Actualizado: 23/09/2022 21:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Cine, Cine español, Bardem, Arte 7

Teque con humor

Esta película quizá resulta demasiado ambiciosa y algunas soluciones resultan pueriles, pero el balance general es positivo

Comentarios Enviar Imprimir

Una monserga anticapitalista que dibuja con detalle la figura del autócrata, puede ser fácilmente un ladrillo cinematográfico, pero en el caso de El buen patrón, el tema ha sido hilvanado con una eficaz y bien medida dosis de humor.

Julio Blanco es el dueño y gerente de una fábrica de básculas industriales (Básculas Blanco), que ha heredado de su padre. Es un tipo carismático, al parecer, querido por todos, que se jacta de tratar a sus empleados como familia. Se nos presenta dando discursos motivacionales y atendiendo a las necesidades más personales de sus empleados. La fábrica ha ganado numerosos premios y está a la espera de una inspección para ver si gana lo que considera el premio más importante de la industria, que el propio Blanco define como “el Oscar de las básculas”. En su vida privada, lleva un matrimonio rutinario, de pocas emociones y que no ha producido hijos.

Pero las cosas se complican. Un empleado que ha sido despedido monta una protesta frente a la fábrica, en un terreno público de donde no puede ser expulsado. Uno de sus jefes más importantes se ha vuelto errático porque la mujer lo engaña con un empleado de origen árabe. Un periodista quiere hacer un artículo sobre el empleado despedido. Otro empleado tiene problemas con su hijo y para empeorar las cosas, Blanco, quien parece inclinarse a escoger una de las becarias cada año para tener aventuras eróticas, escoge a una que le resulta un verdadero problema por razones que no voy a revelar.

La actitud de paterfamilias se va haciendo pedazos porque, en definitiva, Blanco todo lo hace por el “bien de la empresa”, que es por su bien, y por mantener el control total de lo que sucede ahí. Hace que todos dependan de él y también se muestra el poder que ejerce sobre la prensa local y los políticos. Sus sentimientos por el prójimo van quedando a un lado cuando se trata de su negocio y de su inmensa egolatría.

Javier Bardem, que es un gran actor, aquí hace uso de sus habilidades como comediante y ejecuta el rol sardónicamente, dándole al personaje suficiente humanidad, como para no odiar del todo sus defectos, ni admirar completamente sus virtudes. Es encantador cuando quiere y amenazante cuando le hace falta. Logra un balance excelente en la interpretación de un personaje muy bien desarrollado.

Confieso que fui un poco atemorizado a ver este filme. Fernando León de Aranoa (Madrid, 1968), director y guionista de esta obra, tiene una trayectoria curiosa. Sus dos primeros largometrajes fueron pasados por alto, pero con su tercero Los lunes al sol, un drama sobre unos desempleados, arrasó en el festival de San Sebastián y acumuló cinco premios Goya, además de un sinnúmero de otros laureles. Para mí no es más que un dramita proletario, con un mensajito demasiado obvio y moralizante. Contó con un elenco estelar que incluía a Bardem y a Luis Tosar.

Con Princesas, girando alrededor de unas prostitutas y su diario avatar, se me antojó que León de Aranoa sería una versión española de Kenneth Loach, ese tecoso director del proletariado británico. Luego, con Amador, comenzó a tratar el tema con cierto humor e imaginación. Se alejó del proletariado con A Perfect Day, un filme muy interesante y cargado de humor y luego realizó Loving Pablo, sobre un romance de una periodista con Pablo Escobar, interpretado por Bardem y Penélope Cruz, un filme bastante flojo.

Con El buen patrón, ha conseguido un filme en el cual el humor diluye la seriedad del tema para su bien, evitando caer en lo que pudo ser un filme militante. León de Aranoa tiene muy buen oído para los diálogos y también demuestra gran habilidad para manejar aspectos de la comedia de equívocos. El filme quizá resulta demasiado ambicioso y algunas soluciones resultan pueriles, pero el balance general es positivo.

Los actores secundarios, con personajes a veces caricaturescos, giran perfectamente alrededor de Bardem, que es el alma de la cinta. Todos son actores españoles muy veteranos, como Manolo Solo y Celso Bugallo, quienes han trabajado anteriormente con el realizador. Almudena Amor, en su primer largometraje, está muy bien como la becaria seducida y seductora, dando giros inesperados al personaje, lo que le valió una nominación al Goya a la Mejor Actriz Revelación. La fotografía de Pau Esteve Birba, se ajusta a los encuadres e iluminaciones convencionales del filme.

Aunque lejos de ser una excelente película, El buen patrón, entretiene y cuela su mensaje con menos obviedad de lo esperado. El filme ganó seis premios Goya, entre ellos el de mejor actor a Bardem, el de mejor película y de mejor dirección. Venció, para horror de muchos, a Madres paralelas, de Almodóvar, que, en mi opinión, es una película bien mala y un ejemplo de lo nociva que es la militancia en el cine. Es curioso que mientras Almodóvar ha perdido el sentido del humor en su cine, esa ironía que era su sello autoral, León de Aranoa lo ha ganado y su cine ha mejorado.

El buen patrón (España, 2021). Guion y dirección: Fernando León de Aranoa. Dirección de fotografía: Pau Esteve Birba. Con: Javier Bardem, Almudena Amor, Manolo Solo, Celso Bugallo y Tarik Rmili. De estreno limitado en todas las ciudades importantes de Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.