Actualizado: 06/12/2021 17:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Bond, Cine, Arte 7

Un Bond demasiado introspectivo y sensiblero

Este filme peca con una excesiva cantidad de referencias a otros filmes de Bond, que en realidad no pasan de guiños internos solo para entendidos y que lentifican la trama

Comentarios Enviar Imprimir

Siempre he tenido debilidad por los filmes de James Bond. Independientemente de que el intérprete fuera Sean Connery o George Lazenby, Roger Moore o Pierce Brosnan, David Niven o Timothy Dalton, hasta llegar a Daniel Craig, unos mucho mejores que otros, la franquicia ha mantenido un sello distintivo de entretenimiento: nunca se ha tomado en serio. La figura de Bond siempre ha sido la de un bebedor incansable, perseguidor de mujeres, que cumple sus misiones imposibles con la determinación de un decatlonista, apto para todo, con los recursos tecnológicos más avanzados a su alcance, los mejores autos y siempre en los paisajes más hermosos de la tierra, pero nunca perdiendo su debonair y su sentido del humor, perennemente con un chiste lacónico en la punta de los labios para restarle importancia a sus hazañas.

No Time To Die, la más reciente entrega de la serie, que será la última que protagonice Daniel Craig, también amenaza con ser la última aventura del personaje, ya que le ha concedido cierta gravedad y sensiblería al personaje, violando en parte los principios que han establecido la identidad de Bond en todos los filmes.

El filme comienza con Bond manejando su Aston Martin por la costa de Basilicata camino a Matera, acompañado de la doctora Madeleine Swann, protagonista de Spectre (2015), el filme anterior de Bond y protagonizado por la misma actriz, Lea Seydoux. Tras unas escaramuzas contra unos enemigos que Bond desconoce, se nos pasa a explicar un trauma de la infancia de Madeleine, quien milagrosamente se salvó de un ataque en el cual su madre fue asesinada.

Bond se encuentra retirado en Jamaica y es contactado por Felix, un agente de la CIA, para que lo ayude en una misión para rescatar a Obruchev, un científico ruso que hacía años había escapado de la Unión Soviética y se encontraba secuestrado en Santiago de Cuba. Ni Felix ni Bond saben lo controvertido que es el personaje en cuestión.

Tras aceptar la misión, Bond realiza un viaje increíble a un Santiago de Cuba impensable (filmado en realidad en unos estudios en las afueras de Londres y con unos exteriores rodados en Jamaica)) donde debe encontrarse con la agente Paloma, que será su contacto en la ciudad. Paloma, interpretada por la cubana Ana de Armas, es el personaje más breve pero más simpático y bondiano del filme. Por cierto, de Armas, quien dicen fue propuesta por el propio Craig, que había trabajado con ella en Knives Out, ha declarado que trató de que la filmación de su secuencia se hiciera en Cuba para “compartir la experiencia con su pueblo” y “que se utilizara un equipo de cubanos en la filmación”.

Luego se nos informa que Obruchev había robado los secretos de una misión encargada por M (de nuevo Ralph Fiennes), que desarrollaba una tecnología basada en códigos genéticos para eliminar enemigos específicos y la había entregado a Lyutsifer Safin, un hombre con una enfermedad de la piel que además lleva el trauma de que Spectre eliminó a su familia y que es el asesino de la madre de la doctora Swann y que quiere vengarse del resto de la humanidad.

Si todo esto suena enredado es porque lo es. No es que sea difícil de digerir, pero conduce a una trama lenta, alambicada y a ratos aburrida que, aun así, no justifica los 150 minutos de duración del filme.

Cary Joji Fukunaga (Beasts of No Nation, Sin Nombre) es un talentoso director que ha escrito, dirigido y producido filmes que tratan temas de conciencia social, aunque también ha dirigido episodios de la serie True Detective. Aquí demuestra que es obvio que sabe muy bien realizar secuencias de acción y de intriga, pero ha traído a Bond una intención de trascendencia, que se expresa en la imposición de un carácter introspectivo y meditabundo al pobre agente retirado, quien en momentos parece sermonear sobre la importancia del amor y el sacrificio personal. En el contexto de esta cinta, eso no pasa de sensiblería barata. Fukunaga es el responsable de estos fallos, ya que es co-responsable del guion.

Técnicamente, en la tradición de Bond, el filme está impecablemente realizado. Trucos, persecuciones, explosiones y peleas están perfectamente coreografiados. La fotografía del sueco Linus Sandgren (La la Land, American Hustle) da la justa iluminación y el enfoque que requieren las distintas localidades en que se filmó (Italia, Jamaica, Noruega y las Islas Faroe), así como los interiores de estudio. La canción inicial, compuesta y cantada por Billie Eilish está muy bien, a pesar de que ha sido criticada.

Todos los actores parecen divertirse en la interpretación de sus personajes, a pesar de cierta pesadumbre que los rodea. Pero el filme peca con una excesiva cantidad de referencias a otros filmes de Bond, que en realidad no pasan de guiños internos, solo para entendidos, que lentifican la trama y su larga duración se siente con demasiada frecuencia para una película que no debe pasar de ser un entretenimiento sin pretensiones.

No Time to Die (Inglaterra/Estados Unidos, 2021). Dirección: Cary Joji Fukunaga. Guion: Cary Joji Fukunaga, Neal Purvis y Robert Wade. Director de fotografía: Linus Sandgren. Con: Daniel Craig, Ana de Armas, Rami Malek, Lea Seydoux, Ralph Fiennes, Jeffrey Wright y Lashana Lynch. De estreno amplio en todo Estados Unidos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.