Actualizado: 29/11/2021 15:04
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Deportes

Béisbol: Grandes Ligas

Los Cardenales se llevan el triunfo

Con esta victoria, el equipo de San Luis se ha convertido en la segunda franquicia con más títulos en Series Mundiales.

Enviar Imprimir

Con una excelente actuación monticular del derecho Jeff Weaver en el último juego, los Cardenales de San Luis vencieron cuatro carreras por dos a los Tigres de Detroit, para llevarse la Serie Mundial en cinco partidos y terminar con una sequía de 22 años sin ganar un campeonato.

El equipo de San Luis se recuperó de varias lesiones a lo largo de toda la temporada, que habían impedido su clasificación hasta el último fin de semana de la campaña. Con sólo 83 victorias, se ha convertido en el campeón mundial con menos triunfos en la campaña regular. Los Cardenales vencieron a los Padres de San Diego y a los Mets de Nueva York en los play-offs anteriores, y pocos los daban como favoritos por las lesiones y su récord en la recta final. Pero ahí están, asombrando al mundo del béisbol como justos campeones.

Albert Pujols, Scott Rolen, David Eckstein, Yadier Molina y los lanzadores Jeff Suppan, Jeff Weaver, Anthony Reyes y el estelar Chris Carpenter, además del taponero Adam Wainwright, cargaron el equipo a hombros en los últimos desafíos.

Una cantidad inusual de errores echó por tierra todo el trabajo que los Tigres de Detroit habían desplegado a lo largo de la campaña y los play-offs. Ocho errores, cinco de ellos de parte de los lanzadores, sirvieron para regalar ocho carreras sucias a los Cardenales, algo totalmente inaceptable si se quería ganar una serie tan corta como lo fue esta.

Por primera vez en la historia de las Series Mundiales, los lanzadores de un equipo cometen errores en los primeros cinco encuentros. En los 162 juegos de la temporada regular, la plantilla de lanzadores de Detroit cometió 15 pifias.

Los errores en tiro a las bases de Joel Zumaya en el primer juego, del dominicano Fernando Rodney en el cuarto partido y de Justin Verlander en el quinto costaron varias carreras en momentos cruciales, además de pifias claves del tercera base Brandon Inge y del jardinero central Curtis Granderson.

A la ofensiva ocurrió otro tanto: los bateadores felinos lucieron desajustados. Plácido Polanco, quien conectó en los play-offs para average de 470 producto de 16 hits en 34 veces al bate, se fue en blanco en 17 turnos ante los lanzadores de San Luis, por lo que quedó a cinco del récord de Dal Maxvill, de los Cardenales de 1968.

Además, otros artilleros clave, como Craig Monroe (150), Granderson (095), Iván Rodríguez (158) y Magglio Ordóñez (105) no batearon como se esperaba.

Quizás al final afectó a los Tigres los siete días que disfrutaron de descanso entre el final del campeonato por la Americana y el inicio de la Serie Mundial. Los errores en tiro a las bases y la mala forma ofensiva son fallas en la mecánica del juego, y la inactividad afecta en ese sentido.

David Eckstein fue elegido Jugador Más Valioso de la Serie, al batear de 22-8 con cuatro empujadas, tres anotadas y tres dobles. Conectó ocho hits en los últimos tres partidos, después de irse en blanco en sus primeros nueve turnos al bate.


« Anterior12Siguiente »