Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Béisbol: Grandes Ligas

Calentando motores

Análisis, pronósticos y opiniones sobre los jugadores cubanos que participan en la recién inaugurada campaña.

Comentarios Enviar Imprimir

Recién ha comenzado la temporada de 2008 de las Grandes Ligas y ya son varios los interrogantes y atractivos de los peloteros cubanos que participarán a lo largo de estos seis meses en el mejor béisbol del mundo. Aquí va un pequeño análisis de algunos jugadores, así como pronósticos y opiniones. En fin, material para debatir e ir calentando motores.

Yuniesky Betancourt (289 AVE, 9 HR, 67 CI) tiene por tercera temporada consecutiva la posición de torpedero de los Marineros de Seattle. Rikimbili, como le llaman, se ha convertido en un campo corto estable, con más de 530 veces al bate en las dos últimas campañas. Es rápido, con un guante prometedor para ganar el Guante de Oro, y su juventud avizora un futuro esplendoroso en esta pelota. Puede ser una de las piezas clave de su equipo para llegar a los play-offs en esta campaña.

Betancourt está proyectado para ser el noveno bate en la poderosa alineación de los Marineros. Si se convierte en un bateador más paciente, que pueda recibir más de las 15 bases por bola de 2007, aumentará su valor ofensivo notablemente. Recientemente, recibió el honor de parte de los scouts, en una votación donde fue elegido segundo mejor jugador de cuadro defensivo, detrás del dominicano José Reyes.

Yunel Escobar (326, 5, 28) está ante la oportunidad de su vida. Comenzó de regular en el campo corto de los Bravos de Atlanta, como segundo bate, algo que de por sí tiene mucho mérito. El habanero tiene que demostrar en su segundo año que puede aguantar todo el ritmo de la dura temporada. A golpe de calidad en el terreno de juego, se ganó la confianza de los Bravos y de su manager, Bobby Cox, lo que hizo que dejaran ir al colombiano Edgar Rentería, toda una estrella en la posición.

Escobar luce en condiciones para lograr mantenerse por muchos años en las Ligas Mayores. Su bateo, defensa y rapidez lo avalan. Queda ver si puede igualar a Betancourt y mantenerse estable en la difícil posición número seis. Empezó bateando delante de Chipper Jones, Mark Teixeira y Jeff Francoeur, lo cual significa un enorme peso sobre los hombros de este joven pelotero. Tiene una oportunidad que pocos jugadores cubanos han experimentado.

Liván Hernández (11-11, 4.93) ha abierto la temporada por octava vez, en sus once años en Grandes Ligas, con su nuevo equipo, los Mellizos de Minnesota. Al derecho le toca llenar un gran vacío, nada más y nada menos que el de Johan Santana, considerado por muchos el mejor pitcher del béisbol.

El veterano se enfrentará a rivales poderosos en la Liga Americana y en su división, con los Tigres de Detroit, Indios de Cleveland y Medias Blancas de Chicago. Los Mellizos cuentan con el menor de los Hernández para la temporada, tras el cambio de Santana y la tardía recuperación de Francisco Liriano. Es el primer abridor de esa novena. Por primera vez en su carrera, Liván no tiene el beneficio de usar su talento ofensivo.

Se puede afirmar que Orlando El Duque Hernández (9-5, 3.72) casi no tiene rivales en el béisbol: los ha derrotado a lo largo de los años. Su único rival, que en cada temporada asoma con fuerza, son las lesiones. Esta vez es el pie derecho. Son muchas las entradas lanzadas por este monstruo del pitcheo. Ya cuenta con casi 100 victorias en las Mayores, a pesar de haber llegado con avanzada edad. ¿Quien negaría la entrada de este hombre al Salón de la Fama del béisbol norteamericano de haber desarrollado toda su carrera en Grandes Ligas?

En esta temporada, el pitcher está tratando de cambiar su estilo de lanzar, para aliviar la incomodidad que le produce. Una posibilidad viable es que los Mets lo utilicen en el bullpen, pero Orlando no desea esta opción. Además, después de esta campaña, quedará como agente libre y eso no sería lo mejor para su carrera. Ha comenzado la temporada en la lista de lesionados, los años le están pasando factura al ex industrialista.

Éxitos y fracasos

Lo que ha logrado el pinareño Alexei Ramírez es casi increíble. Salió de la Isla en septiembre de 2007, en diciembre firmó un contrato con los Medias Blancas de Chicago, y este abril abrió en el center field, como sexto bate de este equipo. Sencillamente, nadie podía pronosticar eso. Es el primer bateador cubano en la historia de las Grandes Ligas que no pasa por las Menores. Su bateo y versatilidad en el entrenamiento primaveral fue la clave: disparó para 358, con dos jonrones y 18 carreras empujadas.

Puede jugar varias posiciones, desde el campo corto hasta los jardines, pasando por la intermedia, lo que le ha dado la titularidad en el jardín central. Queda por ver cuán rápido se ajusta a este tipo de béisbol, donde la variedad de pitcheos puede resultar complicada. Desde ya, el vueltabajero, con su actuación en el entrenamiento primaveral, se merece una oportunidad en la Gran Carpa.

La de 2007 fue una temporada desastrosa para José Ariel Contreras (10-17 5.57). Con una primera parte que merece quedar en el olvido, sus números de entonces no son su mejor carta de presentación. Pero el pinareño todavía está fuerte, y puede despuntar y volver a convertirse en un abridor confiable para los Medias Blancas de Chicago. Es el cuarto abridor de esa novena.

Brayan Peña (212, 1, 3) tuvo excelente temporada invernal en la Liga Dominicana, al extremo de ganar el MVP (Jugador Más Valioso). Hasta ese momento su bate no había rechinado al mejor nivel, pero esos meses en el Caribe podrían ser un mensaje claro: el muchacho sí puede batear en las Mayores. Quizá tenga que moverse de la receptoría. La oportunidad le puede llegar a medio tiempo, o por lesiones de los titulares en la inicial o en los jardines, o como él ya insinuó antes, en un cambio hacia otro equipo que sí lo necesite como regular.

Kendry Morales (294, 4, 15) lo hizo bien en el entrenamiento primaveral y se merece un puesto como regular. Aunque para su desgracia, se encuentra en una novena colmada de estrellas, donde hasta la posición de bateador designado se torna más que complicada. En el entrenamiento lo hizo inmejorablemente, con un promedio de 385, dos jonrones y ocho empujadas. Debe buscar un cambio para otro equipo de menor peso, que le dé oportunidad de jugar día a día y demostrar que está listo para el mejor béisbol del mundo.

Morales necesita estabilidad ofensiva con el madero en la mano cuando le llegue otra oportunidad. Los Angelinos de los Ángeles tienen demasiadas figuras consagradas en varias posiciones y el prometedor ex industrialista comenzará la temporada en Triple A.

Danys Báez (0-6, 6.44), de los Orioles de Baltimore, fue operado en septiembre pasado del codo, lo que se conoce como cirugía Tommy John. Es casi seguro que el pinareño perderá toda la campaña de 2008. Es el cubano con más juegos salvados en la historia de las Mayores, con 114.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.