Actualizado: 22/05/2024 18:46
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Béisbol

Favoritismo inducido

A pesar de los privilegios de que disfruta, Industriales dejó una pobre impresión en la pasada Serie Nacional.

Comentarios Enviar Imprimir

Con la temprana eliminación del equipo Industriales de las series de postemporadas, que decidieron el campeón de la 47ª edición de la Serie Nacional, cayó algo más que un favorito precompetencia.

El conjunto mimado del béisbol de la Isla, equipo insignia y emblema del pasatiempo nacional, máximo ganador de las Series Nacionales, fue eliminado por tres juegos a cero por Pinar del Río, clasificado que menos victorias alcanzó en la temporada regular y que a duras penas obtuvo su boleto para los play-offs.

El representativo de la capital dejó una pobre impresión, al encajar la friolera de 24 carreras en contra en el primer juego de su serie de cuartos de final. Fue incapaz de impulsar la carrera necesaria en el momento oportuno, amén de un inseguro cuerpo de lanzadores, cuajado de nombres ilustres que no pudieron contener el empuje de la ofensiva pinareña, que no fue ni con mucho de las más temibles.

Baste recordar que en el desafío en que se selló su suerte en el torneo, los lanzadores azules concedieron nada menos que diez bases por bolas, demasiadas para aspirar a la victoria en ese nivel.

El hecho de que el eterno favorito pasase del segundo al quinto lugar o que tampoco, en su fugaz paso por los play-offs, mostrara la garra y el espíritu competitivo que le faltó durante la campaña regular, contrastó con los privilegios que lo han favorecido en los últimos años y que no tienen precedentes en la historia deportiva universal.

A las ventajas que implica representar a la capital, provincia más poblada y principal receptora de los flujos migratorios internos —no son pocos los jugadores de otras regiones que integran la nómina de los equipos capitalinos—, se agrega que Ciudad de La Habana es la única provincia que cuenta con dos equipos en el béisbol elite. Cada año los jugadores que destacan en Metropolitanos son cooptados para reforzar el equipo Industriales. Así, jóvenes y talentosos atletas que podrían jugar como titulares en otras novenas se malgastan en la reserva del plantel más amado y odiado del béisbol nacional.

Simplemente, alguien "desde arriba" tomó la determinación, no sé con qué criterio y objetivo, de fortalecer a uno en detrimento de los otros y esa decisión es incuestionable e inapelable. Resulta increíble que Industriales sea el único equipo del mundo que juega con su sucursal en su propia liga, pero lo es más que esto suceda ante la pasiva mirada de los perjudicados, provincias y equipos, que admiten sin protestar el absurdo privilegio que los coloca en franca desventaja.

Asignaturas pendientes

Este mecanismo de favoritismo inducido provoca no pocas polémicas entre los aficionados y, en su momento, algunos tímidos comentarios de la prensa especializada, que nunca cuestiona a fondo los diseños e imposiciones de las autoridades. De cualquier manera, confirma la atrofia institucional y las carencias cívicas que padecen los ciudadanos cuando desde el poder se vuelve a hacer gala de la más rampante arbitrariedad.

Tal vez algún día el diseño de fortalecer a Industriales sea eliminado y entonces las críticas se extiendan y profundicen. Por ahora, esa práctica siembra un desequilibrio nocivo para el béisbol y acomoda tanto al principal equipo de la capital, que puede dañar su disposición de juego y rendimiento competitivo.

Ni siquiera en el deporte rentado, donde el poder económico y las ganancias juegan un papel primordial, es imaginable un fenómeno de este tipo. Las Ligas Mayores en Estados Unidos cuentan con varias regulaciones para garantizar un admisible equilibrio en las posibilidades de los contendientes. Un equipo puede contar con amplios recursos financieros para fortalecer su nómina, pero nunca con un instrumento administrativo que le conceda ventajas sobre sus adversarios.

Entre estas regulaciones, destaca una especie de impuesto que deben pagar los equipos que se excedan de una cifra determinada en el total del monto de salarios por temporada. Arancel este que se ha visto obligado a pagar Yankees de Nueva York, que a pesar de la constelación de estrellas que exhibe en su nómina y los montos que desembolsa, ha visto cómo la victoria se le ha hecho esquiva en los últimos años.

Por acá, el equipo historia decepcionó a sus fieles seguidores y con su pobre actuación restó emoción a las esperadas series finales. El ingenio satírico de la gente llevó a algún aficionado a afirmar que para la próxima temporada conjuntos de otras provincias serán objeto de despojo para seguir fortaleciendo a un favorito que ni gozando de extendidos privilegios logró acercarse a la actuación esperada.

Varias asignaturas pendientes tiene el béisbol nacional de cara a enfrentar el reto de hacer valer en el terreno la calidad competitiva y la supremacía internacional que ha mantenido tradicionalmente.

Entre estas, incrementar el roce internacional de sus jugadores; mejorar el pensamiento técnico-táctico de atletas y directivos, así como el somatotipo y la velocidad de sus atletas; imaginar una estructura de competencia que garantice mayor calidad en las Series Nacionales y elimine el triste espectáculo de los estadios casi vacíos; y, sobre todo, lograr que Industriales continúe siendo un buen animador de la pasión nacional sin poner en desventaja al resto de los contendientes.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.