Actualizado: 18/07/2019 14:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Música

Yoruba americano

'Misa Afro Cubana', de Michael Philip Mossman y WDR Big Band Cologne, una ofrenda para el disfrute de los amantes del jazz latino.

Comentarios Enviar Imprimir

Michael Philip Mossman (Filadelfia, 1959) es uno de los principales protagonistas del jazz latino contemporáneo. Trompeta, trombonista, compositor y arreglista, comenzó su trabajo profesional a los 17 años. El saxofonista Anthony Braxton escuchó su pronunciación y lo reclutó cuando apenas tenía 20.

Integrante de la Afro Latin Jazz Orchestra, en el Lincoln Center de Nueva York, donde se desempeña como trompetista líder, ha colaborado asimismo en proyectos con importantes figuras del jazz internacional (Art Blakey-Jazz Messengers, Paquito D'Rivera, Tito Puente, Mario Bauzá, Lionel Hampton, Horace Silver, Gillespie, O'Farrill, Count Basie, Bebo Valdés…).

Con grado de maestría por la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey), dedica buena parte de su tiempo a la enseñanza del jazz en prestigiosos conservatorios de Estados Unidos (Oberlin, Manhattanville, Rutgers, Instituto de Arte de Verano de Nueva Jersey…).

Sus fraseos como trompetista subrayan signos heredados de la tradición be-hardbop Gillespie, Farmer, Dorham, Morgan y Hubbard), con vibrato expresivo aprendido de Bauzá-Chocolate Armenteros e "insinuaciones" free de Cherry. Su trombón se mueve por senderos que van desde Teagarden hasta Jay Jay Johnson, con asimilaciones muy bien digeridas de la escuela afroantillana-latina (Tizol, Generoso Jiménez, Pucho Escalante, Juan Pablo Torres, Turre…).

Trompetista preferido de los directores Bauzá y O'Farrill, estuvo presente en los últimos trabajos —944 Columbus y Pure Emotion, respectivamente— de estos dos grandes maestros, que lo marcan en sus afanes musicales. Paquito D'Rivera le da carnet de cubanía cuando lo llama a formar parte de la banda que graba el mítico álbum 40 Years of Cuban Jam Session (1993).

Entre sus producciones musicales como director, compositor y arreglista destacan Springdance (Claves, 1994), Mamá Soho (TCB, 1995) y El Orisha Suite (Universal Latino, 2003, nominado para un Grammy). Tres facturas discográficas que reflejan a un joven compositor-ejecutante preocupado por la topografía cubop-latin-hard, desde apasionados segmentos recitativos que recrean armónica y rítmicamente al danzón, al chachachá y al mambo, en homenaje a sus mentores: Bauzá, O'Farrill y Armenteros.

Con Torres y Laugart

Ahora aparece Misa Afro Cubana / Michael Philip Mossman / WDR Big Band Cologne (Termidor Musikverlag-Universal-Straight Songs, 2009), con el trombonista Juan Pablo Torres como invitado especial, y las colaboraciones de la vocalista Xiomara Laugart, el percusionista de Curazao Pernell Saturnino y el drums Mark Walker, en una apuesta celebratoria que rinde culto a los Orishas. Una liturgia que los integrantes de WDR Big Band Cologne asumen con complicidad amorosa.

Si en El Orisha Suite, Mossman tejía la trama, según él mismo, de una "metafísica del mambo", en correspondencia con el espíritu yoruba, en esta Misa… que nos ocupa, los ritos se conjugan en una narrativa de cruzamientos atemperados, en cifras resonantes y cálidas: cada instrumento "habla" desde su parcialidad tímbrica con absoluta naturalidad.

Una composición como La llamada de los antepasados, reveladora de los propósitos temáticos de todo el disco, traza una seductora atmósfera de encadenamientos armónicos y rítmicos como índice de cada una de las piezas. Así, la voz de Xiomara Laugart dibuja las motivaciones justicieras de Oyá, los juegos de Orinchalá, la luz de luna de Yemayá o el jubileo gozoso —homenaje a Bauzá— de una pieza antológica, Mario's Lullaby, donde Juan Pablo Torres nos regala un inolvidable solo.

Mossman asume los riesgos de un recital como este, y estructura una puesta en escena en progresiones motivantes que dialogan entre sí: fusión de estilos y modos que borran los límites geográficos de la música. Los alemanes derraman una naturalidad y sutileza tan convincentes, que por momentos parece que escuchamos una banda latina.

Dos incursiones discográficas de Paquito D'Rivera (Latin Rhythms-The WDR BigBand, 2002; Improvise-One, 2009) con estos músicos teutones, confirman el "temperamento afroantillano" de cada uno de los integrantes de WDR. El trompetista de Filadelfia, en su condición de conductor, sabe transmitir los parámetros de la ceremonia afrocubana, en un atinado balance de colores que transitan los espacios de la oración-rezo (La justicia de Oyá), el mambo-cha-descarga (Las aguas caprichosas) o el bolero-mambo (Atestación).

Los instrumentistas hacen gala de su virtuosismo, siempre en los bordes de una atenuada tensión emocional: el saxo tenor Olivier Peters, el drums Mark Walker, el percusionista Pernell Saturnino, el trompeta John Marshall o el flautista Grégoire Peters, construyen hebras de una acústica que resume oficio depurado y el desborde de un swing que se agradece.

El guajiro Juan Pablo Torres se pasea airoso por todo este libro musical con su "trombón sonero", que va tejiendo espacios inolvidables: unas veces en complicidad con el clarinete (La almas gemelas); otras, desafiando a las percusiones y al piano (Atestación, Orinchalá, Marios'sLullaby) en montuneos irreverentes y sabrosos.

El universo de O'Farrill

Esta Misa Afro Cubana nos remite a cuatro cosmos de la música cubana: Afro-Cuban Jazz Suite, The Second Afro-Cuban Jazz Suite, ambos de O'Farrill; Afrocuban Jazz Suite 1, de Bebo Valdés; y Misa Negra, de Chucho Valdés e Irakere.

O'Farrill construye desde el bebop un discurso portentoso y totalizador (rumba, bolero, mambo, cubop); Bebo recrea el sonido de su Orquesta Sabor de Cuba, en contubernio con el saxo tenor Reinón. Desde las tonalidades de su ritmo batanga, consigue una suerte de repaso por los principales tiempos de la música afrocubana. Chucho indaga en las raíces yorubas y las fusiona con elementos rítmicos del rock (Corea, Hankock) y armonías modernas del hard y del free jazz (Coltrane, Coleman, Shorter), consiguiendo un híbrido de antropología musical que muchos, todavía hoy, no aceptan.

Mossman se inserta más en el universo de O'Farrill: el sonido del disco que comentamos oscila en los melismas y coloraturas orquestales del autor de Chico's Chachachá.

Misa Afro Cubana es un compendio musical que se escucha con placer: WDR Big Band Cologne y Michael Philip Mossman saben mambear y columpiarse en las redes de las celebraciones afrocubanas. Nueve composiciones escritas, arregladas y conducidas por un joven trompetista norteamericano enamorado de la música cubana, que son ofrendas para el disfrute de los amantes del jazz latino.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

Michael Philip Mossman, Michel Camilo, Paquito D'Rivera, Israel Lopez "Cachao", Cliff Almond, Guarionex Aquino, música

'Caribe'

Michael Philip Mossman junto a Michel Camilo, Paquito D'Rivera, Israel Lopez "Cachao", Cliff Almond y Guarionex Aquino.

Últimos videos