Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Videojuegos, Política

“Evolución”, videojuego cubano con temática política

Creado por un colectivo internacional de desarrolladores llamado Quimbumbia con un alto componente cubano, el videojuego está protagonizado por Manolito, un policía de la Isla que “huye para no ser alcanzado por el Statu quo”

Comentarios Enviar Imprimir

El proyecto Quimbumbia.org presenta Evolución, un videojuego con temática política, informaron los creadores en comunicado de prensa recibido en CUBAENCUENTRO.

El videojuego se encuentra a disposición de los usuarios en este sitio desde el pasado 14 de abril, “con el objetivo de optimizar un producto interactivo que, además de entretener, también contribuya a la discusión horizontal sobre el papel que puede tener la sociedad civil cubana”.

De acuerdo a sus creadores, Evolución trata sobre la “inevitabilidad del cambio en Cuba” y está protagonizado por Manolito, “un policía que huye para no ser alcanzado por el Statu quo” y que busca un cambio que beneficie a la mayoría de los cubanos en temas como el el acceso a la información, la libertad económica, la lucha contra la corrupción o la libertad de viaje.

El videojuego consta de cinco niveles, divididos a su vez en cuatro subniveles cada uno, y a medida que el personaje de Manolito avanza en sus misiones cotidianas, su aspecto externo va cambiando.

Evolución ha sido creado por un colectivo internacional de desarrolladores llamado Quimbumbia, que posee un alto componente cubano, añade la nota.

La página web de este colectivo es, según indican los creadores, “un espacio ideal para que los cubanos propongan ideas de videojuegos sobre la realidad de la nación y discutan abiertamente acerca de los temas planteados por Evolución y otros videojuegos que desarrolle el colectivo Quimbumbia con posterioridad”.

Evolución se encuentra en etapa de lanzamiento y reconocimiento, insertado en la corriente de lo que se ha denominado “serious games” o “juegos serios”, pues está diseñado de manera tal que el entretenimiento se fusiona con la transmisión de ideas que se circunscriben, a su vez, al ámbito de la ética, la política o la vida en sociedad, agregan.

La versión subida hasta el momento, indican, es un modelo premium gratuito, cuya “intención inicial es darse a conocer para, tras recibir los primeros comentarios y evaluar la retroalimentación, compartir dentro de aproximadamente dos semanas una versión final”.

Asimismo, se proponen a corto plazo trasladar el videojuego a Facebook “para el disfrute y la reflexión de todos sus usuarios, pero en especial los cubanos”.

En estos momentos, los interesados podrán jugar en línea en el sitio web y próximamente podrán contar con la versión final disponible para descarga.

Sin embargo, los desarrolladores subrayan que, teniendo en cuenta las dificultades que afrontan la gran mayoría de los cubanos para conectarse libremente a Internet, están dispuestos a enviar por correo electrónico una versión para evaluación a todos los cubanos que lo soliciten, “siempre y cuando estén inscritos en la página de www.quimbumbia.org, estén registrados en el foro del sitio con un correo electrónico o escriban directamente al email [email protected]”.

Evolución es una oportunidad para, a partir del juego con la realidad, intentar ampliar el diálogo horizontal e inspirar un sentido de compromiso con las circunstancias actuales y la idea de que cada individuo tiene la posibilidad de participar e influir en el cambio al que la nación cubana se aboca”, concluye la nota.

Reseña del videojuego, según los creadores

Aunque la clasificación de “serious games” o “juegos serios” se definió desde 1970, no es hasta hace aproximadamente una década que el término se generalizó en el sector de los videojuegos, y durante los últimos años ha crecido el interés por ellos al considerárseles como una de las mayores potencialidades de la comunicación audiovisual. Influida por esta corriente es que se erige la más reciente creación del colectivo Quimbumbia: Evolución.

Evolución es un videojuego que se inserta en cuestiones que, aunque cotidianas, resultan trascendentales para la Cuba de hoy. Manolito es un policía que se transforma interna y externamente a medida que corre para no ser alcanzado por el Statu quo, en busca de un cambio que beneficie a la mayoría de los cubanos en temas como el acceso a la información, la libertad económica, la lucha contra la corrupción o la libertad de viaje.

Al igual que otros ejemplos exitosos como Darfur está muriendo, Contra viento y marea y Food-Force, Evolución es un videojuego con contenidos socio-políticos. Sin embargo, no es un juego que signifique una beligerancia frontal contra el sistema cubano, pues la inevitabilidad del cambio es piedra angular de la ética marxista y la dialéctica de la historia. No obstante, sí se trata de sumar un sentido de urgencia hacia un cambio que es necesario e inevitable.

Como “juego serio” al fin y al cabo, Evolución aporta determinados valores que van más allá del mero entretenimiento, aunque sin menoscabar esta función primigenia de todo videojuego, y agregando otras, como la concientización, la creación de sensibilidad sobre temas sociales a partir de un proceso lúdico, y la proposición de una nueva forma más dinámica y creativa de hacer periodismo ciudadano. Además, es un videojuego que funge como instrumento para impulsar la reflexión política con la mayor objetividad posible y sin odios añejos; que fomenta un debate mayor sobre la utilización de Internet como un derecho inalienable; y que promueve las potencialidades de las nuevas tecnologías como formas novedosas de incitar sensibilidades dormidas y expresar nuevos tipos de recepción, disfrute y apropiación.

Por otra parte, al hecho de que Evolución desdeña la absoluta fantasía para anclarse directamente en la realidad, se suma una impronta estética donde los escenarios y personajes revelan rasgos de evidente cubanía. Incluso los personajes de fondo que no tienen ninguna interacción con el jugador, contribuyen a confirmar un legado de la animación cubana, materializado en las Chunchas de Gaspar González o en los campesinos que, machete al ristre, recuerdan a los Valdés de Juan Padrón. Además, los creadores de Quimbumbia también beben de la herencia gráfica de otros como Mario Rivas, con sus históricos bohíos, o del humor cáustico de los Filminutos de Tulio Raggi o los Para Curiosos de Ernesto Padrón.

Conforme Manolito avanza por La Habana, la campiña o la playa, se descubren hitos culturales perfectamente distinguibles: la palma real, las banderas de la estrella solitaria, los almendrones y cocotaxis, la clave cubana que se escucha como música de fondo, las libretas de abastecimiento, los sombreros de yarey, los edificios de microbrigada, y esa marcada inclinación que tiene el cubano por el humor como expresión de la burla y el choteo nacional ante todo y para todo, incluso con las desgracias individuales o colectivas. Ahí esté el sello de Evolución: un juego serio para reír y divertirse un rato, lo cual resultaría paradójico si no entrasen en la ecuación la discusión y la reflexión que puede suscitar.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.