos temporalmente. Incluso las compañías que distribuyen películas a domicilio vía DVD o streaming, como Netflix, Facets y Blockbuster, han reducido su almacén y cada vez se demoran más en atreverse a adquirir nuevo cine alternativo. Muchas películas que semanalmente se anuncian como disponibles en DVD, demoran meses en poder alquilarse a través de estos gigantes.

No soy apocalíptico y pienso que los mismos mecanismos que dificultan la producción y la distribución cinematográfica convencional, abren nuevas vías para que las películas alcancen una mayor y más rápida difusión. Nuevos dolores de cabeza se avecinan para los grandes monopolios. Estamos apenas en un período de transición. Lo que sí estoy convencido que agoniza es el “arte de ir al cine”. Si lo dudan, miren a su alrededor y pregúntense cuantas veces al año van al cine, pregunten a sus amistades. Los datos muestran que cada vez se estrenan menos películas, la gente va menos al cine y hay menos pantallas por habitantes. “El arte de ir al cine” va quedando como un lujo, cada vez más pasajero, de las grandes ciudades. No creo que esto tenga remedio.

Sin embargo, el “cine como arte” puede que se beneficie muy pronto de las transformaciones tecnológicas que se multiplican en proporciones geométricas y casi a la velocidad de la luz. Cada vez no solamente resulta más fácil ver cine en la casa, sino que con los nuevos televisores de LCD y LED, se puede ver mejor. Ya están saltando monopolios como Amazon a involucrarse en la distribución y alquiler de películas a domicilio. El Video on Demand es cada vez menos caro y más internacional, aunque aún se encuentra bajo ciertos controles que obedecen más a las cajas contadoras de las grandes distribuidoras que a los intereses del público, pero eso también pasará. Desde que Steven Sodenbergh lo hiciera con The Girlfriend Experience, resulta cada vez mayor el número de películas que pueden verse por cable o bajarse a la computadora, el mismo día o antes de su estreno.

Desde principios de los años setenta, junto con un grupo de amigos, cuando era nuestra única forma de expresar una opinión estética diferente a la oficial, en aquellos años de cruel represión, he estado haciendo la lista de las diez mejores películas del año. Tras el exilio de 1980, y la separación de casi todos nosotros los de entonces, no fue hasta principios de los noventa que Orlando Alomá y yo reanudamos el hábito, por el mero placer de hacerlo. Somos prácticamente los únicos de aquel grupo que vamos al cine con asiduidad, hoy en día inusual. En los últimos tres años, por iniciativa de Alejandro Armengol, hemos publicado las listas en CUBAENCUENTRO y ahora también lo hago en mi blog.

Nuestras listas se basan en lo que puede ver cualquier espectador normal en cualquier ciudad de Estados Unidos, si está activamente interesado en ver un cine diferente. No tienen ningún sentido canónico ni significativo más allá de la mera provocación. Pude comprobar que estamos en un período de transición como dije antes al ver que este año me parece uno de los más flojos en cuanto a la calidad de lo exhibido, e incluso en las películas vistas en DVD o streaming, ninguno de los dos pudo hacer una lista de diez.

De todos modos, seguimos en pie y aquí van las listas.

Orlando Alomá:

Las diez mejores vistas en cine (por orden alfabético):

The Artist, (USA-Francia). Dir. Michael Hazanavicious; The Concert, (Francia-Rumania). Dir. Radu Mihaileanu; 50/50 (USA). Dir: Jonathan Levine; Le Havre (Francia). Dir: Ari Kaurismaki; Melancholia (Dinamarca-Suecia-Alemania). Dir: Lars von Trier; Midnight in Paris (USA). Dir: Woody Allen; NEDS (Gran Bretaña). Dir: Peter Mullan; Of Gods and Men (Francia) Dir: Xavier Beauvois; The Skin I Live In (España). Dir: Pedro. Almodóvar; The Time That Remains (Francia-B;gica). Dir: Elia Suleiman.

Documentales:Bill Cunningham New York (USA). Dir: Richard Press; Passione (USA). Dir: John Turturro.

Las mejores vistas en DVD:

Four Lions (Gran Bretaña). Dir: Christopher Morris

Resurrección del año en DVD:

Leon Morin, Priest (Francia 1961). Dir: Jean Pierre Melville.

Roberto Madrigal:

Las diez mejores vistas en cine:

My Joy (Alemania-Ucrania). Dir: Sergei Loznitsa; The Time That Remains (Francia-Bélgica). Dir: Elia Suleiman; Certified Copy (Francia-Italia-Bélgica). Dir: Abbas Kiarostami; 13 Assassins (Japón). Dir: Takashi Miike; The Skin I live In (España) Dir: Pedro Almodóvar; Meek's Cutoff (USA). Dir: Kelly Reichart; The Double Hour (Italia). Dir: Giuseppe Capotondi; Martha Macy May Marlene (USA). Dir: Sean Durkin; The Guard (Irlanda). Dir: John Michale McDonagh; The Imperialists Are Still Alive (USA). Zeina Durra.

Las mejores en DVD

Inhale (USA). Dir: Balthazar Kormakur; Lebanon (Israel-Francia-Líbano). Dir: Samuel Maoz; Uncle Boomee Who Can Recall His Past Lives (Tailandia-Gran Bretaña). Dir: Apichatpong Weerasethakel; When We Leave (Alemania). Dir: Feo Aladag; How I Ended the Summer (Rusia) Dir: Alexei Popogrebskli.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.