Actualizado: 23/07/2021 23:16
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cultura

Prensa, Intelectuales

Guillermo Rodríguez Rivera critica el “secretismo” y la censura en la prensa cubana

“La excusa para ocultar una noticia es, casi siempre que, el saberla, laceraría la conciencia revolucionaria de nuestro pueblo. Y ello es subvalorar al pueblo que tenemos”, subraya el poeta y académico

Comentarios Enviar Imprimir

El poeta y académico cubano Guillermo Rodríguez Rivera ha criticado la situación de la prensa en Cuba con una llamada a cambiar su sistema y divulgar criterios aparte de la “política oficial”, en un artículo que reproduce el blog del cantautor Silvio Rodríguez.

El texto, escrito inicialmente para la revista cristiana “Espacio Laical”, asevera que el sistema actual de la prensa cubana “no funciona adecuadamente” y advierte que “la burocracia que se opone a los cambios hará todo lo que pueda para evitar” que los medios informativos participen de las transformaciones en la Isla.

“Espero que esté al producirse un cambio en el funcionamiento de nuestra prensa. No podrá ser solo un cambio de figuras, aunque ese cambio pueda estar incluido. Si el sistema sigue siendo el mismo, los resultados serán iguales o muy parecidos”, afirma Rodríguez Rivera.

El poeta critica el llamado “secretismo” de los medios cubanos, así como la censura y la invocación del principio de “seguridad nacional” y “unidad” para acallar aspectos negativos sobre la realidad del país.

En opinión de Rodríguez Rivera “la defensa de la Revolución y de la patria no es la defensa de las administraciones que funcionan mal”, y recuerda que el presidente Raúl Castro ha esgrimido la necesidad de “un cambio de mentalidad” en el país.

“La excusa para ocultar una noticia es, casi siempre que, el saberla, laceraría la conciencia revolucionaria de nuestro pueblo. Y ello es subvalorar al pueblo que tenemos”, subraya Rodríguez Rivera.

En su artículo, él propone que debería existir un “cuerpo colegiado” de dirigentes, trabajadores y personalidades de “probada autoridad” que proponga a los directores de los diversos medios informativos de la Isla por un período de tres años.

Apunta que esos directores deberían tener “plena autoridad” para publicar contenidos y solo serían “impugnables” por divulgar información falsa o que atente contra la seguridad del país, y ocultar informaciones que deben ser conocidas.

Tras publicar el artículo en su blog “Segunda cita”, el cantautor cubano Silvio Rodríguez se sumó hoy al debate opinando que la mayoría de los periodistas en Cuba “estarían conformes” con discutir o poner en práctica las propuestas del texto “para encontrar soluciones a la trabazón lamentable que sufre nuestra prensa”.

En otras declaraciones recientes, el músico deseó no tener que enterarse de lo que pasaba en su país “por la prensa de afuera” y llamó a “desbaratar a la burocracia inmovilista” en Cuba.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.